En la última década se perdieron casi tres millones de años de vida en Chile a causa de las muertes prematuras por cáncer

Por primera vez, un informe del Ministerio de Salud entrega mapas de mortalidad prematura por tumores malignos e informa de los Años de Vida Potencialmente Perdidos a nivel de regiones entre 2008 y 2019.




Hoy, la esperanza de vida de una mujer que nace en Chile alcanza a los 82 años, mientras que para un hombre es de 77. Esa es la cantidad de años que se espera vivan. Sin embargo, si esa mujer muere a los 55 años, se calcula que entonces el país perdió 27 años de vida, que es la diferencia entre los años que se esperara viviera y la edad a la que murió. Si es un hombre el que muere a esa edad, entonces se perdieron 22 años.

Eso es lo que se conoce como años de vida perdidos y son una herramienta importante para tomar medidas de salud pública. Es por eso que por primera vez, el Ministerio de Salud a través de la Oficina de Vigilancia Epidemiológica del Cáncer del Departamento de Epidemiología, realizó un Informe de Mortalidad prematura y Años de Vida Potencial Perdidos por Cáncer 2008-2019, un compilado de una década de datos que dará a conocer esta mañana y que incluye datos de todas las regiones del país y varios cánceres, durante una década.

Los Años de Vida Potencial Pérdidos (AVPP), son un indicador de muerte prematura producto de una enfermedad, en este caso, cáncer, y refleja la pérdida en la sociedad a causa de la muerte de personas jóvenes.

La ministra (s) de Salud, María Teresa Valenzuela, señala que “este análisis permite identificar de manera específica el escenario de nuestro país con respecto a mortalidad por cánceres y a priorizar estrategias e intervenciones en beneficio de la población, según necesidad, considerando tanto las mayores tasas de mortalidad como las mayores tasas de AVPP por tipo de cáncer”.

2,8 millones de años

Las últimas cifras, muestran que durante el período 2009-2018 en Chile se produjo un total de 2.866.731 AVPP por Tumores Malignos.

Estos AVPP por el cáncer, son la principal causa de años de vida perdidos en esta época, pese a que solo en 2019 el cáncer se ubicó como primera causa de muerte en el país. Es decir, en cantidad de años de vida perdidos, el cáncer restó más años que cualquier otra causa de muerte, incluso que las enfermedades cardiovasculares que fueron en esta década más en el número total de muertes.

Por tumores malignos, en la década que incluye 2008 a 2019, se alcanzó una tasa de 1.656,5 AVPP por 100.000 habitantes. En ese mismo período, las enfermedades del sistema circulatorio se ubicaron en segundo lugar, con tasa de 1.154,5 AVPP por 100.000 habitantes. Las enfermedades del sistema digestivo se ubicaron en tercer lugar, con 592,4 AVPP por 100.000 habitantes.

Si se revisa por género, la tasa de AVPP por tumores malignos fue superior en hombres con 1.679,3 AVPP por 100.000 hombres, en comparación con la tasa obtenida en el sexo femenino, igual a 1634,2 AVPP por 100.000 mujeres.

Por edad, el grupo con más tasa de AVPP por tumores malignos -considerando ambos sexos- correspondió a adultos mayores de 65 a 69 años, con 6.573,9 AVPP por 100.000 habitantes. Los hombres de 70 a 74 años con 7934,2 AVPP por 100.000 hombres y las mujeres de 65 a 69 con 5456,7 AVPP por 100.000 mujeres.

Regiones

Una de las novedades de este informe son los datos por regiones. A nivel regional, las mayores tasas de AVPP por tumores malignos para el periodo 2009-2018 se obtuvieron en Los Ríos (1.825,9); Valparaíso (1.824,5); Biobío (1.819,1) y La Araucanía (1.809,4).

En rojo las regiones que más años de vida perdieron (más de 1.828 AVPP por 100.000 habitantes); en naranjo aquellas que están entre los 1.714 y 1.828 AVPP; en color amarillo aquellas regiones que tienen entre 1.599 y 1.713 AVPP; en celeste las que fluctúan entre 1.484 y 1.599; y en azul las que menos años pierden con tasas menores a 1.484 AVPP.

Jorge Jiménez de la Jara, presidente de la Fundación Foro Nacional del Cáncer, señala que este mapa revela las regiones en los que están los cánceres más agresivos y que son los que llevan a la mortalidad temprana. Una situación en la que se conjugan tipo de cáncer, menore cobertura de servicios y factores específicos ligados a la pobreza, los hábitos de vida no saludables (como sedentarismo, obesidad, poco consumo de fibra) y ambientales como el arsénico en el norte del país.

En este sentido, Jiménez de la Jara dice que estos factores hacen que ciertos tipos de cánceres se presenten con mayor presencia en algunas regiones. Por ejemplo, el cáncer de pulmón en la región de Antofagasta, el cáncer de colon y estómago en la Región de los Ríos, y cánceres relacionados con el sedentarismo, obesidad y cobertura de servicios en Magallanes.

El Informe de Vigilancia Epidemiológica de Cáncer, Análisis de Mortalidad Década 2009-2018, publicado el año pasado, da cuenta de las tasas ajustadas de mortalidad, se observa que si para esta década la tasa país es de 109,8 por cada 100 mil habitantes, hay regiones como Antofagasta que superan largamente ete promedio con una tasa de 138, seguida por Aysén con 124; la región de Los Lagos, Los Ríos y la Araucanía con 114 y Valparaíso con 112.

Separados por géneros, los tres principales cánceres que generaron mayores tasas de AVPP en hombres corresponden a cáncer de estómago, de tráquea-bronquio-pulmón y de próstata con 281,0; 226,4 y 101,3 AVPP por 100.000 hombres, respectivamente.

En el caso de las mujeres, los tres principales cánceres que generaron mayores tasas de AVPP correspondieron a cáncer de mama, de tráquea, bronquios y pulmón y de vesícula con tasas de 250,6; 137,9 y 137,5 AVPP por 100.000 mujeres respectivamente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.