Minsal activa protocolo por peligroso y extraño virus hepático infantil que se expande por el mundo y unidades pediátricas ya están en alerta

Imagen referencial.

Mientras los médicos siguen sin encontrar la causa de esta desconocida hepatitis, siguen aumentando los casos de menores infectados, muchos de los cuales deben ser sometidos a un trasplante. El sistema sanitario nacional ya está en alerta por si se detectaran casos en Chile.


Este miércoles, el Ministerio de Salud de Israel informó la aparición de 12 casos de una misteriosa enfermedad hepática en niños que irrumpió en Europa y Estados Unidos, y está desconcertando a los médicos, pues aunque parece una hepatitis, su origen no está vinculado a los clásicos virus que la ocasionan.

El país se suma al Reino Unido, donde la Agencia de Seguridad Sanitaria ha confirmado de 74 casos desde enero de 2022, 49 de ellos en Inglaterra, 13 en Escocia y los 12 restantes repartidos entre Gales e Irlanda del Norte, todos menores de 10 años.

Se han identificado otros casos aislados de hepatitis aguda grave en niños en EE.UU., España e Irlanda.

Por ello, Christian García, Jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, señaló que la autoridad sanitaria “ha acogido la declaración de la Organización Mundial de la Salud, activando los protocolos correspondientes a este tipo de situaciones”.

“Estamos monitoreando activamente este brote, hace más de 10 días, momento en que se activó esta alerta. Como se hace habitualmente en estos casos, desde el Ministerio se activa el aviso de atención a toda la red de asistencia sanitaria, monitoreando casos y buscando patrones que puedan señalar la presencia de esta enfermedad”, dice García.

La autoridad sanitaria explica que el Ministerio están monitoreando las hospitalizaciones a través del Departamento de Estadísticas e Información de Salud del Ministerio. “Hasta ahora no se han identificado patrones extraños, lo que indica que aún no hay presencia de esta enfermedad en nuestro país, al menos hasta el momento”, dice.

“Naturalmente continuaremos con este proceso de monitoreo mientras sea necesario, aunque cabe resaltar que el departamento de Epidemiología mantiene constantemente diversos procesos de vigilancia de este tipo de situaciones”, agregó García.

En la Clínica Alemana explican que las Unidades Pediátricas del país ya están en alerta.

El Dr. Humberto Soriano, gastroenterólogo pediátrico de la Red UC-Christus, dice que por ahora tienen un grupo nacional que está tratando de tabular esto. “Lo importante es que la falla hepática aguda es algo que hemos trabajado por muchos años. Tiene tratamiento en muchos casos y cuando las cosas no funcionan, el trasplante hepático en Chile es una realidad que salva muchas vidas. Se hace en el Hospital Clínico de la Universidad Católica y se hace en el Hospital Luis Calvo Mackenna”, señala.

La Dra. Gema Pérez, pediatra de la Clínica Dávila y de la Clínica Vespucio, dice que hasta el momento no se han registrado casos de hepatitis infantil en Chile en el último tiempo.

Inflamación del hígado

Hepatitis es el término médico para la inflamación del hígado. Es una respuesta inmunitaria general a una infección o lesión, una señal de que el cuerpo está tratando de combatir una enfermedad potencial. Los síntomas en los niños generalmente incluyen algunos (pero no todos) de los siguientes:

-Orina oscura

-Heces de color gris

-Coloración amarillenta de la piel y los ojos (llamado ictericia)

-Temperatura alta

Con un adecuado tratamiento, la afección generalmente se puede tratar, pero algunos pacientes pueden requerir un trasplante de hígado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que hasta ahora seis de los niños afectados en el Reino Unido fueron sometidos a un trasplante.

Las causas pueden ser variadas, pero en los niños, la hepatitis suele estar asociada con infecciones virales. Los más comunes son los cinco virus de la hepatitis: hepatitis A, B, C, D y E. Otros virus, como los adenovirus, pueden causar hepatitis, pero esto es raro.

Lo inusual de estos casos en niños es que ninguno de los cinco virus de la hepatitis se ha detectado en alguno de los pacientes. Esto descarta la causa más común de estos síntomas, lo que deja a las autoridades de salud pública en busca de respuestas.

Pero, ¿cuál es la probabilidad de que estos casos de hepatitis estén relacionados con el Covid? ¿O hay una causa más probable que se encuentre en otro lugar?

