Histórica norma: Chile será el primer país que tendrá una ley de neuroderechos

La Sala del Senado aprobó el informe de la comisión mixta sobre la reforma constitucional que crea los neuroderechos y les da categoría de derechos humanos que deben ser protegidos. Sólo falta la revisión de la Cámara para que la iniciativa esté en condiciones de ser promulgada por el Presidente de la República.




Un histórico legislativo dio Chile luego que, en la tarde de este miércoles, la Sala del Senado aprobara por 37 votos a favor, ninguno en contra y cero abstenciones, el informe evacuado por la comisión mixta sobre el proyecto de Reforma Constitucional que modifica el artículo 19, número 1°, de la Carta Fundamental para “proteger la integridad y la indemnidad mental de los avances y capacidades desarrolladas por la neurotecnologías”.

La iniciativa fue elaborada por la Comisión Desafíos del Futuro, que preside el senador Guido Girardi e integran Carolina Goic, Francisco Chahuán, Juan Antonio Coloma y Alfonso De Urresti, junto a expertos de las universidades chilenas y al neurobiólogo español Rafael Yuste quien coordina el proyecto Brain (cableado del cerebro humano) y el grupo Morningside que integran los 25 neurocientíficos más importantes del mundo en materia de derecho y ética.

Rafael Yuste foto
Rafael Yuste.

El párrafo, que provocó la controversia entre ambas cámaras, finalmente quedó con la siguiente redacción: “el desarrollo científico y tecnológico estará al servicio de las personas y se llevará a cabo con respeto a la vida y a la integridad física y síquica, la ley regulará los requisitos, condiciones y restricciones para su utilización de las personas debiendo resguardar especialmente la actividad cerebral, así como la información proveniente de ella”.

Iniciativa de frontera

El senador Guido Girardi señaló que “esta es una iniciativa de frontera políticamente transversal y en ella han participado diversas instituciones políticas, académicas y científicas chilenas e internacionales. Es, tal vez, la ley con el respaldo más amplio a nivel mundial”.

Recordó que el proyecto “nació por una propuesta de Rafael Yuste, que vino a tres Congreso Futuro, y nos alertó de la necesidad crear este proyecto (…) para una sociedad que está siendo disruptada por una era tecnológica que nos lleva a habitar un mundo virtual, en que la geopolítica se disputará en los cerebros humanos donde están los datos que mueven esta nueva era digital”.

Afirmó que “el cerebro humano es el principal espacio de disputa geopolítica del futuro, porque su cableado se traduce en algoritmos más potentes y quien desarrolle la Inteligencia Artificial más poderosa va a tener el control del futuro, por ello decidimos crear un nuevo derecho humano (…) que protege la actividad síquica y cerebral de las personas y garantiza que las neurotecnologías serán usadas para el bien de la humanidad y no para su manipulación”.

Por su parte el senador Francisco Chahuán,es la primera vez que en una Constitución Política se protege el derecho a la indemnidad mental de las personas y esto porque las nuevas tecnologías activamente podrían introducirse en la interfaz cerebro-máquina (…) Estamos haciendo historia en este Congreso Nacional y los ojos de Unión Europea están mirando lo que estamos haciendo en esta materia, el primero del orbe en legislar sobre ello”

El senador Juan Antonio Coloma indicó que “los imperios de la mente ya están aquí y es nuestro deber resguardar a las personas para que su integridad física y psíquica se fortalezca como un derecho fundamental pleno frente a los avances, que pueden ser muy deseables, en la ciencia y la tecnología. Por eso, esto puede ser muy relevante e importante y hemos hecho un esfuerzo importante por coincidir (…) Esperamos la pronta promulgación de esta reforma constitucional para afrontar, probablemente, el mayor desafío de los tiempos modernos”.

En tanto el ministro de Ciencia, Andrés Couve, señaló que “para nosotros es un gran honor haber sido parte de esta discusión de alto nivel, porque si bien la Declaración Universal de los Derechos humanos contempla el beneficio del progreso científico como un derecho inherente a las personas, nuestra carta magna no incluía una referencia expresa a ello”.

El ministro Andrés Couve.

Agregó que “como Gobierno hemos acompañado este proceso legislativo con una mirada colaborativa, con nuestras mejores capacidades técnicas (…) esto ha ido de la mano con el esfuerzo de tener una política de inteligencia artificial (…) esta reforma se anticipa a discusiones que vamos a tener en otros foros”.

La subsecretaria de Ciencia, Carolina Torrealba afirmó que “este es un proyecto que hemos trabajado colaborativamente (…) nos parece tremendamente vanguardista y que efectivamente posesiona a este Senado en un escenario de anticipación resguardando la integridad de las personas en un contexto en el cual la ciencia también la ciencia nos va a ir presentando desafíos futuros cada vez más complejos”.

El senador Alfonso De Urresti, dijo que “no cabe duda de que este es un proyecto que efectivamente avanza en la línea correcta, nos pone a la vanguardia en materia de innovación, de anticipar desafíos de nuestra sociedad (…) Esta es una reforma constitucional de avanzada para derivar en una ley que pueda desarrollarlo y poder así ingresar al siglo 21, efectivamente, a la vanguardia”.

La senadora Carolina Goic indicó que “lo que estamos haciendo aquí es ponernos a la vanguardia de lo que, quizás, incluso ya está intervenido, pero asimismo es un desafío que supera la lógica tradicional de la derecha o izquierda, de ser gobierno u oposición. Lo que hacemos es ponernos al frente de los desafíos del futuro, de esos que no vienen mañana sino de los que se están dando hoy”.

El senador Kenneth Pugh señaló que “Chile nuevamente es pionero, como lo ha sido muchas veces, proponiendo al mundo una reforma constitucional y un proyecto de ley, pero necesitamos generar conocimiento (…) damos cuenta de algo que es absolutamente trascendente la importancia que tiene legislar, de manera anticipada, por hechos que estamos viendo, qué son un fenómeno que podemos definir como la convergencia digital”.

Siguientes pasos

Tras ser aprobada por la Sala del Senado la normativa será vista por la Cámara de Diputados y Diputadas. Luego el Tribunal Constitucional debe pronunciarse sobre su constitucionalidad para que, finalmente, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, la promulgue a través de un decreto supremo. Al ser publicada en el Diario Oficial la disposición pasa a ser texto vigente de la Constitución Política de la República.

Naciones Unidas, la OEA y países como Argentina, España, Francia, EE. UU. han puesto atención sobre el proceso legislativo chileno. Algunos de ellos ya han comenzado a abordar el tema para incorporarlos a su legislación. Mientras que el cineasta alemán Werner Herzog (Fitzcarraldo) realiza un documental sobre la tramitación de la iniciativa y sus múltiples alcances.

Otros proyectos

En paralelo la Comisión Desafíos del Futuro del Senado analiza otras dos normativas que van en la misma línea: Un Proyecto de Protección de los Neuroderechos y la Integridad Mental y otra iniciativa que busca regular las neurotecnologías y las plataformas digitales.

El primero busca establecer que los datos neuronales tienen el mismo estatus que los órganos y penaliza su tráfico o manipulación, salvo que haya una indicación médica. Y el segundo persigue instaurar regulaciones a las plataformas digitales similares a los demás medios de comunicación masiva.

Esta última normativa comenzará a ser tramitada por la Comisión Desafíos del Futuro este lunes 27 de septiembre a partir de las 15 horas y puede ser vista a través de TV SENADO y tv.senado.cl.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.