Televisores ecológicos, con inteligencia artificial y más accesibles marcan el inicio de la feria tecnológica más importante del mundo

La novedad de este año incluye TV flexibles y funciones como descripción de audio, ajustes de color, control remoto adaptativo, subtítulos en movimiento, zoom de lenguaje de señas y otros, enfocados en personas con problemas de audición, sordos, personas con baja visión y ciegos. También se anunció un control remoto que se carga con la luz ambiental y solar, ayudando a reducir las emisiones de carbón equivalentes a 759 canchas de fútbol plantados con pinos.




Aunque oficialmente la feria tecnológica Consumer Electronics Show (CES) se realizará entre el 11 y 14 de enero próximos, algunas marcas decidieron adelantarse a la fecha formal para dar a conocer sus novedades, en un año marcado por una pandemia que obligó a la organización a desarrollar el evento exclusivamente en línea. Una gran diferencia, considerando que sólo en 2019 asistieron más de 182 mil personas, incluyendo 69 mil expositores, 4 mil empresas y casi 7 mil miembros de los medios de comunicación.

Este año, los primeros protagonistas fueron los televisores, sin duda uno de los aparatos que más han mostrado avances en los últimos años. En cifras, en un año donde el confinamiento fue el protagonista principal, los televisores fueron los grandes beneficiados: según la consultora Omdia en 2020 los envíos globales de televisores en el período de julio a septiembre alcanzaron los 56,88 millones de unidades, un aumento de 2,08 millones de unidades o un 3,8% respecto al año anterior, aumentando el tercer trimestre debido a las promociones de los fabricantes con miras a la Navidad.

También se proyectó que el mercado global de televisores QLED, liderado por Samsung Electronics, crecería a 2,44 millones de unidades, un 83,9% más que el año anterior, mientras que el mercado global de televisores OLED, en su mayor parte de LG Electronics, se expandirá a 904 mil unidades, un 35,7% más que hace un año.

Por ello, la competencia y la llegada de tecnologías como 8K en CES 2020, así como las nuevas consolas Xbox Series y PlayStation 5, hizo que en esta oportunidad los fabricantes además, se enfocaran en funciones relacionadas a inteligencia artificial, sostenibilidad, y accesibilidad para personas con discapacidad auditiva o visual.

Simulando el cerebro humano

Sony, uno de los fabricantes más importantes e impulsor de tecnologías como el Blu-Ray y el ya olvidado 3D, presentó su tecnología Cognitive Processor XR, el cerebro de la nueva línea de televisores Bravia, que utiliza un método de procesamiento diseñado para replicar las capacidades visuales y auditivas de los seres humanos, que al observar objetos, se focalizan inconscientemente en ciertos aspectos en la pantalla.

De acuerdo a la empresa, el sistema divide la pantalla en varias zonas y detecta dónde está el “punto focal” de la imagen. A diferencia con la inteligencia artificial, que sólo puede detectar y analizar individualmente elementos de la imagen como el color, el contraste y ciertos detalles, el nuevo procesador puede realizar un análisis transversal de un conjunto de elementos al mismo tiempo, tal como lo hace el cerebro. Al hacer esto, cada elemento se ajusta a su mejor nivel, en combinación con el resto, para que toda la imagen se vea perfectamente sincronizada y real, algo que según Sony, la inteligencia artificial convencional no puede lograr.

Además, Cognitive Processor XR es capaz de analizar la posición del sonido en la señal para que se reproduzca en perfecta sintonía con lo que se ve en la pantalla, convirtiendo cualquier sonido a sonido 3D envolvente para ofrecer más realismo. El fabricante japonés asegura que su sistema aprende, analiza y procesa una cantidad de datos sin precedentes y optimiza inteligentemente cada píxel, cuadro y escena para lograr una gran imagen y sonido.

En cuanto a algunas funciones interesantes, los nuevos Bravia incluyen los cada vez más masivos asistentes de voz, compatibilidad con altavoces inteligentes y la nueva interfaz HDMI 2.1, que incluye 120 fps y resoluciones más altas, ideales para exprimir el máximo potencial de los videojuegos de la novena generación de consolas.