De acuerdo a un artículo publicado en el portal The Conversation por Conor Meehan, profesor de Microbiología, en la Universidad de Nottingham Trent, del Reino Unido, uno de los sospechosos son los adenovirus. Son una infección viral muy común en humanos, especialmente en niños. Casi todos los niños tienen al menos una infección por adenovirus antes de los diez años.

Por lo general, explica Meehan, estos virus causan infecciones de los pulmones y las vías respiratorias, lo que provoca síntomas de resfriado común y, a veces, neumonía. En algunos casos, principalmente en niños de cinco años o más, los adenovirus pueden causar lo que a veces se conoce como “fiebre de la piscina”, lo que provoca dolor de garganta, fiebre e inflamación de los ojos.

En pacientes inmunocomprometidos (cualquier persona con un sistema inmunitario que no funciona correctamente, como los que se someten a trasplantes de órganos o tratamientos contra el cáncer), los adenovirus pueden, en raras ocasiones, causar hepatitis.

Pero verlo en esta escala es extremadamente raro, especialmente en niños que no parecen estar inmunocomprometidos. Si el adenovirus es la causa de estos casos, podría significar que ha surgido una nueva variante de adenovirus que causa hepatitis con mayor facilidad.

Sospechan del Covid

El adenovirus parece ser la explicación más probable, ya que es una infección común en los niños y puede causar hepatitis. Pero hay algunos escenarios alternativos que deben explorarse.

La hepatitis autoinmune, en la que el propio cuerpo ataca al hígado (a diferencia de un virus u otro patógeno que lo ataca), podría causar estos casos. Pero esta es una condición rara, que afecta a aproximadamente 10.000 personas en el Reino Unido y generalmente se encuentra en mujeres de alrededor de 45 años. Teniendo esto en cuenta, es muy poco probable que la hepatitis autoinmune sea la causa de un grupo de casos en niños.

Ha habido sugerencias de que el Covid podría estar detrás de estos casos de hepatitis, ya que se ha detectado Sars-CoV-2 en algunos de los niños. Se han informado casos aislados de hepatitis en pacientes con Covid, pero esto es incluso más raro que la hepatitis autoinmune, y se ha observado principalmente en adultos con Covid grave.

La Dra. Pérez dice que cómo en Europa ha habido rebrotes de Covid, fue la primera posibilidad de etiología o causa de esta hepatitis en niños.

Imagen microscópica del Sars-CoV.-2, que causa el Covid y que algunos sospechan podría estar detrás de los casos de hepatitis en menores. Foto: AP

Según Meehan, ninguno de los niños diagnosticados con hepatitis en el Reino Unido ha recibido una vacuna contra el Covid, por lo que no hay base para creer que las vacunas contra el Covid tengan algo que ver con esta alza de casos.

Otra posibilidad es que este sea un nuevo síntoma resultante de la interacción entre virus (quizás el adenovirus y el coronavirus infecten al mismo niño, por ejemplo). Alternativamente, podría ser causado por un virus totalmente diferente que aún no se ha detectado.

Cómo prevenir

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido aconseja a los padres y cuidadores que estén atentos a los signos de hepatitis en los niños.

Si bien actualmente el adenovirus parece ser la causa más probable, se necesitará más investigación para confirmar esto y descartar otras posibles explicaciones, como virus nuevos. Incluso puede resultar que la causa no sea común entre todos los casos.

Como sea, el Dr. Soriano, dice que en lo primero que hay que fijarse en estos síntomas:

-Decaimiento

-Ojos amarillos

-Orina oscura

-Deposiciones blancas

-Picazón en todo el cuerpo

-Falta de apetito

-Somnolencia.

Dice que con cualquiera de estos síntomas es necesario consultar a un pediatra. Pero, en general, cuando hay hepatitis es fácil hacer el diagnóstico. “Da síntomas y no suele pasar desapercibida”.

Agrega que cada cinco a diez años se ven estos brotes. “Es algo que los hepatólogos y los especialistas que vemos hígado lo conocemos. Ahora, simplemente se ha dado una alerta mundial, donde los especialistas estamos con los ojos atentos para hacer un diagnóstico precoz. Porque cuando se diagnostica en forma precoz, puede tratar de manera más adecuada”.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.