Mientras desconocida y grave hepatitis infantil se expande por EEUU científicos creen haber identificado al virus que la provoca

Foto: Reuters

A medida que se siguen identificando casos de menores con esta enfermedad hepática sin origen conocido, autoridades sanitarias y médicos especialistas creen saber la causa de su origen: el 77% de los casos registrados en el Reino Unido lo presenta.




Esta semana, a través de un comunicado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer su preocupación por una serie de casos de una misteriosa enfermedad hepática en niños que se identificó por primera vez en Reino Unido, donde hasta ayer jueves ya se habían registrado 108 casos.

Se trata de una extraña hepatitis pediátrica, que en algunos casos fueron tan graves, que los niños requirieron trasplantes de hígado.

Una situación que preocupa a médicos y científicos, y que incluso, obligó a poner en alerta al Ministerio de Salud en nuestro país.

Desde la Subsecretaría de Salud, señalaron que por ahora no hay casos sospechosos en el país, sino que “solo existe una indicación de revisar los casos graves de hepatitis, lo cual se ha notificado a toda la red de atención y se está realizando en la actualidad, tal como lo recomienda la OMS en su alerta.

Aunque la enfermedad apareció primero en Reino Unido, ya se ha ido extendiendo a otros países, como Israel y EE.UU. En este último, hasta el momento ya se han informado de nueve casos en Alabama, a los que este viernes se sumaron dos nuevos contagios en Carolina del Norte, que según informó The New York Times, ya se recuperaron. También, se reportan casos en España, donde un niño tuvo que someterse a un trasplante de hígado, Dinamarca, Países Bajos, Francia, Irlanda también confirmaron casos con la misteriosa enfermedad.

Posibles causas

Los expertos aún están divididos en cuanto a la causa de la enfermedad y se encuentran sin suficientes datos para precisar su origen. Sólo saben, a través de las pruebas de laboratorio, que ninguno de los niños infectados fue por alguno de los los virus conocidos de la hepatitis A, B, C, E y D.

Sin embargo, según los análisis realizados por el Sistema de Salud Pública de Alabama, se encontró una posible asociación de los casos reportados en ese estado con un patógeno llamado adenovirus 41.

Debido a eso es que tanto los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de ese país y la Red de Alerta de Salud (HAN), pidieron a los médicos que busquen una infección por adenovirus si un paciente tiene síntomas similares a los que se encuentran en los casos de Alabama.

Ellos describen que el adenovirus tipo 41 se presenta típicamente como diarrea, vómitos y fiebre, a menudo acompañados de síntomas respiratorios. Si bien ha habido informes de casos de hepatitis en niños inmunocomprometidos con infección por adenovirus, no se sabe que el adenovirus tipo 41 sea una causa de hepatitis en niños por lo demás sanos.

“En este momento, creemos que el adenovirus puede ser la causa de estos casos informados, pero los investigadores aún están aprendiendo más, incluido descartar otras posibles causas e identificar otros posibles factores contribuyentes” afirmaron.

Foto: REUTERS

Se sabe que los adenovirus causan hepatitis, aunque normalmente en niños inmunocomprometidos, según reporta TNYT. Pero, “no es típico que cause una insuficiencia hepática completa en niños sanos (como son los casos informados hasta el momento)”, dijo al medio el Dr. Aaron Milstone, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Johns Hopkins Children’s Center.

Por su parte, en los casos informados de Carolina del Norte “no se ha encontrado ninguna causa y no se identificaron exposiciones comunes”, informó Bailey Pennington, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos de aquel estado.

La Dra. Bernardita Romero, gastroenteróloga pediátrica de Clínica Universidad de los Andes, explicó en una nota de Qué Pasa, que “hay muchos virus respiratorios que pueden provocar hepatitis y con el coronavirus (Covid-19) se ha descrito que éste afecta el hígado también, entonces en el fondo hay virus que son hepatotropos que van ligados al hígado directamente (y que generan hepatitis directamente) y otros que son respiratorios, pero que igual pueden producir alguna inflamación en el hígado”.

Jim McMenamin, director de la Agencia de salud pública de Escocia, país que esta ha incluido un caso adicional bajo investigación, dijo a Reuters que cada vez más investigadores creen que la infección por adenovirus podría estar detrás de los casos, posiblemente “en conjunto” con otro virus, ya que el 77% de los niños en el Reino Unido dieron positivo por adenovirus.

Sin embargo, añadió que no se han descartado otras causas, incluida la exposición a toxinas, Covid-19 o un nuevo patógeno, ya sea junto con la infección por adenovirus o por sí solo.

La OMS asegura que el origen de estas hepatitis está bajo investigación activa y se están realizando pruebas de laboratorio para infecciones adicionales, productos químicos y toxinas para los casos identificados.

Adenovirus

Los adenovirus, detallan desde la OMS, son una familia de virus comunes que generalmente causan una variedad de enfermedades leves y la mayoría de las personas se recuperan sin complicaciones. Pueden causar una variedad de síntomas, entre los que se encuentran resfriados, vómitos y diarrea. Pero no suelen causar hepatitis, ya que es una complicación rara conocida del virus.

Debido a que los adenovirus se transmiten comúnmente de persona a persona y al tocar superficies contaminadas, así como a través de la vía respiratoria, el Gobierno británico asevera que la forma más efectiva de minimizar la propagación de este virus es practicar una buena higiene de manos y de las vías respiratorias. Por ello, instan a los padres y tutores de los más pequeños a supervisar el lavado minucioso de las manos.

Foto: AP Photo/Jessica Hill

Michelle M. Kelly , PhD, CRNP, profesora asociada de la Facultad de enfermería de M. Louise Fitzpatrick explicó a Heathline que las infecciones por adenovirus son muy comunes y generalmente resultan en enfermedades leves parecidas a la gripe que en niños sanos no progresan a hepatitis.

“Es importante saber que tener adenovirus al mismo tiempo que esta hepatitis inexplicable no significa que la hepatitis haya sido causada por el adenovirus”, y señaló que el adenovirus se ha relacionado previamente con la hepatitis, pero involucraba a personas que ya estaban inmunocomprometidas.

“Es importante no entrar en pánico”, dijo a TNYT el Dr. Richard Malley, médico de enfermedades infecciosas en el Boston Children’s Hospital, porque aunque es posible que un adenovirus sea la causa, la conexión sigue sin probarse.

Sobre cómo identificar esta enfermedad, Amy Edwards, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Hospital Universitario Rainbow Babies & Children’s Hospital en Cleveland, explicó a The Washington Post que con casos leves de hepatitis , es posible que los padres y los niños ni siquiera sepan que hay un problema y que se resolverá solo.

Los casos más graves serán muy obvios, dijo. Con un niño cada vez más fatigado o con ictericia con dolor abdominal, náuseas y vómitos. “Lo que más se preguntan los padres es: ¿Qué pasa si mi hijo tiene hepatitis y yo no lo sé? Pero si no lo sabes, el niño tiene síntomas tan leves que no importa. Si es un caso grave, habrá síntomas”.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.