Una nariz que se pudre y erupciones en la boca: pacientes con viruela del mono revelan sus síntomas

Un paciente con una severa lesión en la nariz, reportado en un estudio científico. Foto: Revista Infection

La nariz de un hombre comenzó a pudrirse en uno de los casos de viruela del mono más impactantes reportados hasta ahora.


El pasado 23 de julio, la Organización Mundial de la Salud declaró el actual brote de la viruela del mono como una emergencia mundial de salud pública, es decir, el mismo estatus que tiene el Covid.

Desde entonces se reportan casi 40 mil casos confirmados en 92 países del mundo, 189 de ellos en Chile. Muchos de estos pacientes están reportando a través de redes sociales la evolución de las cicatrices, características de esta enfermedad.

Uno de ellos es Silver Steele (40 años), quien publicó una cronología de fotos en su cuenta de Instagram de cómo progresaron sus lesiones durante tres semanas, que desde entonces se ha vuelto viral.

Residente de Houston, en EE.UU. el hombre aseguró en una entrevista en el portal Today, que se infectó con viruela del mono a principios de julio. En su públicación de Instagram escribió: “Mi objetivo con esto no es asquear a nadie, sino educar”.

“No todo el mundo muestra los síntomas exactamente de la misma manera, pero más de un profesional me ha dicho que mi caso es un ejemplo ‘clínicamente perfecto’ y que se está utilizando en las demostraciones de los CDC y en las revistas médicas”, añadió Steele en la entrevista.

Los síntomas de este paciente, según su propio relato, tardaron entre siete y ocho días en aparecer después de haber estado expuesto al virus. En respuesta a una pregunta que le hicieron en Instagram, Steele replicó que no sintió “nada” en el área afectada de su rostro antes de que aparecieran las lesiones.

Añadió que notó por primera vez algunas ampollas pequeñas debajo de la boca el 11 de julio. Dado que había pasado el fin de semana en un bote, lo atribuyó a la irritación causada por el protector solar o el afeitado. Pero para el tercer día, Steele dijo que notó que las ampollas se habían formado en un grupo y se estaban haciendo más grandes, pero no reventaban, a diferencia de las típicas espinillas.

El 15 de julio, el hombre relató que se despertó con síntomas parecidos a los de la gripe, dolor de garganta y ganglios linfáticos sensibles. Estos duraron alrededor de 48 horas.

En ese momento, él ya sospechaba que tenía viruela del mono. “Los síntomas parecidos a los de la gripe junto con esto son una especie de indicador seguro... así que fui a mi médico”, dijo. Se tomaron muestras de sus lesiones para detectar el virus, y el 18 de julio, sus resultados dieron positivo.

Foto: Reuters

Las lesiones de Steele progresaron de protuberancias parecidas a granos a grandes llagas y lesiones con costras, que dijo que eran dolorosas. Después de aproximadamente dos semanas y media de la enfermedad, sus lesiones finalmente comenzaron a disminuir. “Los bordes rosados muestran que se está curando”, dijo Steele en un video que actualizó a los espectadores el 28 de julio.

Para el 1 de agosto, sus costras se habían caído por completo y desarrolló una nueva capa de piel, dijo. Su médico lo autorizó a regresar al trabajo el 5 de agosto.

Nariz que se pudre

Más dramático fue el caso de un paciente alemán de 40 años, que acudió a su médico después de que le desarrollara una mancha roja en la nariz. En su primera revisión médica le dijeron que se trataba de una quemadura solar y fue enviado a casa. Pero a los pocos días, la lesión en su nariz comenzó a ponerse negra.

El hombre pronto también encontró llagas llenas de pus en todo el cuerpo, que eran particularmente graves alrededor del pene y la boca, informó un artículo científico publicado en la revista médica Infección.

Luego, al hombre se le hizo una prueba de viruela del mono y se le administraron antivirales para combatir el virus. Mientras estaba en el hospital, y según reconoció luego, por primera vez fue soemtido a varios exámes de enfermedades de transmisión sexual (ETS), los que revelaron que también tenía sífilis y VIH no diagnosticados.

Su sífilis había pasado tanto tiempo sin ser detectada que se propagó a múltiples órganos; mientras que las pruebas confirmaron que su infección por VIH se había convertido en sida.

Un paciente con una severa lesión en la nariz, reportado en un estudio científico. Foto: Revista Infection

Respecto al desarrollo de su viruela, los medicamentos antivirales fueron suficientes para secar las llagas en la piel, pero solo mejoró parcialmente la nariz al reducir la hinchazón. Según los autores del estudio, el caso del hombre tuvo secuelas tan graves porque el VIH lo dejó inmunocomprometido y susceptible a la necrosis, es decir, a la muerte del tejido corporal.

El artículo médico no actualizó la evolución o sobre la recuperación del hombre.

Casos en Chile

En Chile, hasta el 15 de agosto, según reporta el Ministerio de Salud (Minsal), hay 189 casos confirmados, que lo deja en el puesto número 20 del ranking mundial de países con casos confirmados, según Global Health.

Este ránking fue creado por un equipo de investigadores de distintas instituciones como la Universidad de Oxford (Reino Unido), la U. de Harvard (EE.UU.), la Universidad de Stellenbosch (Sudáfrica) y el Instituto de Prevención de Pandemias, de la Fundación Rockefeller (EE.UU.), quienes establecieron una base de datos de acceso abierto que se actualiza en tiempo real para rastrear la ocurrencia de casos en diferentes países.

