De los yaganes al oro: la historia de las islas de la discordia

Una inesperada presencia de oro a fines del siglo XIX generó una fiebre por este metal y su estratégica presencia en el límite de los océanos Pacífico y Atlántico, le da un valor geopolítico.


Las islas Picton, Nueva y Lennox fueron habitadas originalmente por los yaganes. Su situación permaneció inalterable hasta el año 1888, en que se descubrió oro en Lennox, lo que generó un inusitado interés por las islas.

Se estima que para el año 1890 ya había unas 800 personas buscando oro, principalmente croatas, que obligaron a los indígenas a emigrar. A principios del siglo XX, el oro se agotó y las islas quedaron deshabitadas.

Isla Picton

Los yaganes llamaban a la isla Picton “Shukaku”, pero el nombre no prosperó y fue reemplazado por su denominación en inglés de Picton.

Tras la fiebre del oro, en la década de 1950 se creó en esta isla un puesto de vigilancia naval bautizado Puerto Banner y un aeródromo denominado Yocalía.

La cachaña (Enicognathus ferrugineus), la especie de loro más austral del mundo, y que habita la isla Picton.

Isla Nueva

“Shunushu” era la denominación en el idioma yagán para isla Nueva, que hoy es fiscalizada por la Armada de Chile mediante un “Alcalde de Mar” quien, en este caso, está al mando de la Alcaldía de Mar Carlos, ubicada en la caleta Carlos, al norte de la isla Nueva.

Bosque de lengas en la isla Nueva.

Isla Lennox

Es la más grande de las tres islas, con una superficie de 171,5 km². Los yaganes la denominaban como “Imien”. Su primer nombre de origen europeo fue “Terhalten”, término en holandés dado en 1624 por el vicealmirante Schapenham de la escuadra holandesa de Nassau. Posteriormente fue desplazado por el nombre en inglés y actual isla Lennox.

Las tres islas también conocidas como islas del Beagle o PNL (por las iniciales de sus nombres).

Si bien están prácticamente deshabitadas y tienen poco tamaño, su posición estratégica entre el canal Beagle y su paso entre el océano Pacífico y el océano Atlántico les da una amplia proyección marítima que se supone posee grandes riquezas en hidrocarburos.

 

 



Seguir leyendo