¿Qué jóvenes consultan en la plataforma que previene suicidio en Chile?

ONG apoyada por el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) ha recibido más de 8.000 consultas.


El suicidio es la segunda causa principal de muerte en personas entre 15 y 29 años de edad en el mundo. En Chile en la última década la situación también es preocupante para este rango etario. Así lo detalló un estudio de 2010, realizado por la Universidad Católica y el Ministerio de Salud, que alertaba que la situación nacional era similar a la de Corea del Sur.

Entre los 10 y 14 años de edad la tasa de suicidios se incrementó de 1 por cada 100 mil habitantes a 2,2, entre los años 2000 al 2008, lo que en el grupo de 15 a 19 años, pasó de 8,6 a 12,9 para. Pese a que esas cifras en 2015 bajaron a 1,7 en el primer grupo, y a 8,1 para el segundo, no deja de preocupar a expertos y autoridades.

En Chile, la única iniciativa digital que realiza prevención en suicidio adolescente es Todo Mejora. Con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se conmemora hoy, la ONG  entregó los resultados de su informe Canales de Apoyo 2018, con los principales resultados del programa de intervención y prevención del suicidio, “Hora Segura”.

La Fundación Todo Mejora, promueve el bienestar de niños y niñas adolescentes que sufren discriminación o situaciones de bullying, dice su director ejecutivo Diego Poblete. Una de sus iniciativas es la Hora Segura, una plataforma con cinco mecanismos de contacto (a través de una aplicación y un chato en la página web, además de Facebooky el correo institucional), que comenzó a funcionar en diciembre de 2016 y que en el actual reporte revela más de ocho mil consultas y 6.900 atenciones, que caracteriza a 2.428 usuarios que presentan riesgo suicida.

Se trata de un canal de apoyo online,  que da ayuda y contención en situaciones de crisis. El horario de atención es de lunes a viernes de 13.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 00.00 horas (sábado y domingo el horario es de de 19:00 a 23:00 horas). De quienes atienden un 55% corresponden a personas de la comunidad LGBTI+ y 45% a personas heterosexuales.

La atención que realizan la desarrollan con 76 profesionales durante 45 horas a la semana, sin financiamiento público, aclara Poblete. “Seis de cada diez usuarios y usuarias tienen menos de 19 años. Estamos llegando eficazmente al mundo adolescente. Encontramos que el comportamiento suicida se define tanto en la población heterosexual como en la LGBTI, y que dos de cada tres presenta un riesgo suicida en los últimos meses”, indica.

Actualmente en Chile es el único canal de este tipo. “Es el único mecanismo digital, sin embargo no estamos conectados con el sistema de salud pública para hacer alerta temprana”, indica Poblete.

Adolescentes LGBTI

Los resultados muestran que 37% de personas LGBTI+ presenta riesgo suicida y que el 63% tiene sintomatología depresiva. Además, cuatro de cada cinco han sufrido violencia por su orientación sexual, identidad y expresión de género.

Los adolescentes y jóvenes LGBTI+ viven en entorno social y familiar estresante, indica el reporte. “Están expuestos a altos niveles y mensajes discriminatorios que generan sintomatología psicológica y por ende malos indicadores de salud mental (depresión y ansiedad altos)”.

Claudio Martínez, psicólogo clínico, director del Centro de Estudios en Psicología Clínica y Psicoterapia de la U. Diego Portales, indica que muchas investigaciones han mostrado la que disparidad que existe en salud mental en el caso de los jóvenes LGBTI, “que no solo es en riesgo suicida, sino también en sintomatología depresiva, en consumo de drogas y alcohol”, aclara.

Las causas de eso, dice Martínez, se vinculan con el denominado estrés de minoría, en que si hay una sociedad más cerrada en términos de aceptación a las minorías, es mayor la discriminación y el estrés que experimentan. Un contexto que debe ser tomado en cuenta por los especialistas en salud mental, quienes deben considerar, dice, que las personas LGBTI van a estar estresada por diferentes razones, y no porque tengan una condición sexual determinada sino porque pertenecen a una minoría.

Para Mario Valdivia, especialista y miembro de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia de Chile, se debe tener en claro que no es por si mismos que tengan más psicopatología, pero la situación de tránsito implica conflictos internos y transgresiones, que muchas veces se hacen en solitario, y son factores de riesgo en suicidio.

Nos debemos focalizar en ellos en una actitud no discriminatoria, acompañarlos en su proceso de identidad u orientación, porque no es que el joven lo sepa automáticamente, es algo que lo construye paulatinamente, pero no sin conflictos, y el que puedan conversar con su entorno y sus pares disminuiría las probabilidad de conducta suicida y otros riesgos, lo que tampoco es muy distinto para un adolescente que necesita hablar de sus conflictos y sentirse escuchados”, dice Valdivia.

Una de las principales ventajas de Hora Segura, es que el usuario puede hablar de manera confidencial, en un espacio libre de prejuicios y con lenguaje cercano, señala Poblete. “Lo que dicen es que los adultos les exigen rendimiento, que hay un nivel de exigencia en todas las áreas de su vida, con muchos prejuicios y eso los hostiga. Tienen demasiada carga, pero sin ayuda y nuestros usuarios buscan esa ayuda. Pero sienten que con sus padres cuando cuentan los problemas son minimizadas y enjuiciados”.

Es por eso que dentro de las recomendaciones de política pública que ellos fomentan, dicen es generar políticas de cuidado parental en la adolescencia. “No existe esa información para el cuidado de adolescentes y pareciera ser que como padres en la adolescencia nos olvidamos que son personas, que tienen derechos y que la escucha es tan importante como cuando eran niños”, dice Poblete.

El Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), trabaja en conjunto con Todo Mejora. El director nacional del Injuv, Mirko Salfate, señala que han querido priorizar su acción en ese sensible tema. “Queremos ser capaces de articular una amplia red de organizaciones públicas y privadas que confluyan en una agenda común, la que a su vez nos permitirá avanzar en la línea del bienestar mental de nuestra población joven”.

 

Seguir leyendo