Los datos que se reúnen a partir de fuentes verificadas, incluidos los informes de los gobiernos y las organizaciones de salud pública y los medios de comunicación que informan de las declaraciones oficiales de salud, tiene a Chile actualmente dentro de los primeros 20 países con más casos.

Desde Global Health confirmaron a Qué Pasa, que los datos que proporcionan del país tienen como fuente principal las actualizaciones del Minsal, además de los informes de la OMS y la OPS.

La lista la lidera Estados Unidos, con 12.636 casos notificados, seguido de España(5.792), Reino Unido (3.195), Alemania (3.186) y Brasil (2.985).

El 99% de los casos corresponde a hombres, y se presenta entre los 17 a los 63 años, pero el grupo que concentra la mayor cantidad de casos va desde los 30 a los 39 años, reporta el Minsal.

Rodrigo Muñoz, infectólogo y académico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Magallanes (UMAG), dijo en un artículo a Qué Pasa, que conocer quién tiene más riesgo de contagio y cómo disminuirlo, o de los que se contagian quienes tienen más riesgo de hacer un cuadro grave y cómo podemos prevenirla, son características clínicas que encuentran en etapas de investigación.

Como es un brote en evolución, con casos en constante aumento en distintos países, Muñoz señaló que antes que el aumento, hay que preocuparse de informar a la población con una buena comunicación de riesgo sobre la forma de contagio, cómo prevenirla y “esperamos rápidamente poder contar con vacunas”.

Es importante educar a la comunidad sobre los factores de riesgo: quién es la población que tiene más posibilidad de contagio (en la mayoría de los casos el contagio se ha producido en hombres que tienen sexo con hombres, pero el contagio se puede producir en cualquier persona que tenga contacto con las lesiones de otro paciente).

Otro factor que preocupa es que hoy existen casos que no tienen contacto directo con pacientes confirmados o sospechosos o que hayan estado de viaje, “y no se puede trazar el origen todavía y preocupa que se esté dando una transmisión comunitaria”, señala Muena.

Una mujer administra la vacuna contra la viruela del mono en una clínica en la Iniciativa de Investigación Comunitaria del Norte de Jersey, Estados Unidos. Foto: AP

Sobre una futura vacunación, la ministra de Salud, María Begoña Yarza, dijo en un reciente punto de prensa que “estamos realizando todas las gestiones a nivel multilateral en conjunto con la OPS y la OMS para la adquisición de vacunas”.

En cuanto a quien iría dirigida la inoculación, la ministra señaló que será CAVEI, quien hará las recomendaciones, y en conjunto le comunicarán a la población cuáles serán esas condiciones de vacunación.

¿Qué hacer en caso de tener sospechas?

Para evitar el alza de contagios, se debe informar si ha estado en contacto con un casos confirmado o sospechoso de contagio, recalca Teresa Balboa Castillo, doctora en Medicina Preventiva y Salud Pública, y académica del Departamento de Salud Pública-Universidad de La Frontera.

Además, en caso de tener síntomas asociados (exantema (erupción de la piel), o tener uno o más de los siguientes síntomas: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares o ganglios linfáticos inflamado) se debe consultar inmediatamente.

Desde el Minsal habilitaron un número en caso de que alguien requiera recibir información sobre la viruela del mono o preguntar los pasos a seguir en caso de sospecha de contacto.

Asimismo, si una persona tiene contacto con un caso sospechoso o confirmado debe notificar de esta situación al equipo de salud para que la SEREMI realice la vigilancia.

Frente a la aparición de sintomatología, Muñoz recomendó “aislarse y notificar nuevamente para ser evaluado”.

Síntomas

De acuerdo a los CDC este virus se transmite por contacto cercano. Eso significa que puede transmitirse a través de una herida en la piel, o del tracto respiratorio o las membranas mucosas, como los ojos, la nariz o la boca.

Sus síntomas son similares a los de la viruela. Al comienzo se presentan fiebre, dolores de cabeza, fatiga, dolores musculares y ganglios linfáticos inflamados. Luego comienzan a aparecer las erupciones características asociadas a la viruela del mono. Inicialmente se ven como parches de piel descoloridos, después como protuberancias elevadas, ampollas y finalmente granos grandes llenos de pus, informan los CDC.

Si alguien presenta síntomas, el Minsal recomienda:

– Evitar tener relaciones sexuales o contacto íntimo con otras personas.

– Dirigirse a un centro de salud utilizando mascarilla y evitando contacto con otras personas.

– Antes de salir del domicilio, vestir ropa que cubra las lesiones de la piel.

– Informar al personal médico si viajó los últimos 21 días, las fechas y lugares que visitó.

– Avisar al personal médico sí estuvo en contacto con personas con síntomas similares.

Sobre los cuidados, recomiendan:

– Vigilar su estado de salud diariamente durante los 21 días posteriores al contacto.

– Tomar su temperatura todos los días.

– Si presenta síntomas como fiebre sobre 38,5ºC, dolor de cabeza, fatiga muscular, escalofríos, ganglios inflamados y por sobre todo, lesiones en la piel, debe acudir a un centro asistencial usando mascarilla y cubriendo las lesiones en la piel.

– Seguir las recomendaciones de la Autoridad Sanitaria.

– Evitar el contacto íntimo con otras personas y las relaciones sexuales durante el periodo de observación.

Escucha también nuestro podcast sobre la viruela del mono

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.