Netflix revive las historias de hechiceros y caballeros en Maldita

Basada en la novela de Frank Miller y Tom Wheeler, la producción gira en torno a Nimue (Katherine Langford), conocida como la Dama del Lago.

Con elenco diverso y una protagonista femenina, hoy llega la ambiciosa serie inspirada en Nimue y el Rey Arturo. Desde las grabaciones, el creador la define a La Tercera como “respetuosa con la historia, pero relevante para el presente”.



“Respetuosa con la historia, pero relevante para el presente”. Así describe Tom Wheeler a Maldita (Cursed), la serie que revisita la leyenda del Rey Arturo y cuya primera temporada de diez episodios está disponible desde hoy en Netflix. El productor ejecutivo, que colaboró de la mano con Frank Miller (Sin City) y a quien considera “una leyenda viviente”, explica a La Tercera los entretelones de su creación desde los estudios londinenses en los que se realizaron las filmaciones, durante el segundo semestre de 2019.

“Al trabajar con Frank inevitablemente esta historia iba a tener su mundo propio”, detalla Wheeler, quien indica que la serie es una suerte de precuela del mundo del Rey Arturo, que muestra cómo era el personaje antes de transformarse en lo que fue. “Eso nos permitió jugar con cómo presentamos a los personajes, cómo los imaginamos”.

“Este Rey Arturo es un mercante que se va descubriendo a sí mismo en la medida en que conoce a Nimue”: Devon Terrell, actor.

Protagonizada por Nimue (la australiana Katherine Langford, de 13 reasons why), Maldita sigue a esta heroína adolescente poseedora de un don que la convertirá en la poderosa Dama del Lago. Corajuda, rebelde y fugitiva, Nimue se encuentra de manera inesperada en un rol de liderazgo y se hace acompañar por el joven Arturo (Devon Terrell), quien se convierte en su mejor aliado para encontrar a Merlín (Gustaf Skarsgård) y hacerle entrega de una antigua espada. Del lado antagónico, los Paladines Rojos y el Rey Uther complementan una trama plagada de personajes misteriosos y perversos.

Wheeler y Miller trabajaron inicialmente en la novela sobre la historia, con el primero escribiendo de manera frenética mientras Miller le enviaba las ilustraciones. “El libro fue un mapa para la serie. Funcionan como amigos, no familiares”, explica Wheeler, quien ahonda en la elección de Langford (24) para ocupar el rol protagónico: “A Frank y a mí nos hizo sentido apenas surgió su nombre. Tiene una enorme fuerza y rango emocional. Desde el comienzo calzó con este personaje física y emocionalmente exigente”.

En su afán por refrescar un relato conocido y acercarlo a una audiencia joven, Maldita incorpora temáticas como la migración, el cambio climático y el rol de las mujeres empoderadas, todo enmarcado dentro de una estética de una oscura historia de hadas influenciada por el mundo de los cómics, del que Wheeler se declara “un gran nerd”.

Haciendo una pausa en un intenso día de grabaciones, parte del elenco -varios de ellos vistiendo los atuendos de sus respectivos personajes- entregan más detalles. Devon Terrell (27), quien interpretó al joven Barack Obama en la película Barry (2016), rescata la ausencia de prejuicios de una serie que muestra a un Rey Arturo negro. “Tom (Wheeler) trató de alejarnos de las versiones que ya existen del Rey Arturo. Este Arturo es un mercante que se va descubriendo a sí mismo en la medida en que conoce a Nimue”, asegura el australiano.

Con 39 años, el sueco Gustaf Skarsgård (Floki en Vikings) es uno de los integrantes del elenco con mayor experiencia. “No tenía una idea fija de quién era Merlín”, reconoce el actor, quien interpreta a un mago “borracho y alcohólico, que perdió su magia” y que pese a ello desarrolla un rol de hermano mayor respecto de los demás personajes. Mientras describe su papel en Vikings como “un excéntrico profundamente aproblemado”, su versión de Merlín es la de un mago “cínico y agotado que a lo largo de la temporada encuentra un motivo por el que vale la pena luchar”.

“Soy un adicto sobrio desde hace seis años. Habiendo pasado por momentos duros y queriendo cambiar, sanarme y mejorar, diría que he llegado más lejos que Merlín en este proceso. Él está rendido; yo ya logré superarlo”, señala Skarsgård comparando su rol con su propia vida.

“Aquí es una joven mujer la que descubre sus poderes y eso es lo que le entrega frescura”: Gustaf Skarsgård, actor.

Por otro lado, el británico Daniel Sharman, en su papel del oscuro Monje Llorón, se jacta de la perversidad de una figura que tiñe toda la saga. “Lo mío no es furia o revancha, sino que violencia indiscriminada. Todos los personajes están conflictuados internamente, pero el mío está desprovisto de cualquier rastro de humanidad”.

Pero, al final, el mayor énfasis de Maldita en sus diez episodios siempre está en su joven heroína, Nimue. “Normalmente estas historias se cuentan desde la perspectiva de un joven o de una figura masculina. Aquí es una joven mujer la que descubre sus poderes y eso es lo que le entrega frescura”, plantea Skarsgård. “En este universo tampoco existen las distinciones raciales. Espero que tenga a la audiencia cuestionándose a sí misma de acuerdo a qué parámetros se categoriza a las personas. Si lo logramos será un éxito”, cierra.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.