Spica, la misteriosa estrella que será visible junto a la Luna en agosto

Imagen referencial.

Spica es es unas 2.200 veces más luminosa que el Sol y su radio es 7,4 veces más grande que nuestra estrella. A partir de este miércoles podrá verse muy cerca de la Luna.




El nombre Spica con que se designa a una de las estrellas más brillantes del firmamento proviene de la palabra latina para “espiga”. La connotación general es que Spica se refiere a una “espiga de trigo”. De hecho, la estrella y la constelación de Virgo, donde está ubicada, a veces se asociaban con la diosa griega de la cosecha, Deméter. Para los romanos esta estrella simbolizaba a Ceres, diosa de la agricultura. Spicum, Spigha, Stachys -del griego stakhus, “espiga de trigo”- y Arista (en latín “espiga de grano”) eran otros nombres romanos de la estrella.

Se trata de la estrella más brillante de la constelación de Virgo y la decimoquinta más brillante del firmamento. Se encuentra a 260 años luz del Sistema Solar, y será visible a partir de este miércoles 3 de agosto, a unos 4 grados por debajo de la Luna creciente, según la Nasa. Pero no es una simple estrella, como se ve a simple vista: en realidad consta de dos estrellas, que giran alrededor de su centro de gravedad en solo cuatro días. Es lo que en astronomía se denomina un sistema binario de estrellas.

Juan Carlos Beamin, astrónomo de la Fundación Chilena de Astronomía (Fuchas), explica que a pesar de ser un sistema binario, no se pueden ver las dos estrellas porque están muy juntas y ni siquiera los telescopios permiten ver ambas estrellas por separado. “Sabemos que son dos porque podemos medir los movimientos de una con respecto a la otra y a través de su espectro que es básicamente tomar la luz que viene de este objeto, la separamos en los distitnos colores y podemos ver huellas de dos estrellas emitiendo su luz, cada una con una huella digital distinta por así decirlo”, explica Beamin.

Así, las dos estrellas son indistinguibles individualmente, y solo parecen un único punto de luz, incluso con un telescopio. La naturaleza dual de esta estrella fue revelada solo por el análisis de su luz con un espectroscopio, un instrumento que divide la luz en los colores que la componen.

Las dos estrellas están tan cerca y orbitan tan rápidamente una alrededor de la otra que su gravedad mutua las distorsiona en forma de huevo. Se cree que los extremos puntiagudos de estas estrellas en forma de huevo se miran entre sí mientras giran, como muestra la siguiente ilustración.

Ilustración de cómo lucirían ambas estrellas.

Según Beamin, la estrella estará a una distancia aproximada de seis lunas y podrá presenciarse en todo Chile. Aunque se puede ver de cualquier punto, siempre es mejor buscar lugares apartados de la contaminación lumínica, para verla más fácilmente.

La estrella principal, Espiga A, es clasificada como gigante o subgigante con una temperatura superficial de 22.400 grados centígrados (el Sol ronda los 5.700 grados centígrados. Es unas 2.200 veces más luminosa que el Sol y su radio es 7,4 veces más grande que el radio solar —casi el 30% de la separación entre las dos estrellas— y rota muy deprisa con una velocidad de rotación en su ecuador de 199 kilómetros por segundo.

Por su proximidad a la estrella principal, los parámetros de Espiga B son mal conocidos pero la comunidad científica coincide en que parece una estrella con una temperatura superficial de 18.500 grados centígrados, es 1.700 veces más luminosa que el Sol y su radio es casi cuatro veces más grande que el de este y su masa es algo inferior a siete masas solares.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.