¿Se debería usar mascarilla dentro de la casa?

Ilustración: César Mejías.

En Magallanes la discusión sobre la utilización de mascarilla adentro de los domicilios ya partió, al igual que en Europa y Estados Unidos. En una conveniencia que es evaluada por especialistas y gobiernos para frenar los contagios entre familiares.




Hace una semana, en medio del fuerte repunte en los casos de Covid-19 registrados en la región de Magallanes, el Minsal recomendó el uso de mascarillas dentro de los hogares en esa zona del país.

Se trata de una estrategia que ha sido evaluada en distintos países del mundo con estudios que han visto su conveniencia. ¿Lo es o no?

Esa es una pregunta que ha surgido en Europa, donde se busca evitar la temida segunda ola de la pandemia. En este continente los expertos advierten que las reuniones dentro de los hogares con familiares y amigos entregan una sensación de falsa seguridad, pero es un error: los datos muestran que el 80% de los brotes de la segunda ola surgen en el ámbito familiar.

Uno de los lugares donde se discute el uso de mascarilla dentro del hogar es Escocia. En ese país el gobierno lanzó el pasado mes de septiembre un video donde se muestra cómo las reuniones familiares pueden ser un foco de contagio del Covid-19. En este se ve como una joven llega a su casa y abraza a su abuelo antes de prepararle un té. La joven va dejando una estela verde -el virus diseminado por ella, asintomática- que cuando termina de llenar la taza con té ya está en toda la sala, incluido en su abuelo.

Los beneficios de la mascarilla en el hogar fueron revisados en un estudio de investigadores chinos, australianos y estadounidenses. Para hacerlo examinaron a 335 personas de 124 familias de Beijing, China, quienes fueron medidas en tres etapas donde a través de cuestionarios reportaron sus conductas cotidianas dentro del hogar, explicando el uso de mascarillas o formas de distanciamiento social.

Los resultados, publicados en el journal BMJ Global, revelaron que el uso de mascarilla dentro de la casa fue efectiva en el 79% de los casos para prevenir la propagación de la enfermedad entre familiares versus las personas que no la usaban.

En Estados Unidos la idea ya ronda en especial pensando en la festividad del Día de Acción de Gracias, cuando muchas familias se reúnen. “Lo que estamos viendo como una amenaza creciente en este momento es la adquisición de la infección a través de pequeñas reuniones familiares”, dijo el doctor Robert Redfield , director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., en una conversación con gobernadores de ese país que fue difundida por CNN.

“Particularmente con la llegada del Día de Acción de Gracias, creemos que es realmente importante enfatizar la vigilancia de estos pasos continuos de mitigación en el hogar”, agregó Redfield. Las palabras del especialista llegan en un contexto de aumento de contagios en ese país, donde según datos de la Universidad Johns Hopkins el promedio de casos es un 48% más alto que hace un mes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.