Cómo Disney ha manejado la polémica visibilización de la comunidad LGBTI+ en sus películas

El actual filme animado Lightyear fue censurado en 14 países por incluir la imagen de un beso entre dos mujeres. En algunos, como Perú, incluso se advertía de tal secuencia en la entrada del cine. Sin embargo, y de acuerdo al reporte de sitios especializados, la censura vino primero de Disney e integrar la escena fue consecuencia de las críticas de los propios trabajadores del estudio. Entonces, ¿realmente la compañía vela por representar diversidad en sus ficciones? ¿Cómo ha sido su carrera por integrar otras sensibilidades?



“Disney en privado: ‘corta esa escena gay. Podríamos perder preciosas monedas de Rusia y China’”, tuiteó en junio pasado Alex Hirsch, la mente detrás de la serie animada Gravity Falls (2012 -2016) desarrollada para los canales de televisión de la compañía del ratón Mickey. El mensaje venía acompañado de una publicación de las redes sociales de la empresa donde mostraba a sus célebres personajes con una bandera arcoíris.

Hace algunos días, el creativo volvió a postear algo similar para celebrar los 10 años de la serie creada para niños, jóvenes y adultos. Esta vez colgó un video donde revelaba los comentarios realizados por ejecutivos de Disney respecto a algunos capítulos de la animación. Parte de ellos evidenciaban la negativa de la firma a mostrar la representación de una pareja gay.

El rol de Disney en la censura previa de contenidos con temáticas LGBTIQ+ ha dado qué hablar este 2022. En marzo, en medio de la controvertida Ley de Derechos de los Padres sobre Educación, también llamada “Don’t say gay” (No digas gay), - la normativa impulsada por un gobernador republicano que prohíbe hablar de orientación sexual y de género en escuelas primarias - del Estado de Florida, la empresa realizó declaraciones sobre la importancia de la tolerancia y de alentar a los cambios desde sus producciones.

Todos compartimos el mismo objetivo de lograr un mundo más tolerante y respetuoso. Donde diferimos es en las acciones para llegar a eso. Y porque esta dificultad es mayor a una ley en un estado, creo que la mejor forma en que nuestra compañía puede traer cambio duradero es a través del contenido inspirador que producimos”, le diría el CEO de la compañía, Bob Chapek, a The Hollywood Reporter.

Las palabras del ejecutivo no fueron suficientes para filiales como Marvel y Pixar, las que rápidamente sacaron comunicados en sus redes sociales aludiendo su compromiso con los derechos de las comunidad LGBT. Pero los trabajadores del estudio detrás de Toy Story fueron más allá. Mediante una carta acusaron a la firma de censurar los proyectos con personajes homosexuales: “Casi todos los momentos de afecto abiertamente gay se cortan a instancias de Disney, independientemente de que existan protestas tanto de los equipos creativos como del liderazgo ejecutivo de Pixar”.

La discusión mediática dio espacio para preguntarse si realmente la compañía busca incluir narrativas más diversas.

Una carrera que adoptó desde hace un tiempo no muy lejano, ya que la propia empresa ostenta una historia como una de las más conservadoras dentro de la industria del espectáculo global en el siglo XX.

Fue bajo la gestión de Robert Iger, entre 2005 a 2020, cuando la firma de ratón Mickey decidió incluir narrativas que incluyeran grupos de población más diversos, más allá de lo blanco o lo heteronormativo.

Iger lo explicó así en una reunión de accionistas de Disney en 2017: “Podemos tomar esos valores, que consideramos importantes para nuestra sociedad, y cambiar el comportamiento de la gente, lograr que las personas acepten las múltiples diferencias, culturas, razas y todas las otras facetas de nuestra vida y nuestra gente”.

De hecho, fue bajo la gestión de Iger en que se impulsó a un superhéroe totalmente afroamericano: Black Panther, con el fallecido actor Chadwick Boseman en el papel central. La decisión le pagó, puesto que el filme fue un fenómeno de taquilla. Además, reorientó la franquicia de Star Wars en torno a personajes femeninos, ello explica el rol protagónico de Rey (Daisy Ridley) en los tres filmes finales de la saga. Asimismo, promovió una serie de películas animadas en que se apuntaba a diferentes razas y culturas, como Moana, Coco, Raya y el último dragón, Soul, o Encanto.

Acá analizamos un caso donde Pixar logró esquivar la censura, la experiencia de Marvel y la promesa de Disney de su primera película que promete mostrar un personaje homosexual.

