Wadin Praus y El Hombre ante el Universo: se cumplen 60 años del primer programa de TV

Programa Cientifico - El Hombre Ante el Universo - Conducción Vadim Prauss (1960)

Emitido por primera vez el 22 de agosto de 1959 en la Universidad Católica de Valparaíso, el espacio enfocado en la ciencia, sentó las bases de la televisión chilena.




Aunque los orígenes de la televisión chilena se remontan a los años 30, cuando ya se hacían algunas emisiones experimentales, los avances más concretos datan de la década de los 50. En 1952 la Universidad Católica instaló sus primeros equipos, a la que se sumó en 1956 la Universidad Católica de Valparaíso. Si bien en Estados Unidos y Europa la televisión ya había dado sus primeros pasos de manera formal, en Chile aún era desarrollada por unos pocos estudiantes universitarios de electrónica.

Todo comenzó a cambiar en 1957, de la mano del arquitecto y académico de la UCV, Wadim Praus Petroff, cuando dio el vamos al primer programa de la televisión chilena, El Hombre ante el Universo. Creado y conducido por el propio Praus, contó también con la ayuda del académico Jorge Curé. El programa, con una clara orientación científica, buscaba responder algunas dudas sobre el espacio y el cosmos, cuando el ser humano aún ni siquiera llegaba a la Luna (lo hizo en 1969).

[caption id="attachment_629404" align="alignnone" width="381"]

Wadin Praus (1923-2003).[/caption]

Después de un par de transmisiones experimentales, el espacio comenzó a emitirse de manera sistemática el 22 de agosto de 1959 por el canal 8 de la época. Es considerado el primer programa de la TV chilena. La primera temporada estuvo compuesta de 20 capítulos y se basó, principalmente en el Sistema Solar. Praus, que falleció en 2003 cuando tenía 80 años, señaló a UCV en una entrevista que en un principio le pidieron que hiciera una serie de seis programas semanales. "El último día tuvimos el apoyo de un experto de la Nasa, que venía en misión de divulgación. En cada programa se pasaba una película, se hacían comentarios, se atendían consultas de público", recordó.

Enrique Aimone, director de Asuntos Corporativos de TV+ (ex UCV), destaca que "ser los primeros siempre implica liderazgo, pasión, vanguardia, riesgo e innovación. Por otro lado, es muy relevante que ese primer ciclo haya sido de tipo educativo, marcando el sello de lo que buscaba ser la televisión en esa época y reflejando fielmente el sentido que le quería dar la universidad a su canal, siendo un aporte y reuniendo a la familia chilena".

Mientras condujo el programa, Praus se mantuvo como académico de la Universidad Católica de Valparaíso, con clases de Matemáticas en el Instituto de Técnicos de la UCV. Además, fue uno de los fundadores de la Facultad de Filosofía y Educación y director de la Escuela de Matemáticas y Física.

El Hombre ante el Universo, que se mantuvo al aire hasta 1966, recibió el reconocimiento al mejor programa cultural de la televisión chilena. Según relatos de la época, Praus tenía un estilo ameno y entretenido, sin importar lo complejos que pudieran ser los temas expuestos en el programa. Utilizaba un lenguaje directo, láminas ilustrativas, sobre todo con colores para diferenciar tonalidades de grises y diferentes tipos de dibujos. Las transmisiones siempre fueron en vivo.

[caption id="attachment_628403" align="alignnone" width="756"]

Praus en 1987 cuando recrearon el programa. A la izquierda se puede observar el premio recibido en 1966 al Mejor Programa Cultural de la Televisión Chilena.[/caption]

Lamentablemente, y debido a que las videocintas no fueron guardadas, no existe registro de material televisivo hasta fines de los 60 (solo fotografías) en UCV. En 1987 el propio Praus realizó una recreación, en el programa "La ventana mágica".

También desarrolló otro espacio televisivo. Se trataba de Imaginación y Números, un microprograma infantil.

El programa, que celebra 60 años de existencia, motivó la exposición "Adelante Estudios" en la Biblioteca Nacional, que recorre la historia y todos los detalles de la televisión en Chile, con artículos y accesorios originales de la época.

Comenta