¿Hay casos en Chile? ¿Puede afectar a los adultos? ¿Es grave? Todo lo que sabemos de la extraña hepatitis infantil

Foto: AP

A una semana de la alerta que dio la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la hepatitis de origen desconocido que afecta a menores en diferentes países, cada día se conocen nuevos antecedentes. Esto es lo que la ciencia y los médicos han logrado saber.




El 15 de abril de 2022 la Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó la aparición de un brote de hepatitis aguda de origen desconocido en el Reino Unido e Irlanda del Norte en niños pequeños previamente sanos, y cada día se conocen nuevos antecedentes de este brote que ya puso en alerta a los servicios de salud en el mundo y también en Chile.

Desde entonces, ya se han notificado casi 200 casos en el mundo, entre ellos un fallecido y 17 menores trasplantados. A continuación todo lo que se sabe hasta el momento de esta hepatitis que se expande por el mundo.

¿Hay casos en Chile?

El jefe de Epidemiología del Minsal, Christian García, durante un balance de Covid-19, señaló que “normalmente en nuestro país, tenemos alrededor de 30 y 50 hospitalizaciones mensuales por hepatitis. Lo que hemos revisado en los últimos meses, es que esto no sale de lo habitual, por lo tanto, no tenemos aumento” y “no hay casos que se puedan relacionar directamente con la alerta”.

Ante la notificación por parte de la OMS, García también comentó que se activaron todos los protocolos del Ministerio para enfatizar y fortalecer la vigilancia de estos casos”, lo que incluye coordinación con las Seremis de Salud, el ISP, y presencia activa en hospitales, donde ocurren los casos graves de hepatitis.

¿Los adultos se pueden contagiar?

Hasta el momento no se ha informado de este tipo de hepatitis en adultos.

Según Conor Meehan, profesor titular de Microbiología en la Universidad de Nottingham Trent, dijo en un artículo de The Conversation que solo se han informado casos aislados de hepatitis autoinmune en pacientes adultos con Covid grave, “pero esto (la hepatitis en niños) es incluso más raro que la hepatitis autoinmune”.

“Si este fuera el caso, habríamos esperado ver hepatitis también en adultos inmunocomprometidos, no solo en estos niños, y por eso parece menos probable.”

¿Cuántos niños se han contagiado hasta el momento?

Hasta ahora se han registrado unos 190 casos en todo el mundo, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés), informó Reuters. Esto incluye más de 100 casos en el Reino Unido, que fue el primer país en identificar casos.

Desde entonces, una docena de países han notificado casos, entre ellos Estados Unidos, Israel, Dinamarca, Irlanda, Países Bajos, España, Italia, Noruega, Francia, Rumanía y Bélgica, y más recientemente Japón y Canadá, todos países donde según la OMS, la mayoría de los casos se han producido en niños y niñas menores de 10 años.

¿Por qué esta hepatitis es inusual?

Los casos de hepatitis grave, como los del brote actual, son inusuales en los niños.

Aunque los médicos a veces ven casos de hepatitis inexplicable en niños, ahora están viendo un número mayor de lo esperado en los lugares donde se han reportado los brotes. Por ejemplo, en Escocia se registraron más de una docena de casos de hepatitis inexplicable en niños durante los meses de marzo y abril, cuando el país suele ver menos de cuatro casos de este tipo al año, según informó el medio Live Science.

Will Irving, catedrático de virología de la Universidad de Nottingham, declaró a The BMJ que siempre ha habido una incidencia de fondo de hepatitis grave en niños pequeños sin causa conocida, pero baja. Sin embargo, ahora las cifras se han quintuplicado o multiplicado por diez.

“Normalmente, un hematólogo pediátrico de, por ejemplo, Birmingham, en uno de los grandes centros del Reino Unido, podría ver uno o dos casos al mes. Durante muchos años nos hemos preguntado si había otro virus que causara la hepatitis no A-E (como denominan los casos sin origen conocido). Siempre hay un nivel de fondo, pero ahora Birmingham, por ejemplo, ha visto 40 casos en tres meses” añadió.

¿Cuál es la gravedad de esta enfermedad?

La mayoría de los niños parecen recuperarse bien. Sin embargo, la OMS ha confirmado que al menos un niño ha muerto hasta ahora, mientras que 17 niños (alrededor del 10% del total de casos conocidos) han necesitado un trasplante de hígado.

