¿En qué consiste la Fase 4 del coronavirus en Chile?

Coronavirus en Chile. Las autoridades han tomado medidas. Foto referencial.

Coronavirus en Chile. Foto referencial.

Esta etapa tiene que ver con la transmisión sostenida y generalizada del virus en el país, de forma similar a como ha ocurrido en Europa y Asia, con un crecimiento exponencial de la enfermedad en la población.




Tras alcanzar los 155 infectados con coronavirus en Chile, finalmente el Gobierno determinó entrar en la Fase 4 de la pandemia, que en el mundo alcanzó los 160 mil infectados en 150 países.

¿Qué significa esto? La Fase 4 se refiere a la transmisión sostenida y generalizada del virus en el país, de forma similar a como ha ocurrido en Italia, Corea del Sur y España, con un crecimiento exponencial de la enfermedad en la población.

En la Fase 3, el virus causaba transmisión de persona a persona, pero limitadamente. En la Fase 4 la transmisión de humano a humano es tal, que marca un cambio significativo en el alza de riesgo, especifica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aldo Gaggero, director del programa de Virología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la U. de Chile, indica que si Fase 1 fue el momento en que se detectó el primer paciente llegado del sudeste asiático, el avance de la Fase 2 a la 3, fue muy rápido. Ahí, se inició una transmisión importante ya no solo en Santiago, “el virus ya había ingresado por distintos lugares”, aclara.

En Fase 3 hay movimiento y circulación del virus que ya no es trazable. Pero el fin de semana se duplicaron los casos. “Estamos como Italia y España, países en los cuales el virus circula sin ninguna restricción, lo que faculta a la autoridad sanitaria a tomar medidas para proteger la salud de la población”, dice Gaggero.

El asesor del Ministerio de Salud (Minsal) para el COVID-19, Pablo Vial, indica que cada fase tiene objetivos sanitarios: “Por ejemplo, cuando no tenemos casos, el objetivo es evitar que entren casos. Cuando tenemos casos importados, que es la segunda fase, es evitar que esos casos se transmitan a chilenos localmente”, detalla.

En la actual fase, dice Vial, pueden ser familiares, compañeros de trabajo, etc., cualquier persona quien transmita el virus. El indicador de una Fase 4, es un caso que no se puede explicar quién lo transmitió, “aparece en algún lugar y no sabemos de dónde salió”, añade.

Las principales medidas en este momento, dice Gaggero, son primero, el cierre de la frontera. Eso no va a impedir la comercialización de productos, “pero sí va a impedir que extranjeros lleguen de lugares que tienen el brote de coronavirus, pero sí chilenos que estaban en el extranjero van a poder a poder ingresar”.

Eventualmente, también se permite tomar medidas legales para que no ocurra lo que pasó con el contagiado que viajó a Temuco. Además, dice Gaggero, el código sanitario permite establecer una serie de pautas, como que la cuarentena se cumpla de manera obligatoria.

Riesgo generalizado

Nicole Tischler, Viróloga e investigadora de la Fundación Ciencia & Vida, detalla que es una etapa de contagio sostenido y generalizado. “Todos estamos en riesgo. Por lo tanto, la recomendación es hacer cuarentena”, aclara.

Una etapa en que se debe aprender de las lecciones de otros países. “En todo el resto del mundo los contagios aumentan día a día en 35%, y 20% de ellos requieren hospitalización y camas UCI. Y si ya estamos sobrepasado con enfermedades comunes con esto veremos que no podremos atender pacientes, por ello la letalidad va a aumentar”, dice Tischler.

Fase 4 es la última, y como tal, dice Tischler, el gobierno debería extremar las medidas, como cuarentena total. “En Chile no es factible que todas las personas hagamos cuarentena total como en países de Europa, porque requiere salir a trabajar para alimentarse. Con mayor razón es fundamental que logremos frenar este brote ahora, y no cuando tengamos 10 mil infectados y más”.

En una cuarentena se cautela la circulación masiva del virus. Estar en la casa, para que disminuya la circulación del virus y disminuya su capacidad de infectar, dice Gaggero, “lo que se ha hablado es de ‘aplanar la curva’, para no tener una saturación de los sistemas de atención primaria”.

La esperanza de que las altas temperaturas desacelerarían la expansión, no se cumplió, dice Tischler. En la práctica vemos tasas de aumento, al igual que en el hemisferio norte. “Eso significa que la trasmisión pareciera ser principalmente inmediata, que una persona infectada al hablar emite aerosoles y la persona cercana los inhala inmediatamente, pareciera que la temperatura exterior y radiación solar no alcanzan a tener un efecto significativo”.

La gente tiene que tomarse en serio el aislamiento, dice Tischler. “Andan muy normal, incluso andan niños en la calle. Se debe apelar a la conciencia y responsabilidad de transitar lo menos posible hasta que el gobierno de nuevas medidas, ojalá la mayoría pudiera hacer home office. Seamos responsables ahora, porque es posible frenarlo ahora”.

Comenta