Jorge González, de la política al feminismo: "Corazones rojos es una canción atrasada a su tiempo"

JORGE GONZALEZ059

Jorge González. Foto: Patricio Fuentes / La Tercera.

Aunque escribió lo que se considera la primera gran canción chilena contra la sociedad machista y patriarcal, su autor considera que el problema venía de mucho antes. Aquí, habla de LasTesis, de la ultraderecha, de Daniel Jadue y de por qué El Reemplazante es su serie favorita.




Ni por televisión ni por medios más oficiales. Jorge González cuenta que ha seguido el nervioso pulso de la crisis social chilena a través de las plataformas digitales. En esas vitrinas, se ha enterado del fenómeno global impulsado por el colectivo chileno Lastesis con su performance "Un violador en tu camino".

https://culto.latercera.com/2018/03/08/corazones-rojos-la-historia-oculta-del-himno-antimachista-jorge-gonzalez/

"Sí, lo he visto", cuenta en torno a la manifestación que ha llegado a lugares tan disímiles como India y Turquía. "Muy bueno, hacía falta. Era muy necesario que el tema del feminismo ahora estuviera más presente. Todos venimos de una mujer y sabemos cómo es", remata.

¿La canción de Lastesis podría vincularse de alguna manera a 'Corazones rojos', tomando en cuenta que hay un reclamo similar contra el machismo y el patriarcado, y un coro que ha quedado en la memoria de la gente?

Cierto. Hacen falta expresiones como ésas, sobre todo si son artísticas. Que te cuenten cosas que las palabras no te cuentan.

¿Cómo recuerdas las génesis de 'Corazones rojos' en un momento donde estos temas no se hablaban?

Que es una canción que le escribí a un conglomerado de mujeres: Las Cleopatras (N de la R: colectivo multimedia de los 80 en donde estaban Patricia Rivadeneira, Cecilia Aguayo, Jacqueline Fresard y Tahía Gómez). Y después quedó para mí, porque ellas valían callampa (se ríe).

¿Por qué?

No cantaban bien, eran pura pinta. Yo cantaba un poco mejor.

Se podría decir que 'Corazones rojos' fue una canción adelantada a su tiempo.

Yo creo que es una canción atrasada a su tiempo, más encima.

¿Antes era peor?

El problema venía de antes, de siempre. Sólo que antes era mucho peor. Los hombres eran más brutos que ahora. Era una injusticia que trataran mal a las mujeres, si veníamos de ahí. Yo no quería ser esa clase de hombre.

¿Y lo lograste?

Yo creo que sí. Era difícil. Mucha tradición.

https://culto.latercera.com/2017/01/12/regreso-los-corazones-rojos/

En el mundo de la música, ¿había mucho machismo?

No, la verdad que no. Si tocaba bien, tocaba bien. Se respetaba harto a la mujer. Los músicos teníamos respeto por ellas.

Tú incluiste a Cecilia Aguayo cuando se fue Claudio Narea en 1990.

Yo pensaba que solo una mujer podía reemplazar a Claudio. Porque ella era una estrella. Y necesitábamos a una estrella, no a un músico. Era más notorio, más radical. Más revolucionario.

"La recuerdo como alguien muy positivo, siempre tirando para arriba. Nos daba mucho empuje a mí y a Miguel (Tapia), que estábamos más cansados, yo creo".

"Ella era una mujer, plena, mostrándose al mundo. Y así quedará, por suerte. Hay harta gente que se merece eso, pienso yo. Gente que merece ser recordada por sus actitudes y por cómo son, pero que no pasan a la historia. Por solamente matar y torturar pasas a la historia, yo creo".

¿Cómo quiénes?

Como O'Higgins, como Prat, como todos los militares que han quedado en la historia de Chile, porque ellos crean la historia, la historia de las guerras. Es la historia que está en los libros. Por eso la gente bota las estatuas, porque piensa que tienen que ser otros los héroes.

