Fact Checking a Elvis: ¿Qué es real y qué no en la película del Rey?

La película dirigida por el australiano Baz Luhrmann, y estelarizada por Austin Butler y Tom Hanks, escaló al tercer lugar de la taquilla nacional en sus primeros cuatro días en cartelera, solo superada por Thor 4 y Minions 2. Por eso, en Culto hicimos el ejercicio de comparar ciertos episodios de la ficción con lo que pasó realmente. Advertimos que más de un spoiler puede haber.



El origen de That’s allright mama

En la película, un joven Elvis observa por una rendija cómo los afroamericanos se divierten en un club de dudosa reputación, ahí se queda enganchado con un bluesman que va tocando una canción en la que repite como un mantra la frase That’s allright mama. Años después, tal como se muestra en la película, llega a los estudios Sun Records a dar rienda suelta a su admiración por la música negra. Es ahí donde lo descubre el dueño del estudio, Sam Phillips.

Algo así efectivamente ocurrió. En 1953, mientras trabajaba como camionero, Elvis fue al estudio a grabar dos canciones como regalo para su madre, por 4 dólares: My Happiness y That’s When Your Heartaches Begin. Al año siguiente, el 5 de julio de 1954, Elvis volvió a Sun Records para registrar algunas canciones. Para la ocasión, Sam Phillips le colocó dos músicos de apoyo: el guitarrista Scotty Moore y el contrabajista Bill Black. Durante una pausa, Presley comenzó a tocar un viejo blues de 1946, compuesto por Arthur “Big Boy” Crudup, lo aceleró y tuvo su primer éxito.

¿Elvis fue reclutado en el Ejército para evitar la cárcel por inmoral?

En la película, y tras el escándalo que provoca en la conservadora sociedad sureña el show de Presley, con provocativos movimientos pélvicos, el manager, el Coronel Tom Parker, le informa a su representado que solo le dejan dos opciones: la cárcel o ir al Ejército para servir dos años en Alemania Occidental. Sin embargo, según Alanna Nash esto no fue efectivo, y sostiene que en gran parte fue una maniobra publicitaria del oscuro manager.

“El coronel estaba encantado de que Elvis estuviera causando disturbios y acaparando los titulares por ser demasiado sugerente. Es parte de por qué lo quería en primer lugar. Parker, siempre el feriante, sabía lo que atraía a la gente a la gran carpa”, indica Nash. De hecho, agrega que el manager hizo gestiones con el Pentágono para asegurarse de que sería un soldado regular. “Lo negoció como un movimiento de relaciones públicas para que pareciera el chico estadounidense”, dice ella.

Un asesinato en medio de una grabación

La noche del 5 de junio de 1968, un disparo en la cocina del Hotel Ambassador, en Los Angeles, California, terminó con la vida del senador y entonces precandidato presidencial demócrata, Robert Kennedy. En la película, el hecho ocurre mientras Elvis Presley y su equipo se encuentran ensayando el especial de regreso de El Rey, el llamado Elvis: ‘68 Comeback Special. En principio un especial navideño pero que terminó apuntalando la carrera del cantante. En la película, y reunidos frente al televisor, Elvis se conmociona frente a la noticia.

¿Eso fue así? Según explicó al sitio USA Today la investigadora Alanna Nash, autora de varios libros sobre Elvis (como El coronel: la historia extraordinaria del coronel Tom Parker y Elvis Presley, o Elvis Presley y las mujeres que lo amaron) la situación efectivamente ocurrió. “Elvis llegó para el comienzo de dos semanas de ensayos el 3 de junio de 1968, y Kennedy recibió un disparo el 5 de junio y murió a la mañana siguiente, el 6 de junio”, y tal como lo muestra en el filme, el hecho lo impactó. “El asesinato puso a Elvis en una espiral emocional”, señala Nash. Por ello, decidió estrenar una nueva canción, If I Can Dream. De alguna forma, era su mensaje ante una nación que se encontraba en llamas. Solo meses antes, en abril, había sido asesinato Martin Luther King, un ícono de la lucha de los derechos civiles.

