La trama judicial que enreda a Kudai: Corte Suprema le da el nombre de la banda a su exmánager

El popular cuarteto, cuyos integrantes originales se reunieron en 2016, se enfrenta con su ex representante por el uso de la marca Kudai. Un nuevo fallo del máximo tribunal permite que su antiguo agente, Pablo Vega, inscriba la marca a su nombre.



Una compleja trama judicial enreda por estos días los planes de Kudai, el más popular e internacional de los grupos de pop juvenil que han surgido en Chile en los últimos años.

A cuatro años de la reunión de sus integrantes originales y en medio de nuevos lanzamientos y planes promocionales a nivel continental, el conjunto que nuevamente integran Pablo Holman, Nicole Natalino, Bárbara Sepúlveda y Tomás Manzi protagoniza una batalla judicial contra Pablo Vega, ex mánager de la banda y uno de los principales responsables de su formación -en 2004- y su despegue internacional hace casi dos décadas.

Después de tres años enfrentados con Vega por el uso del nombre del grupo, el cuarteto sufrió un nuevo revés judicial. Esto, luego que en 2018 el Tribunal de Propiedad Industrial permitiera al exmánager inscribir a su nombre la marca Kudai.

Esta vez, la Corte Suprema confirmó el anterior fallo al rechazar el recurso de casación presentado por los representantes de la banda, otorgándole así el registro de marca a Vega, quien dejó de trabajar con la agrupación en 2010, en paralelo a la disolución de la banda.

Ya en su resolución de diciembre de 2018, el el Tribunal de Propiedad Industrial tomó en consideración que en el contrato de término de sus servicio se indica que “la imagen y concepto del grupo Kudai son de propiedad intelectual del agente artístico”.

No es la primera vez que los músicos se enfrentan a Vega. En 2007, luego de abandonar el grupo en medio de una gira por el extranjero, Nicole Natalino entabló una demanda contra el entonces mánager del conjunto por "apropiación indebida".

Por estos días, el cuarteto celebra 20 años de carrera con una nueva versión de su éxito “Sin despertar” (2004), que acumula más de seis millones de reproducciones en Youtube.

Frente a este nuevo fallo y las implicancias que tendrá para el grupo y sus planes inmediatos, los representantes del conjunto optaron por no dar declaraciones.

Comenta