Matucana 100 festeja sus dos décadas con exuberante muestra de artistas chilenos

La cita está enfocada en la espacialidad y empieza el 17 de agosto.



Para iniciar las celebraciones por los 20 años desde que abrió sus puertas, el Centro Cultural Matucana 100 inaugurará este 17 de agosto la exposición Políticas del Espacio, la que congregará a 20 artistas nacionales y estará abierta hasta el 17 de octubre.

Según precisa la entidad en un comunicado, la muestra reunirá un conjunto de obras -de archivo o inéditas- en torno a las múltiples dimensiones de la espacialidad. “Lo público y lo privado; lo urbano y lo rural, pero también otras coordenadas que implican la proyección emocional y social de los lugares. Video, instalación, fotografía o pintura son algunos de los recursos que sirven a los artistas para explicitar su relación con aquellos ámbitos que los obsesionan”, describe el texto.

Luego sigue, al minuto de enumerar a los artistas que participarán: “Así, el espacio aparece como escenario del recuerdo o el trauma (Matías Movillo, Pablo Ferrer, María Elena Cárdenas); como experiencia plástica y social (Consuelo Lewin, Alejandra Wolff, Daniela Rivera, Ignacio Gumucio); como territorio de disputas políticas y simbólicas (Gerardo Pulido, Rosario Perriello, Rodrigo Zamora, Sebastián Mahaluf, Cristián Velasco, Paz Carvajal); como testimonio de época de la ocupación urbana o territorial (Jorge Gronemayer, Camilo Yáñez, Claudio Herrera); como mixtura entre ruinas, interior y paisaje (Natalia Babarovic); como caracoles de los 80 (Cristóbal Palma); como territorio de disputa (Alejandro Quiroga), y como un paisaje material en vías de extinción (Francisca Sánchez)”.

De ese modo, se mezclarán obras conocidas con otras de menor exposición mediática, además de algunas inéditas.

De esta forma, El muro de jabones de Daniela Rivera, artista radicada en Boston, aparece como una de las piezas más singulares por su materialidad y connotaciones sociales y políticas; Rosario Perriello continúa su investigación en torno al mimetismo y el espacio, con una pieza producida expresamente para esta muestra; Matías Movillo vuelve con sus casas incendiadas hechas con fuego y masking tape sobre soportes de madera; la dislocación del lenguaje en forma de anagramas conecta la historia reciente y el hogar en la obra de Paz Carvajal; el interior de un freezer se convierte en un paisaje de escala mayor y ambiguas resonancias en la pintura de Alejandra Wolff; y el paisaje en acuarela es reinterpretado en escala gigante y de manera magistral por Rodrigo Zamora.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.