"El tiempo que me queda": los emotivos retratos de la tercera edad de fotógrafa osornina

A veces le pregunto qué le parece significativo, pero él nunca responde con una respuesta directa.

Constanza Hevia está exponiendo la serie "El tiempo que me queda" en el Centro Cultural Estación Mapocho en Santiago, que intenta visibilizar a los adultos mayores en el país.




"Mi objetivo con 'El tiempo que me queda' es provocar al espectador y hacerlo reflexionar sobre estos temas, sobre el final de la vida y el acercamiento a la muerte", dice Constanza Hevia. Constanza es una artista nacional. Su bitácora incluye haber sido en 2019 una de las fotógrafas chilenas seleccionadas para trabajar en el proyecto mundial #Muéstranos, producido por una marca cosmética en alianza con Getty Images y GirlGaze.

La campaña busca impulsar un cambio en la industria publicitaria ofreciendo un banco de más de cinco mil imágenes de mujeres de todo el mundo, sin retoques ni estereotipos. El proyecto #Múestranos ganó hace unos meses el León de Plata en el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions.

Nacida en Osorno, donde también ha expuesto sus obras, en estos momentos está exponiendo la serie "El tiempo que me queda" en el Centro Cultural Estación Mapocho en Santiago, en el marco del Mes de la Fotografía.

"El adulto mayor es un segmento de la población que a menudo se deja de lado. Chile proyecta ser el país que envejece más rápido en América Latina, por esta razón comencé a trabajar el tema de la vejez y la mortalidad, una narrativa que generalmente no está representada en la sociedad ni en los medios de comunicación. La muerte es un tema que generalmente se evita en lugar de algo de lo que las personas se sientan cómodas para hablar", explica.

[caption id="attachment_789254" align="alignnone" width="900"]

Constanza Hevia.[/caption]

La fotógrafa acusa que en general, los adultos mayores han sido silenciados en muchos aspectos, incluso en el arte, pero que poco a poco esto ha comenzando a cambiar. "Admiro mucho el trabajo de la documentalista Chilena Maite Alberdi, por ejemplo, quién en algunos de sus trabajos trata la vejez", dice.

La fotografía en la sangre

Constanza asegura que desde que nació siempre vi a su papá y a su abuelo con una cámara en sus manos. "¡Lo documentaban todo! Y yo creo que esa es la razón por la cuál me acerqué a la fotografía. Cuando tenía 15 años realicé mi primer taller de fotografía analógica y cuarto oscuro en Osorno (viví en Osorno hasta los 18 años). El taller me ayudo mucho a entender cómo funciona una cámara fotográfica y aprendí el oficio desde  su base. Creo que este taller fue muy importante para mi carrera como fotógrafa", explica.

"Siempre he pensado que la fotografía es una herramienta de comunicación muy poderosa", añade. "Por medio de la fotografía podemos conocer el pasado, podemos conocer otras culturas y otras historias. La fotografía nos permite conocer, escuchar, comunicar, compartir y generar empatía entre las personas".

"Lo que más me gusta de mi trabajo es poder ayudar a otras personas a dar a conocer su historia", dice, una de las razones que la llevaron a producir y montar esta exposición.

Revisa en esta galería parte de las fotografías de la exposición "El tiempo que me queda", que la artista está exponiendo en el Centro Cultural Estación Mapocho en Santiago.

[gallery size="large" ids="789118,789134,789135,789136,789137,789138"]

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.