"(Hay héroes) que son una vergüenza para Chile y un motivo de dolor. Porque vinieron a masacrar acá y se fueron muy felices, esos no son héroes".

A propósito de la misma crisis manifestada en marchas, pancartas y actos callejeros, el cantante dice que la generación que protesta hoy tiene una marcada diferencia con quienes lo hacían hace más de tres décadas: "Lo he encontrado terrible, pero me doy cuenta que la gente tiene otra actitud distinta a los 80, son más valientes, no les importa nada. La gente de la otra época teníamos miedo, yo creo".

¿Sentiste miedo alguna vez en esos años?

No, en realidad no. Éramos muy famosos para que nos pasara algo.

https://culto.latercera.com/2018/04/25/lo-estamos-pasando-bien-a-30-anos-la-gira-la-cultura-la-basura-los-prisioneros/

Pero sí les cancelaron conciertos, sí los vetaron en algunos recintos o en algunas radios.

Sí. Y no nos invitaban a las cosas oficiales, como los conciertos Free, y todo eso. No nos llevaban.

Llevaban a músicos argentinos, como Soda Stereo.

Sí. A los que no se quejaban de la dictadura.

¿Qué tanto te irritaba que otros se llevarán esas tribunas?

A mí me daba vergüenza salir en la tele. Sentía que me veía mal. No me gustaba verme, sentía que había que ir no más.

"Nunca me gustó la TV. Era muy frenético todo, la gente andaba muy apurada siempre en la televisión y mirando en menos a los demás. Esa es como la cultura de ellos, de Sábado Gigante, de las minas y todo eso, del poder, es bien oscuro".

"Era denigrante el trato a las mujeres. No me gustaba ni me gusta, porque todavía está la tele con Morandé con compañía y cosas así. Si ven a las mujeres, son las chinas o la amante".

Pero en general hoy existe una conciencia mayor en torno el respeto a las mujeres o a los gays, situación que en los 80 era muy distinta.

Sí, ha avanzado mucho todo. Hay más información. Por suerte. Se ha ido normalizando. Está bien que la sociedad avance hacia allá, a ser tolerante y al respeto.

https://culto.latercera.com/2017/07/19/los-prisioneros-soda-stereo-nos-volaron-la-raja-mejores/

Esos divos argentinos

Por unos minutos, el hombre de "Tren al sur" hace una pausa y el paréntesis también sirve para hablar de otros temas. Por ejemplo, dice que su serie favorita del último tiempo es El reemplazante, estrenada en 2012 en TVN, hoy disponible en Netflix y que cuenta la historia de un operador financiero (Iván Álvarez de Araya) que, tras fracasar en sus negocios, se reinventa como profesor precisamente en San Miguel.

"Es muy buena y muy real, me encanta. Ojalá que se hagan más. Son buenos los chilenos haciendo películas, tienen buen cine".

"Hay gente que quiere ayudar a los demás. Yo tuve un profe que se llamaba igual que yo, que me ayudó a entrar al coro y a grupos folclóricos, me enseñó música. Yo era un cabro chico, y él lo hacía por gusto no más, no por plata, y eso es muy bueno. Y pasa en los colegios que los profes se embalan y quieren ayudar".

También dice que se mete a YouTube para rastrear los videos de Diego Capusotto, famoso por su personaje Peter Capusotto, el que se ríe de los tics, los modales y los clichés de astros argentinos como Andrés Calamaro o Fito Páez.

Capusotto es de alguna manera la venganza de todos los que alguna vez se rieron o se enfrentaron a rockeros argentinos. Tú también en algún momento te reíste de ellos.

Cierto. Es que había harto de que reírse ahí. Porque son un poco ridículos. Son muy divas. No sé, es el ego creo yo. El ego es el pequeño argentinito que tenemos todos arriba.

¿Era complejo tratar con los músicos argentinos en esa época?