Eso sí, Nash asegura que a diferencia del filme, Elvis no enganchó de inmediato con la idea de la canción. “Pensó que podría ser un poco demasiado Broadway. Le dijo al compositor, Earl Brown: ‘Déjame escucharla de nuevo’, y fue solo después de que la escuchó siete u ocho veces que dijo: ‘Está bien, lo haré’”.

¿Fue el Coronel Parker culpable de que Elvis no pudiera girar por Europa y Japón?

De acuerdo a lo que señala Daniel Ichbiah en su libro Elvis Presley: Historias y Leyendas (Babelcube Inc., 2019), efectivamente fue Tom Parker, el Coronel, el principal opositor a que su representado hiciera un tour mundial. Tal como se muestra en el filme, la causa tenía que ver con su oscuro pasado en Países Bajos, su tierra natal. “Una vez en Europa, su verdadera identidad (Andreas Cornelis van Kuijk) habría podido resurgir y posiblemente le habrían pedido responder ante la justicia holandesa. Además, habría sido descubierta su situación de inmigrante irregular y al regreso, le habrían negado la entrada al territorio estadounidense”, asegura el autor.

De acuerdo a Ichbiah, y tal como se muestra en la película, girar por Europa y Japón era un deseo frustrado del hombre de Hound Dog. Para ello, cita al primo de Elvis, Billy Smith: “Elvis adoraba al Coronel, pero tenía resentimiento por ciertas cosas que le interesaban muchísimo. Una de ellas concernía a la posibilidad de ir de viaje en Europa. Habló de eso muchas veces y todos esperábamos el día en que eso pasara. Desgraciadamente, esto jamás llegó”.

¿Fue despedido el Coronel Parker en medio de un escenario en Las Vegas?

Alanna Nash desmiente esta escena de la película, en la que un furioso Elvis despotrica contra la gestión de su manager, en la cual también le reprocha su turbia situación migratoria. “No, él nunca hubiera hecho eso”, dice Nash. De hecho, asegura que El Rey no sabía de los asuntos migratorios del coronel.

Elvis Presley creía plenamente la historia del coronel Parker, de que provenía de Huntington, West Virginia; de hecho, Elvis murió sin saber la verdad. Eso no salió a la luz en Estados Unidos sino hasta 1981″.

¿Parker le cobró a Elvis una suma por todo lo que había hecho por él?

La película nos muestra que es en una habitación cuando, herido en su orgullo por haber sido despedido, Tom Parker comienza a redactar una factura en que le cobra 8 millones de dólares al padre de Elvis, Vernon, en concepto de todos los gastos en que había incurrido desde que había descubierto al cantante. El progenitor, al comentarle el hecho a su hijo, señala que no están en situación de poder pagar la suma y que se encontraban en la bancarrota.

En rigor, Nash asegura que ocurrió un hecho parecido, no igual, pocos años antes de su muerte. Todo por una discusión. Resulta que Presley había acudido a la casa de un empleado del Hotel Hilton, con quien simpatizaba y con quien había compartido en más de una oportunidad. La esposa del sujeto se estaba muriendo de cáncer, y el cantante fue a reconfortarla. Enterado de eso, el dueño de la cadena, Barron Hilton, despidió al empleado por haber transgredido una regla que prohibía cualquier contacto entre los empleados y los pasajeros del hotel.

Enterado, Elvis atacó furiosamente a Hilton desde el escenario del hotel, donde se estaba presentando, diciendo que “no valía nada”. Tras el show, y molesto por la situación, Parker se dirigió a la habitación donde discutieron toda la noche. Exasperado, Presley despidió a Parker, y tras ello, Nash asegura que el neerlandés “se retiró a sus oficinas para redactar una factura por lo que, según él, Elvis le debía”. Aunque a diferencia de lo que se muestra en el filme, nunca se ha podido conocer la cifra real de lo que cobró Parker. “La suma varía de $2 millones a $10 millones”, asegura Nash. Pero tal como ocurre en el filme, y viendo que no tenía otra solución, Elvis se dio cuenta que no podía pagarle al Coronel y volvió a trabajar con él.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.