Martin Essl, filántropo por la inclusión: “Las empresas no han entendido cómo encontrar los talentos de las personas con discapacidad”

Zero Project ©Pepo Schuster, austrofocus.at

El empresario y filántropo austriaco, dedica sus esfuerzos a mejorar y aumentar la participación de personas en situación de discapacidad en el mundo laboral. Este 25 y 26 de mayo participará la Conferencia Zero Project, desde Madrid. Allí, junto a la Fundación Descúbreme buscarán promover prácticas y políticas que ayuden a mejorar los niveles de inclusión en Iberoamérica.


Desde un soleado Madrid, el empresario y filántropo austriaco, Martin Essl, se hace un tiempo para hablar con Qué Pasa sobre inclusión y cómo la tecnología podría mejorar el acceso laboral a personas en situación de discapacidad. El también impulsor de Zero Project adelanta lo que tratarán en la conferencia que se lleva a cabo este 25 y 26 de mayo en Madrid, para toda España e Hispanoamérica. Allí, en el evento organizado por la Fundación Descúbreme de Chile, en alianza con la Fundación ONCE de España, se conocerán las mejores soluciones o iniciativas sobre Accesibilidad y Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), aplicadas a los principales desafíos como el turismo, las ciudades, el transporte inclusivo, la cultura y muchos temas más.

Además, en la Conferencia Zero Project se compartirán las mejores prácticas que actualmente se desarrollan a nivel internacional, con el propósito de darlas a conocer en América Latina y el mundo hispanoparlante, y con ello, establecer alianzas que permitan replicar dichas iniciativas. Las exposiciones abarcarán diversas materias, desde la experiencia de una biblioteca inclusiva en Argentina; senderos habilitados para personas con discapacidad en Chile; ciudades inteligentes que se han implementado en Brasil; aplicaciones para detectar estacionamientos en España; o una radio inclusiva en Colombia, entre otras.

Para el impulsor de esta iniciativa, es importante integrar a las personas en situación de discapacidad. No solo desde una perspectiva para cumplir con los mínimos legales de inclusión laboral, sino como una oportunidad para descubrir y emplear los talentos que poseen y son desaprovechados.

- ¿Cuándo y por qué nació su interés por promover un mejor acceso a las personas con discapacidad?

Esto tiene mucho que ver con mi profesión. Soy empresario y mi grupo empresarial desarrolló centros de mejora del hogar en Austria, Europa Central y Oriental. Y hemos contratado a muchas personas con discapacidad de manera estratégica, porque descubrimos que si las personas con discapacidad se comprueban por sus talentos y se implementan en la empresa o en los equipos, son empleados realmente muy importantes del equipo. Hay un cambio en todo el equipo en su conciencia para cuidar de los demás, para utilizar los talentos de los demás. Y la satisfacción es mucho mayor si se ha integrado a un equipo inclusivo. La gente no está enferma y no se queda sin trabajo por su enfermedad. Están satisfechos.

Y luego fue en 2006 donde la ONU desarrolló después de casi 20 o 30 años, la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Y ahí surgió la idea: ¿por qué no cuidamos esas ideas para encontrar soluciones para un mundo inclusivo? Y este es el tema más importante de Zero Project, que significa cero barreras. En otras palabras, diseñar una sociedad donde todos, tengan o no una discapacidad, estén plenamente incluidos en la sociedad. Y nos enfocamos en diferentes temas, como en el empleo inclusivo, por ejemplo, que es muy importante desde el primer día de cada ser humano para integrarse plenamente en la sociedad.

- ¿Cómo Zero Project puede ayudar a difundir prácticas o fomentar políticas públicas sobre inclusión y mejor acceso a las personas con discapacidad?

A través de la educación, del empleo, la accesibilidad y las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). Y, además, vida independiente, participación política y promoción de artes inclusivas. En Zero Project recibimos entre 500 y 700 propuestas innovadoras de más de 100 países cada año. Y nuestra red contiene unos 9000 expertos con y sin discapacidad, además de organizaciones de 180 países. En otras palabras, la fuerza de Zero Project después de doce años de actividad es que realmente podemos decir que tenemos expertos de todo el mundo que están buscando nuevos enfoques. Y el concepto que hemos diseñado fue implementar al menos 1.000 expertos de todo el mundo para obtener unos 80 premiados que son las propuestas más innovadoras, impactantes y escalables, para presentarlas en una conferencia mundial que tiene lugar en las salas de la Organización de Naciones Unidas, en Viena.

-¿Cómo la tecnología y las TIC pueden ayudar a mejorar los niveles de inclusión?