Más pantallas flexibles

En CES 2020, LG presentó Signature OLED R, un llamativo televisor que tiene la particularidad de enrollarse en una unidad base y se despliega en un panel OLED 4K HDR completo de 68 pulgadas cuando es necesario. Para este año, la surcoreana está llevando las cosas un poco más alto y con dos nuevas innovaciones: el QNED Mini LED TV, que con hasta 30.000 leds diminutos promete una resolución nunca antes vista en los televisores LED, y una pantalla OLED de sonido cinemático flexible, siguiendo la última tendencia en los smartphones.

Este último consta de un panel OLED de 48 pulgadas, que puede doblarse a una curvatura de 1,000R sin afectar ninguna de su funcionalidad o características. De acuerdo a LG, la pantalla se puede aplanar para ver televisión y curvar mientras se juega, permitiendo una distancia de visualización uniforme desde el medio hasta el borde para una experiencia visual más inmersiva.

Según el fabricante, este televisor tiene un tiempo de respuesta de 0,1 ms y una frecuencia de actualización de 120 Hz con soporte de frecuencia de actualización variable de 40 Hz a 120 Hz, lo que también lo hace compatible con el máximo potencial de Xbox Series X y PlayStation 5.

Además, el televisor cuenta con la tecnología Cinematic Sound OLED (CSO), que hace vibrar la pantalla para producir audio. Vale decir, todo el panel OLED es esencialmente un altavoz, y con apenas un grosor de 0,6 mm.

Durante el evento, LG, el único fabricante de OLED transparente, hará una demostración de varias aplicaciones para estas pantallas, incluido su uso para fines domésticos y comerciales. La compañía afirma que su tecnología OLED es un 40% transparente en comparación con solo un 10% de transparencia que ofrecen las pantallas LCD. Al igual que el concepto de televisor flexible, el televisor OLED transparente también cuenta con CSO y evita por completo los altavoces físicos.

TV para todos

En 2020, Samsung anunció un nuevo empaque ecológico en su cartera de televisores Lifestyle, buscando reducir la huella ambiental de los paquetes que protegen a los televisores.

La idea del “embalaje ecológico” hecho de cartón corrugado ecológico tiene como objetivo un reciclaje más fácil de las cajas, aplicando un diseño de matriz de puntos en cada lado, permitiendo a los usuarios cortarlas con mayor facilidad y ensamblarlas usos como mesas auxiliares pequeñas, revisteros o casas para mascotas.

Además, para los menos avezados en el área, dentro del paquete se incluyó un manual sobre cómo hacer artículos para el hogar con las cajas de cartón. La idea incluso ganó motivó un concurso de diseño, convocando más de 1.500 propuestas de 84 países.

Según Samsung, esta solución sostenible puede reciclar hasta 200 mil toneladas de cajas de cartón ondulado cada año. Y al minimizar el texto y las imágenes gráficas en el empaque ecológico, se elimina la tinta a base de aceite de la impresión en color que se usa tradicionalmente en las cajas de TV, lo que ayuda a reducir aún más el desperdicio.

Y este año, la surcoreana decidió ir más allá, con un revolucionario control remoto que deja de lado las tradicionales pilas, para apostar por el medioambiente. Celso Barros, gerente de Producto de Visual Display de Samsung América Latina, cuenta que el nuevo control se puede recargar con la luz artificial, solar y USB, manteniendo todas las funciones para el televisor, ahorrando unas 200 toneladas de pilas al año, evitando el desperdicio de 99 millones de baterías AAA proyectadas durante siete años, y una reducción en emisiones de carbón equivalente a 759 canchas de fútbol plantados con pinos.

Por otro lado, Samsung anunció unas innovadoras funciones de accesibilidad para sus modelos QLED y Neo QLED 2021, como descripción de audio, un control remoto adaptativo, subtítulos en movimiento, zoom de lenguaje de señas y audio de salida múltiple, enfocados en personas con problemas de audición, sordos, personas con baja visión y ciegos, buscando optimizar la visualización según sus necesidades y preferencias. Para el próximo año, la empresa aseguró que expandirá su función Voice Guide, que brinda guía de audio para personas sordas y con baja visión, así como mejoras en basadas en inteligencia artificial.

