Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) buscará implementar una “minería verde” en el norte de Chile

Organismo quiere transformar una histórica industria contaminante en una más ecológica, y así permitir que el país pueda cumplir sus compromisos del Acuerdo de París.




En junio de 2019, el presidente Sebastián Piñera anunció que Chile, teniendo como base el Acuerdo de París, se comprometía a alcanzar la carbono neutralidad para el año 2050. Este y otros hitos, marcan la intención del país de utilizar energías limpias y renovables en el corto y median plazo.

Uno de ellos es el proyecto de creación e instalación del llamado Instituto de Tecnologías Limpias (ITL), labor que será supervidada por la Corporación de Fomento para la Producción (Corfo).

Se trata de un instituto de energías limpias diseñado para desarrollar una minería de bajas emisiones de CO2, lo que en la industria se conoce como “minería verde”.

Para ello, Corfo llamó a un concurso, para elegir entre varios postulantes, quién finalmente se hará cargo de instalar este instituto.

Una de estas propuestas es la que lidera Alejandro Jofre, académico de la Universidad de Chile. “Es muy importante, porque en el futuro, todo el consumo de cobre, por ejemplo en los autos eléctricos o autónomos, exigirá que el cobre que utilizan tenga el sello verde, y sea producido bajo un estándar de emisiones bajas de CO2″, señala sobre la relevancia de crear el Instituto de Tecnologías Limpias (ITL),

“Entonces ese es el gran mercado futuro del cobre, del cobre verde. Donde la producción, en todas sus etapas, tiene que ser con bajas emisiones de CO2″, añade.

El concurso que organizó Corfo tiene “como propósito promover el desarrollo e implantación de nuevas tecnologías para una ‘minería verde’, una minería baja en emisiones de CO2, usando energía solar para este fin y para producir hidrógeno, además de desarrollar la industria de nuevos productos a partir de litio”, añade Jofré.

El proyecto buscará disminuir la emisión de CO2.

El proyecto apunta a que haya un impacto en la huella de carbono de todo el país. Jofré establece que “si uno mira la matriz de energía, el 40% aún es carbón, y el gran consumidor es la minería. Esto es relevante, es una forma de cambiar drásticamente el consumo y eliminar el carbón”.

La propuesta de la Universidad de Chile dice Jofré, “tiene un valor de US$300 millones, de los cuales US$200 (millones) los pone Corfo y US$100 (millones) otras instituciones, ya sean privadas y públicas”.

El ITL tiene como propósito que se instale infraestructura para el desarrollo de estas tecnologías en el norte del país, en Antofagasta. “Nosotros formamos parte de una propuesta en la que están involucradas 11 universidades (Universidad Católica, Universidad de Chile, Universidad de Concepción, Universidad Santa María, entre otras) y empresas mineras y de energía. La propuesta que gane (hay otras) tiene que formar el instituto”, explica Jofré.

Concurso: etapa final

El ganador del concurso se sabrá “en las próximas semanas o meses, es muy pronto”, dice Jofré. Explica que el proceso en total, desde que se inició, tomará dos años. “Ahora estamos en la etapa final, luego de una evaluación internacional y una local”, señala el también prorrector de la Universidad de Chile.

En medio del proceso, el Senado, a través de la Comisión de Minería y Energía del Senado emitió un oficio solicitando más información en relación a la evaluación internacional de las propuestas y la presencia (o no) de miembros titulares del Consejo Directivo de la entidad (Corfo).

litio
Las propuestas también apuntan al litio.

En el mismo documento, añade que la Comisión concordó en que el nuevo instituto será un decisivo factor de innovación y desarrollo, potenciando el saber académico nacional.

Jofré señala que el oficio se produjo “porque en todos los concursos, siempre hay una etapa que se llama de evaluación. Esa etapa de evaluación aún no se ha hecho. Todos los concursos son con esta etapa”.

“Esta etapa es crucial, cumple el rol de preguntar y hace hincapié al protocolo mismo de evaluación. El objeto es recopilar información del proceso y de la evaluación”, explica Jofré.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.