Increíble conjunción planetaria que no ocurría hace 800 años permitirá ver a simple vista la “Estrella de Belén” en víspera de Navidad

Foto referencial.

A partir de esta noche, y hasta el próximo lunes, se podrá observar el fenómeno en dirección oeste.


Debido al coronavirus la Navidad ha pasado un tanto desapercibida, y tan solo queda una semana. La pandemia a puesto en jaque las reuniones sociales, y las medidas sanitarias han hecho de este año uno muy diferente.

En la víspera del 24 de diciembre, un fenómeno astronómico arriba a los cielos, y lo hará por primera vez en 800 años. Entre el 16 y el 21 de diciembre, en gran parte del planeta, incluido Chile, se podrá observar una extraña conjunción que no ocurría desde el año 1226, y no volverá a ocurrir hasta el 15 de marzo de 2080, y luego hasta el año 2400.

César Fuentes, astrónomo de la Facultas de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, explica que se trata de la conjunción de los planetas Júpiter y Saturno, fenómeno descubierto por el astrónomo alemán Johannes Kepler (1571-1630). “Él, que era bastante beato, supuso hace cientos de años sobre una posible conjunción importante entre Júpiter y Saturno”.

Esto significa que los dos planetas estarán alineados de tal manera que parecen formar un planeta “doble”.

En ese momento, “estaban bastante separados, no es como lo que se verá ahora en que estarán sumamente cerca. Van a aparecer como si fueran casi una misma estrella”, explica Fuentes.

Para observar el fenómeno astronómico, solo debes mirar hacia el oeste (en sentido contrario a la cordillera en Santiago) una hora después de la puesta de sol, y verás dos estrellas muy bajas y grandes en el cielo, las que no titilan.

Mosaico de San Apolinar Nuovo (Rávena, Italia) con los Tres Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar.

Fuentes añade que si tienes buena vista, “vas a poder darte cuenta que son dos objetos separados, se ve poco después del atardecer, cerca del horizonte y es simplemente que se ven cercanos en el cielo”.

El máximo acercamiento entre ambos planetas será el 21 de diciembre, por lo que muchos han bautizado esta conjunción como la “Estrella de Belén” o “Estrella de Navidad”, debido a la fecha y la cercanía con el nacimiento de Jesús.

Para los católicos, la Estrella de Belén fue el astro que guió a los Reyes Magos al lugar del nacimiento de Jesucristo, según el relato de la Biblia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.