Tengo que decir que esto va mucho más allá de las soluciones TIC. Es el toque humano y las relaciones humanas, que es muy importante además de las soluciones de Tecnología e Información. Es aprender unos de otros y estar conectados. Y todos los innovadores tienen diferentes necesidades. Lo que hemos desarrollado durante los últimos cinco o seis años, donde este grupo también puede jugar un papel muy importante es el programa de transferencia de impacto.

- De la Conferencia pasada, realizada en las oficinas de la ONU, en Austria ¿Cuáles fueron las principales conclusiones que emanaron de allí? ¿Cómo estas ideas se pretenden aplicar en España y América Latina?

Aprendimos que para la comunidad es importante resaltar cómo la vida cotidiana y la sociedad pueden ser más inclusivas y equitativas. Entonces, no solo los temas de moda, en el sentido de la accesibilidad y la web inclusiva, sino también es importante preguntarse cómo podemos hacer turismo para que las personas con discapacidad viajen juntas, vayan de A a B, estén en un hotel que se adapte a ellos y sea inclusivo y abierto para todos. Y también nuestra conferencia anual subrayó el tema de las artes inclusivas. Visitar un museo, bailar en una discoteca o ver una obra de teatro puede ser accesible para todos. Y es fácil. No involucra mucho dinero en eso, especialmente usando tecnología. De hecho, puede reducir los costos y hacer que esté disponible, no solo para personas en Francia, Alemania, EE.UU., sino también en el sur global.

Foto: AFP

La aplicación de estas ideas en Latinoamérica es, en gran parte, gracias a Fundación Descúbreme. No se puede cambiar la sociedad en solitario, sino a través de una red. Pero lo que es muy importante, en términos de cooperación entre Zero Project y Fundación Descúbreme es que tenemos el mismo objetivo, y podemos confiar el uno en el otro porque ambos queremos cambiar la sociedad.

-¿Cómo ha sido el vínculo entre Zero Project y Fundación Descúbreme? ¿Qué tan importante es generar redes con otras fundaciones en el mundo?

Nos pusimos en contacto con ellos en el proceso de nominación y evaluación, y descubrimos que no era solo la innovación premiada. Los conocimos por un programa de certificación de discapacidad intelectual y un programa de empleo en Chile. Fantástico programa. Pero no fue solo esta innovación lo que hace que Fundación Descúbreme sea exitosa, sino que tienen muchos empleados que se encargan de apoyar a las empresas a implementar programas de empleo o programas educativos en Chile.

La comunidad hispanoparlante en todo el mundo tiene casi 500 millones de personas. Y tener un socio tan competente en este sector fue una gran ventaja para nosotros. Estamos muy contentos de tener ahora esta asociación durante los últimos cuatro años. Y también puedes ver aquí que todos nuestros reportes los sacamos no solo en alemán y en inglés, sino que ahora también, gracias a Fundación Descúbreme, pueden estar en español. Por lo tanto, estamos muy contentos de tenerlos a bordo y de ser aún más fuertes que antes.

En Chile, la Ley de Inclusión Laboral estipula que cada empresa con más de 100 trabajadores debe compuesto con al menos un 1% con personas con discapacidad. ¿Cree que es suficiente? ¿Se deberían hacer esfuerzos para que ese porcentaje sea aún mayor?

En Austria tenemos una ley para emplear al menos el 4 %, no el 1 %, de lo contrario la empresa tendría que pagar una multa. Pero en la mayoría de los casos, en la mayoría de los países, las empresas están pagando multas porque no emplean suficientes personas con discapacidad. ¿Por qué? Porque no han entendido cómo encontrar los talentos de las personas con discapacidad.

Por ejemplo, si tienes personas ciegas, tienen buenos sentidos en sus manos. Y ahora hay una innovación de Alemania en 20 países, donde las mujeres ciegas detectan a través de pruebas de palpación el cáncer de mama en otras mujeres. En otras palabras, las mujeres ciegas pueden salvar vidas de mujeres sin discapacidades. ¿No es asombroso? Otro ejemplo son las personas con autismo. Ellos son realmente expertos en el negocio de Tecnología e Información para escribir softwares, o hacer un trabajo continuo la mayoría cometeríamos muchos errores. Si encuentras esos trabajos para esos muchachos, entonces existe un verdadero ajuste para un mundo mejor para ambos.

Entonces, creo que es menos una cuestión de porcentaje de trabajadores con discapacidad. Las empresas están dejando dinero en las calles si no ponen atención a esto. Y en un sentido muy pragmático y racional, es muy útil pensar en cómo se puede ser más inclusivo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.