¿Qué tan cerca está la ciencia de encontrar una cura para el cáncer?

Foto: Patricio Fuentes/archivo

Los casos de personas que eliminaron el virus VIH de sus cuerpos, reavivaron el anhelo por derrotar también a esta enfermedad. Según especialistas, ambas patologías son diferentes y el foco de investigación hoy está puesto en transformarla en un mal crónico.


Hace unos días la atención del mundo estuvo puesta en Seattle (Estados Unidos). Allí, un grupo de investigadores británicos informaba sobre un paciente con VIH que había logrado eliminar el virus tras un trasplante de médula al que fue sometido como tratamiento para un cáncer que también padecía: el “paciente de Berlín”, como se llamó el primer caso (2010), ya no era el único.

Ahora, se sumaba el “paciente de Londres” como otro ejemplo de éxito de la ciencia sobre esta enfermedad.

Las alarmas se encendieron entre la comunidad médica y de pacientes. La nueva derrota contra el VIH, aunque puntual y no aplicable a todos los pacientes con VIH, reavivó el deseo y las ansias de encontrar una cura para el cáncer, otra enfermedad en la que científicos de todo el planeta invierten la vida y una importante cantidad de recursos, buscando una solución que termine con la que hoy es la segunda causa de muerte en el mundo y que amenaza con convertirse en la primera, en pocos años.

¿Qué tan cerca está la ciencia hoy de desarrollar la cura del cáncer? Según Flavio Salazar, vicerrector de Investigación y Desarrollo de la U. de Chile e investigador del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (Imii), lo que ocurra en materia de investigación contra el VIH y el cáncer, no se puede comparar. “Son enfermedades distintas y con origen diferente. Un elemento clave que los hace similar es su relación con el sistema inmunológico y la respuesta que éste tiene frente a la enfermedad. En ambos casos, las células infectadas por el virus de VIH y las células cancerígenas tienen la capacidad de evadir y escapar del sistema inmune”, dice.

“No sé si estamos más lejos de conseguir una cura contra el cáncer, comparativamente hablando, de lo que puedan estar quienes investigan en VIH. Lo claro es que hay más evidencia clínica en algunas respuestas contra algunos tipos de cáncer, como la terapia inmunológica y en ese sentido, hay buenos resultados. Más que los tres o cuatro casos de VIH que se han curado”, señala Salazar.

Alejandro Corvalán, académico de la U. Católica e investigador principal del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (Accdis), dice que más que buscar una cura, con el cáncer lo que se busca es convertirlo en una enfermedad crónica, como la hipertensión o la diabetes. “El desarrollo de la oncología y de la medicina buscan combatir las enfermedades agudas, infecciosas. La cura es la erradicación, y para eso se han creado las vacunas, los antibióticos. En las enfermedades crónicas, como la hipertensión, el alzheimer, la diabetes y el cáncer, son incurables, pero con ello se puede vivir si están bien controladas y tratadas”, dice el especialista.

Para Corvalán, que también es presidente del Grupo Oncológico Cooperativo Chileno de Investigación (Gocchi), en lugar de hablar de la cura del cáncer, se debe enfocar en la prevención para que no se produzca la enfermedad y si se produce, convertir el cáncer en una enfermedad crónica o detectarlo en una etapa precoz que sí se pueda erradicar.

Sistema inmune

La clave en las dos enfermedades, insiste Salazar, es el sistema inmune y en el caso del cáncer, se trabaja para generar una respuesta inmune para destruir la célula del cáncer.

A diferencia de lo que ocurrió en estos casos de cura de VIH en los que las células trasplantadas al paciente tenían una modificación genética que impedía el ingreso del virus, Salazar dice que en el cáncer no hay un receptor identificado que se pueda manipular para que la enfermedad no se desarrolle. “Sí hay moléculas en el sistema inmune que pueden ser bloqueadas. Puntos de control o check point y hoy son las inmunoterapias que están siendo probadas en los últimos años. También hay otras terapias, terapias celulares principalmente (tap cell) que son las que estamos trabajando en nuestro grupo de investigación en el Imii en la que se manipula el sistema inmune para destruir las células tumorales”.

Otra dificultad para conseguir una cura única contra el cáncer, dice Salazar, es que a diferencia del VIH /Sida que es una misma enfermedad, con cepas distintas, el caso del cáncer, son muchas enfermedades que tienen la características común de formar tumores. Los factores de riesgo también son diferentes: el cáncer está asociado a la alimentación, la obesidad, problemas genéticos, radiación, pero en el VIH la causa es única, el virus.



#Tags


Seguir leyendo