El orangután en peligro crítico de extinción que atesora el Buin Zoo

Autor: Carlos Montes

Aunque el gobierno de Indonesia asegura que la población de la especie se ha recuperado, científicos difieren de este análisis.


El orangután de Borneo se encuentra en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), catalogado como especie en peligro crítico de extinción. Chile, más precisamente Buin Zoo, es el único afortunado en Latinoamérica en tener una especie bajo su cuidado. Se trata de Sandai, macho nacido el 20 de agosto de 1993, quien acaba de cumplir 25 años.

Pese a las advertencias de diferentes entidades internacionales, como la mencionada UICN y Greenpeace, el Gobierno de Indonesia, lugar donde habitan gran parte de los orangutanes silvestres del mundo, sigue causando problemas a la especie, a través de diferentes prácticas que han aumentado su extinción, tales como la caza, deforestación y destrucción del hábitat por expansión de las ciudades. Incluso, recientemente declaró que la población de éstos iba en aumento (10%), por lo que su peligro de extinción ya no era tal y comenzaba un camino de recuperación de la especie a nivel silvestre.

Esta información fue duramente criticada y desmentida por la comunidad científica, quienes señalan que la población de orangutanes de Borneo no ha crecido, por por el contrario, su peligro de extinción es cada vez más crítico.

Sandai en las instalaciones de Buin Zoo

Sandai, el único ejemplar de orangután de Borneo puro (hay otros que son mezcla con orangután de Sumatra) en la región, arribó al país en 2014 proveniente de Francia. Ezequiel Hidalgo, director de conservación e investigación de Buin Zoo, señala que el gobierno de Indonesia tiene intereses creados, pues en el mundo no hay más de 30 mil ejemplares, aproximadamente. “La información entregada por Indonesia tiene que ver con que en ese país una de las principales fuentes de ingreso es la industria de aceite de palma, la cual destruye el medioambiente donde vive el orangután. Entonces, obviamente hay intereses de por medio, desde lo político a lo económico. El gobierno busca que se relajen las medidas de restricción, para reducir el impacto sobre el aceite de palma y conseguir tener más libertad”.

Hidalgo agrega que los orangutanes de Borneo, tienen la particularidad que no pueden vivir dos machos juntos, pues se terminan matando o agrediendo fuertemente. “En general, en los zoológicos, cuando tienen excedente de machos, los ponen a disposición de diferentes instituciones, bajo una serie de exigencias, muy altas, en cuanto a alimentación, seguridad y entrenamiento, entra otras. Fue el caso de Sandai, que estaba en Francia y lo recibimos aquí. Vive en un recinto de 480 metros cuadrados y siete metros de altura“.

Sandai, el único orangután de Borneo en Latinoamérica

El ser humano sigue siendo una de las principales amenazas de este tipo de especies. “El hombre a través de la destrucción del hábitat, representa un peligro muy grande para las especies silvestres. Si el animal no tiene donde ir, no puede establecer una población estable. Si se destruye el hábitat, lo dejamos sin casa. Es como si nosotros quisiéramos vivir a la intemperie. Si bien Chile no es un país exportador, ni importador, en países como Brasil, Colombia, Ecuador y Venezuela hay mucho tráfico, generando miles de millones en el mercado negro de animales silvestres anualmente”, agrega el profesional.

Además, el cambio climático y diferentes enfermedades, también inciden en estas cifras. “Algunas proyecciones señalan que en 30 años los osos polares no tendrán hábitat, no quedará hielo en el ártico. Esto es un ejemplo claro de cómo afecta el cambio climático. Además, se han elevado las enfermedades infecciosas. La mortalidad es un factor determinante que puede afectar hasta a 10 mil animales de una sola especie, muriendo en un año, y en algunos casos incluso mayor”, señala Hidalgo.



Seguir leyendo