“Hace algunos años tenemos la función de “color deficiency”, la posibilidad para personas que no puedan ver color, gracias a un cambio en la escala de color en la pantalla. En estas nuevas versiones, esperamos que para 2022 se encuentren disponibles en todos los idiomas, y se puedan hacer actualizaciones de software para modelos compatibles que ya hayan salido al mercado. Las nuevas lineas llegan entre abril y mayo a Chile”, señala Celso Barros.

Además, los nuevos modelos añaden un modo que agranda un área de la pantalla hasta 200%, pensando en personas sordas que deseen ver el lenguaje de señas, así como un avatar animado para esta misma clase de lenguaje. También se están planeando funciones que convierten automáticamente sonido en texto -tal como las películas en Blu Ray-, y una herramienta que permite el uso de señas para controlar la TV a distancia.

En relación a los televisores, Samsung reveló la tecnología Neo QLED para sus modelos 8K y 4K; y Quantum Mini LED, que usa un 1/40 de la altura de un LED convencional. La tecnología aumenta la escala de luminancia a 12 bits con 4096 pasos, ayudando a que las áreas oscuras sean más oscuras y las áreas brillantes más brillantes, lo que resulta en una experiencia HDR más precisa e inmersiva.

Pero también añaden funciones de entretenimiento y ejercicio, como Samsung Health y Smart Trainer, que convierten el hogar en un gimnasio personal rastreando y analizando la postura del usuario en tiempo real; y la función Super Ultrawide GameView para videojuegos, que ofrece a los jugadores la opción de visualizar contenido en relación de aspecto amplia de 21: 9 y ultra ancha de 32: 9.

Finalmente, la línea Micro LED, disponible en 110 y 99 pulgadas, incluye la función 4Vue, para ver hasta cuatro fuentes de contenido diferentes simultáneamente en una pantalla, pudiendo conectar varios dispositivos externos a la vez.

Diseño

Tal como en el caso de los televisores flexibles de LG, uno de los atractivos de la línea Lifestyle de Samsung es la de salirse del marco convencional de este tipo de aparatos, atreviéndose con otros usos como en The Sero (aparato que gira en su eje para posicionarse en forma vertical u horizontal), y The Frame (televisor que simula un cuadro en la pared, pasando inadvertido).

Chulyong Cho, diseñador principal del Future Experience Design Group en Samsung Electronics Visual Display Business, señala que en el caso de The Sero, “buscaba satisfacer las necesidades de los consumidores que desean un televisor convencional y mejora la experiencia de ver el contenido que los consumidores normalmente verían en sus teléfonos inteligentes”.

“Se necesitaron tres años para crear The Sero”, dice. “Era un concepto completamente nuevo y poco convencional, por lo que hubo muchos desafíos. Habíamos investigado en evaluación de conceptos y varios prototipos durante más de un año, lo que llevó más tiempo que otros productos típicos”.

Cho cuenta que en la etapa de desarrollo del producto, se enfocaron en el estilo de vida de los millennials, descubriendo que “la experiencia de TV compatible con dispositivos móviles se convertiría en una experiencia clave entre los consumidores jóvenes en el futuro. Así que basándonos en esta información del usuario, desarrollamos la experiencia y el diseño del usuario. También continuamos desarrollando nuestras ideas para experiencias de productos mediante la creación rápida de prototipos y evaluaciones de conceptos versátiles”.

En relación a los desafíos para esta tecnología, el diseñador de Samsung apunta que “fue un reto diseñar y desarrollar una estructura confiable que permitiera que la pantalla cambiara sin problemas entre la orientación horizontal y vertical, pero sabíamos que era posible. Durante todo el proceso de diseño, creímos que la parte giratoria de la pantalla debería exhibir movimientos naturales y discretos, por lo que después de experimentar con diferentes tecnologías, finalmente logramos la innovación estructural que existe en The Sero hoy”.

“Otro desafío fue hacer que la placa de sonido detrás de la pantalla sea lo suficientemente delgada para integrarse en el entorno del usuario, pero lo suficientemente potente como para crear un buen sonido”, añade.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.