Sí, un poquito. (Andaban) con chaquetas negras y gel.

Ustedes sobre todos tenían que pelear con ellos los horarios de los festivales.

Sí. Pero al final nos quedábamos para antes, lo que era mejor, porque nos íbamos a acostar más temprano.

Y la gente estaba menos cansada.

Cierto. Lo mejor es tocar penúltimo, cuando la gente ya está arriba.

Si sales al último ya están muy agotados.

Sí, tienen que esperar mucho.

https://culto.latercera.com/2018/12/21/los-prisioneros-sin-disfraz/

¿Qué grupos argentinos te gustaban en esos años?

Los Twist, me encantaban. Eran muy buenos. Y Virus, eran otra cosa, ellos fueron los primeros que se pararon los pelos, los hermanos Moura. Genios. Están bien hechos los discos. Sus canciones son como que un amigo te cuente sus historias.

"Fito no me gustaba en esa época. No mucho. Era muy careta".

https://culto.latercera.com/2019/09/26/fito-paez-los-prisioneros-venezuela-libro/

Apuesta por Jadue

Tras rememorar a sus colegas trasandinos, el ex Prisionero vuelve a situar su radar en la coyuntura local.

¿Eres optimista con el futuro inmediato de Chile?

Yo creo que la gente va a elegir un gobierno acorde a la pobreza, porque es lo que más hay acá. Hay que elegir un gobierno para abajo, no para arriba.

¿Qué significa eso?

Que ayuden a la gente que no tiene y la levanten, no que la depriman y que las castiguen por ser pobres, como pasa ahora.

¿Te gusta algún candidato?

Me gusta Jadue Daniel. Él hace cosas sin plata, comuna pobre y la saca para adelante, eso está bien. Pero no un presidente que viene a llevarse la plata no más, que gobierna para su bolsillo.

Además, Jadue te ayudó a conseguir tu tratamiento en Oxígeno, el centro médico de Quillota que tiene una cámara hiperbárica y donde te atendiste gran parte del año.

Sí, me ayudó. Gracias a él me pude atender. Estoy muy agradecido.

https://culto.latercera.com/2019/11/20/jorge-gonzalez-vida-en-quillota/

Mucha gente asocia tus himnos de los 80 con todo lo que ha pasado el último tiempo, pero en los 2000, en la segunda vida de Los Prisioneros, ya escribiste algunas cosas que pueden ser asociadas con la actualidad. Por ejemplo en 2003 salió la canción "Ultraderecha", que es uno de los conceptos más presentes en la política mundial de estos años, a partir de movimientos ideológicos que se han dado en Brasil, Europa o incluso en Chile.

Yo creo que es una minoría acá de cabeza de bala y de cabeza de billete, y van a tener que salir no más, el pueblo quiere otra cosa, no quiere libre mercado, quiere protección y eso es lo que merecemos como habitantes de Chile. Ganar algo y no ser Estado no más. Yo pienso que eso va a pasar. La ultraderecha no tiene cabida.

¿Te merece alguna opinión José Antonio Kast?

No, es un loco no más, que no sé cómo anda suelto por ahí. Tendría que estar muy mal Chile para elegirlo. Pero si eligieron a Piñera, todo puede pasar, yo creo.

¿Vas a votar en las elecciones para la nueva Constitución?

Hay que votar. Voy a votar para que tengamos nueva Constitución, pero yo creo en la Asamblea Constituyente, y eso no está. La derecha quiere secuestrar el acuerdo, inventar una nueva Constitución igual a la antigua y la gente no va a dejar eso, porque se da cuenta. La derecha cree que la gente es ignorante y no es.

En lo personal y en lo que has visto en el país, ¿calificarías este 2019 como un buen año?

Ha sido un buen año, sí. Porque la gente se levantó, eso es lo que más me gustó, me llenó el corazón, que la gente saliera a la calle por fin. Sin miedo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.