Mon Laferte empuña la proclama política y tensiona a la organización

Segunda noche Festival de Viña del Mar 2020

La cantante chilena Mon Laferte, se presenta junto a otras cantantes nacionales en la segunda noche del Festival de Viña del Mar 2020 realizado en la Quinta Vergara Foto: Agencia UNO.

La artista no sólo desató el fervor, pese a ser la noche con menos venta de entradas, sino que también habló de su polémica con carabineros y saltó en los cánticos contra la institución.



Noche de contrastes en la Quinta, esos extremos en combustión permanente que parecen agitar sin demasiado balance la edición 2020 del Festival. La jornada de ayer fue una de las menos vendidas, con una lenta salida de boletos en comparación al frenesí que significaron Ricky Martin y Maroon 5 al despachar sus localidades. Mientras la galería estaba repleta, los palcos exhibían notorios vacíos.

Eso sí, fue una velada mucho más ruidosa y fervorosa. Y el rugido tuvo una primera soberana: Mon Laferte, en su retorno a la ciudad donde nació y al escenario que la consagró en

2017. De hecho, mucho antes que saltara a escena, su hinchada ya entonaba una serie de cánticos vinculados al estallido, esas proclamas que ponen en la mira al presidente Piñera y a carabineros.

La artista pareció abrir un paréntesis al arrancar con el costado más herido y desgarrado de su cancionero, los sencillos "Tormento" y "Mi buen amor". Pero un par de temas después, cuando afinaba su guitarra, resurgieron desde la galería las pullas vitoreadas contra las fuerzas de seguridad. Ahí, la intérprete confesó que tenía miedo y que mucha gente le sugirió no ir al evento, ya que "no se puede hacer una fiesta en medio de todas la injusticias sociales y violaciones a los derechos humanos. No se puede hacer un festival en medio del estallido".

También se refirió a sus declaraciones contra carabineros, cuando deslizó que ellos habían estado tras los incendios al metro. Ahí, la rechifla contra la institución fue generalizada y ella dijo que, cuando los uniformados pidieron a la Fiscalía que la citara, pensó que era una "broma". La devoción siguió, en el mundo real y el virtual, con Andrés Calamaro y Alejandro Sanz felicitándola por Twitter, con 50 cantoras sobre el escenario, mientras que sobre el cierre la cantante prometió que las gaviotas que recibió las donaría a una fundación. Pese a su locuacidad, no interactuó con los animadores.

Los organizadores sabían que podía referirse a su controversia con carabineros, aunque no suponían en qué términos. Por otro lado, ayer muchos asistentes lograron levantar numerosas pancartas contra Piñera y hasta desplegar largos lienzos relativos a la marcha femenina del 8 de marzo, pese a que estaba prohibido.

Javiera Contador salió más tarde a hacer reír y bajo una fórmula similar: repasando su vida como madre y esposa, despertó la complicidad del público, aludiendo además a que "el 26 de abril todo va a cambiar", en referencia al plebiscito por la nueva Constitución.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.