¿Qué posibilidades hay que animales que viven en Chile provoquen una nueva pandemia?

Debido a la muerte de millones de visones en Europa, contagiados con el nuevo coronavirus, especialistas de la U. de Chile analiza la posibilidad que algún animal salvaje en Chile pueda contagiarse y convertirse en un vector y transmisor de la enfermedad.




Un virus pandémico, con un origen zoonótico y que surgió en China debido al contacto estrecho del ser humano con algún animal como un pangolín, que a su vez, se infectó probablemente desde un murciélago.

Esa es la explicación más aceptada para el origen del Sars-CoV-2, el coronavirus que causa Covid-19 y que ahora tiene a todo el mundo viviendo una pandemia.

Aunque es un virus que hoy está circulando entre las personas, el que sea de origen zoonótico supone también un riesgo de hacer el salto ahora a la inversa y contagiar a una nueva especie animal.

Ha ocurrido en las últimas semanas. Millones de visones fueron sacrificados en Dinamarca cuando se descubrió que trabajadores de una granja en el que criaban a estos animales para aprovechar su piel, se enfermaron de Covid-19 pero, tras el análisis, supieron que se trataba de una cepa distinta. ¿Qué pasó? Un trabajador de la granja se enfermó, contagió a un visón que también se infectó y enfermó, contagiando también a los otros animales que estaban hacinados junto a él y algunos murieron. El virus mutó y otro trabajador se enfermó con esta nueva cepa.

El virus se ha encontrado en otras granjas de visones en España, Grecia, Polonia, Suecia y recientemente en Francia. También se ha sabido casos de gatos y perros contagiados con esta versión de Sars e incluso en Chile, veterinarios que han investigado el contagio animal, hay encontrado su presencia en gatos y perros.

Según el sitio web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés), aún no se conoce el origen exacto del brote actual de la enfermedad, pero sí se sabe que se originó en un animal (murciélago), y aunque no existe evidencia de que los animales tengan un papel importante en la propagación del Sars-CoV-2, el virus que causa el Covid-19, a las personas, si reconoce que es necesario hacer vigilancia y completar estudios para seguir aprendiendo.

También menciona que se conocen algunos casos de transmisión desde el humano hacia las mascotas y el conocido caso del tigre infectado en el zoológico de Nueva York, Estados Unidos.

¿Cuál es el real riesgo de infectar a los animales y que estos re-contagien al ser humano?

Víctor Neira, académico e investigador del Laboratorio de Virología Animal de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (Favet) de la Universidad de Chile, explica que si bien se trata de un virus zoonótico, hoy el riesgo está principalmente entre los seres humanos, donde este virus ha demostrado transmitirse de manera muy eficiente.

Foto de archivo de unos visones en una granja cerca de Naestved, en Dinamarca. Nov 6, 2020. Ritzau Scanpix/Mads Claus Rasmussen via REUTERS

“El mayor riesgo hoy día es entre las personas. En dos o tres años más, no sabemos, pero hoy el virus se transmite entre las personas”, indica. En pruebas experimentales se ha visto que otros animales se pueden contagiar, gatos, perros, felinos, en general. Se ha visto también ese contagio en la práctica, en la vida real, pero son pocos casos y todos de transmisión desde el ser humano a sus mascotas, por contacto estrecho. “No hay evidencia que un gato o un perro pueda contagiar a una persona”, agrega.

Visones y hurones han demostrado ser una especie capaz de contagiarse, enfermar y en algunos casos morir cuando se infectan con el Sars-CoV-2. “Lo que ha ocurrido en las granjas de visones es por el nivel de hacinamiento que tienen los animales y porque los trabajadores de esos lugares no han tomado los resguardos respectivos y han contagiado a los animales y estos a su vez, a otros trabajadores. “Como están todos los animales juntos, si se enferma uno, se enferman todos y en el ambiente, aumenta la carga viral”, dice Neira.

En el sur del país, existen visones, animales que hace años llegaron como parte de la industria peletera y que luego se escaparon o fueron liberados cuando el negocio dejó de ser rentable.

“Es una especie invasora”, reconoce Neira. Pero al estar en la vida libre, no es riesgo para la población chilena. “Son salvajes, es casi imposible que contagie a un persona, porque no están en contacto estrecho como una personas con su mascota. Si una persona llegara a contagiar a un visón, el riesgo que transmita la enfermedad a sus pares, también es menor, porque se trata de animales territoriales”, en ningún caso están hacinados, explica el académico de la U. de Chile.

Los animales que sí están en granjas, como aves, cerdos y vacunos, no transmiten el virus Sars-CoV-2 y además forman parte de los programas de vigilancia que tiene establecido el Servicio Agrícola y Ganadero, dice Neira.

Visones y también los hurones son más susceptibles al virus. En el caso de estos últimos, sí podrían contagiarse cuando son criados como mascotas y tienen contacto estrecho con las personas de la casa en la que vive. “Los hurones, visones y los gatos, tienen un receptor del virus muy parecido al receptor de los seres humanos (ACE2), indica el investigador.

Junto a su grupo, entre mayo y septiembre de este año, realizaron pruebas en animales domésticos y recientemente publicaron los resultados: en un muestreo de 17 gatos y 10 perros de la Región Metropolitana, cuyos dueños fueron diagnosticados con COVID-19, se comprobó que los gatos pueden contagiarse con el SARS-CoV-2 de sus dueños.

En ellos, la enfermedad se presenta con algunos síntomas leves. En todo caso, el estudio muestra que no existe ninguna evidencia que indique que los gatos tengan un rol en la pandemia del Sars-CoV-2, los casos que se encontraron de gatos contagiados, fue el dueño humano el que contagio al animal.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.