Simon Taylor-Robinson, hepatólogo consultor del Imperial College de Londres, señaló que el tratamiento para la hepatitis suele ser de apoyo “con hidratación y control de la temperatura, porque el problema suele resolverse. El hígado tiene una capacidad asombrosa para regenerarse tras una lesión”.

“Por lo general, en unos pocos días o semanas, las cosas se estabilizan con este tratamiento de apoyo. Si los análisis de sangre son significativamente anormales, el tratamiento sería en un hospital especializado, ya que en casos raros la lesión hepática puede requerir una intervención médica más especializada” añadió.

¿Cuál es la causa?

Aunque todavía no se comprueba a cien por ciento la causa, la hipótesis principal está relacionada con el adenovirus de tipo 41, porque muchos de los niños con hepatitis han dado positivo a este virus.

En su último informe, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido dijo que creía que había un “cofactor que afecta a los niños pequeños y que hace que las infecciones normales por adenovirus sean más graves o que desencadenen una inmunopatología”.

Uno de los posibles factores, es la susceptibilidad derivada de la falta de exposición a virus previa durante la pandemia, una infección previa por el Sars-CoV-2 u otra infección, una coinfección de Covid-19 u otra infección, o una exposición a toxinas, medicamentos o al medio ambiente.

La agencia sugirió algunas otras causas posibles, como un nuevo patógeno que actuara solo o como coinfección, o una nueva variante del Sars-CoV-2.

Zania Stamataki, profesora asociada de inmunología vírica de la Universidad de Birmingham, dijo a The BJM que “si la culpa es de un adenovirus, podría tratarse de una nueva variante de adenovirus que podría causar lesiones hepáticas en niños con sistemas inmunitarios ingenuos o inmaduros. Pero necesitamos saber más para estar seguros”.

“Alternativamente, si el adenovirus es el culpable de la hepatitis en niños que por lo demás están bien, deberíamos buscar otras infecciones y causas ambientales que podrían exacerbar la inflamación adenoviral” explicó.

¿La pandemia de Covid-19 tiene relación?

Irving dijo que la pandemia podría haber tenido un efecto, sobre todo por la reducción de la mezcla social y la propagación del virus. “Es concebible que lo que sea que estaba causando el caso extraño antes, ahora, como todos los otros virus, simplemente está circulando más ampliamente debido a los efectos del cierre y luego la liberación del cierre.

Por el momento, no hay pruebas que apunten al coronavirus como factor causal directo de la enfermedad. Sin embargo, los médicos que han tratado a estos niños sospechan que existe una conexión.

¿Tiene relación con las vacunas Covid-19?

La OMS dijo que “las hipótesis relacionadas con los efectos secundarios de las vacunas Covid-19 no están actualmente respaldadas”, dado que la mayoría de los niños afectados no recibieron la vacuna Covid-19, por ser demasiado jóvenes.

Por su parte el director (s) del Instituto de Salud Pública (ISP), Heriberto García, consultado sobre los rumores que han surgido en redes sociales que indican que esta enfermedad podría ser provocada por las vacunas contra el Covid-19, el experto lo descarta completamente, indicando que “lamentablemente esa información es la que empieza a circular cuando las personas se empiezan a basar en rumores y no en datos científicos”.

Foto: AFP

¿Cuáles son los síntomas en los niños?

Un síntoma clásico de la hepatitis es la ictericia, o coloración amarilla de la piel o del blanco de los ojos, que se ha observado en muchos de los niños afectados, según la OMS. Muchos de los niños también experimentaron síntomas gastrointestinales, como dolor abdominal, diarrea y vómitos. La mayoría de los casos no tenían fiebre, dijeron los funcionarios de la OMS.

Conoce más sobre los síntomas en la siguiente nota de Qué Pasa:

¿Qué recomienda la OMS?

La OMS recomienda que se tomen muestras de sangre, orina, heces y vías respiratorias, así como muestras de biopsia de hígado, de estos niños que puedan ser sospechosos de esta hepatitis.

“Hay que investigar a fondo otras causas infecciosas y no infecciosas”

¿Cuándo y cómo se descubrió?

El 5 de abril, la OMS anunció que se habían detectado decenas de casos de hepatitis grave de origen desconocido en niños menores de 10 años en Escocia. Para el 8 de abril, se habían encontrado otros 74 casos en Gran Bretaña.

Las pruebas de laboratorio realizadas a los niños infectados descartaron la posibilidad de que estas infecciones procedieran de alguno de los virus conocidos: hepatitis A, B, C, D y E. Se sigue investigando el origen de las infecciones.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.