Lightyear y la escena de un beso eliminada y que se debió restituir

En medio de la denuncia de Pixar en marzo, el sitio especializado Variety aseguró que el próximo gran estreno animado de la compañía había sido censurada. La escena cortada tenía como protagonista a Alisha, comandante del personaje de Buzz Lightyear, quien saluda a su pareja con un beso. Una escena lésbica inédita en el historial de la firma.

Al respecto, la revista aseguró que los segundos del saludo fueron reintegrados tras la polémica en la que se vio envuelto Disney luego de que los trabajadores del estudio aseguraran que sus proyectos terminaban siendo transformados cuando se trataba de diversidad sexual o de género.

El pasado jueves se estrenó finalmente Lightyear en todo el mundo y con calificación para Todo Espectador. Tras su primer fin de semana en cartelera, la película ha copado titulares por la prohibición de su emisión en 14 países, la mayoría de Medio Oriente. Aunque Latinoamérica no se queda atrás. En Perú, usuarios se encontraron con advertencias al momento de comprar tickets en la web que señalaban que la película ”contiene escenas con ideología de género”. Esto se repetía en impresiones pegadas en las puertas de las salas.

Alisha junto a Buzz Lightyear en la película estrenada el pasado 16 de junio.

Consultado al respecto, el actor de Buzz Lightyear en esta película, Chris Evans (también Capitán América para Marvel), declaró :”Es difícil no sentirse frustrado de que esto todavía sea un tema de debate, que sea una noticia. Creo que el objetivo es que lleguemos a un punto donde esto sea la norma, que no sea un territorio inexplorado, que sea lo que es”, dijo durante la gira promocional del film en Londres.

El caso de Marvel

En el universo de los superhéroes, Marvel Studios ha sido enfático y ha insistido en dejar íntegras sus películas aunque eso signifique el veto en ciertos países. En noviembre del 2021 el estreno de Eternals (con calificación PG-13) se prohibió en Arabia Saudita, Kuwait y Qatar. La negativa se debió a que el film incluía un beso entre la pareja homosexual compuesta por Phastos (Brian Tyree Henry) y Jack (Haaz Sleiman).

En relación a la apuesta que ha hecho el UCM, la Alianza de Gays y Lesbianas contra la difamación (GLAAD), manifestó: ”Con las películas de Marvel en curso, Disney tiene muchas oportunidades para introducir personajes LGBTQ de los cómics originales en su franquicia cinematográfica”, mirando con ojos positivos este tipo de gestos.

El estreno de Doctor Strange in the Multiverse of Madness (2022) en mayo pasado - la película con mejor desempeño en la taquilla este año - también tuvo problemas en relación a una escena en particular: 12 segundos donde se muestra a las madres del personaje, América Chávez. Una pareja homoparental. Según The Guardian, el supervisor general de cine de Arabia Saudita acusó a Disney de no querer remover el segmento para su emisión.

América Chávez (Xochitl Gomez) se presenta en "Doctor Strange in the Multiverse of Madness" como un personaje de una familia homoparental.

Desde Marvel también han observado el caso de Lightyear y reafirmaron su compromiso con historias que muestren la diversidad: “Es importante que la gente pueda expresar en su cultura cuál es la realidad de nuestra cultura. Toda persona tiene derecho a vivir como quiera. En Estados Unidos ese beso es una actualización de la familia, y lo seguiremos mostrando. Ojalá el mundo lo acepte”, señaló al diario El País Victoria Alonso, presidenta de producción de los estudios.

Un mundo extraño: la película que mostrará un personaje “abiertamente gay”

El pasado 6 de junio se liberó el tráiler de Un mundo extraño, la película que busca tomar la posta que dejó Encanto en 2021. Se trata de una historia de aventuras que será dirigida por Don Hall (Raya y el último dragón), que contará con las voces de Jake Gyllenhall y Alan Tudyk, y que tiene como fecha de estreno noviembre de este año.

Afiche promocional de Un mundo extraño, la película animada de Disney que se estrenará en noviembre próximo.

Hace un par de días, el diseñador del filme, Matthieu Saghezchi, publicó en sus redes sociales: “Acabo de ver el primer adelanto de Mundo Extraño de Disney en el Festival Annecy 2022: ¡Presenta el primer romance adolescente abiertamente gay en una película de Disney!”. Un anuncio que llega en pleno mes del Orgullo para la comunidad LGTBI+ y que promete ser, esta vez sí que sí, el verdadero guiño hacia la diversidad sexual y de género por parte de Disney.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.