De Madonna a Steve Lacy: canciones aceleradas la nueva estrategia comercial de los artistas

Nuevos lanzamientos y canciones que ya estaban en el olvido han resurgido gracias al fenómeno de versiones aceleradas, o conocido también, como el subgénero Nightcore.



Es innegable el impacto que ha tenido la plataforma de videos, Tik Tok, en la industria musical. Artistas y canciones que ya parecían enterradas en el olvido e incluso lanzamientos nuevos, han resurgido y alcanzado el éxito comercial gracias al fenómeno del Nightcore, o la versiones aceleradas de canciones originales. Esta tendencia musical que para muchos parece la novedad, tiene sus raíces de la década del 2000, con el dúo musical noruego Thomas S. Nielsen y Steffen Ojala Søderholm, conocido como Nightcore. Este subgénero se basa en el aceleramiento del tono y tiempo de la música y que ha derivado en el uso de artistas hyperpop como Charli XCX y Sophie.

Una de las primeras en conseguir un hito para su carrera este año fue RAYE. La artista independiente se hizo, o se está haciendo, un nombre en la industria musical con su sencillo Escapism. Esta canción alcanzó la cima de los UK Single Charts luego de que empezara a viralizarse una versión acelarada de esta en Tik Tok. RAYE lanzó de manera oficial la versión “Sped Up”, que hasta hoy ya acomula más de 47 millones de reproducciones en Spotify.

Lo mismo ocurrió con Steve Lacy, cantante de R&B alternativo presente en la industria musical desde 2015, quien alcanzó el reconocimiento y la fama el 2022 con su canción Bad Habit. Lanzada como el segundo sencillo de su Gemini Rights, Lacy pasó de ser un artista más underground a llegar al puesto número 1 de los Billboard Hot 100, desplanzando a Harry Styles. Al igual que RAYE, Steve lanzó la versión acelarada de Bad Habit luego de que fuera utilizada masivamente en Tik Tok. En ese entonces el cantante le dijo a The Guardian que su sello le preguntó sobre el lanzamiento de este remix, lo que el calificó como un sonido “asqueroso” pero accedió. “Esta bien, seguro soy el número 2 y quiero ser el número 1, así que adelante”, dijo Lacy.

Este subgénero musical y Tik Tok comparten algo: la rapidez. La plataforma de videos y red social, es famosa y su masividad se debe a la alta velocidad y deslizamiento rápido que hacen sus usuarios, que consumen videos con alto contenido en solo segundos. Esto es aún mejor, si están hechos con canciones más aceleradas en su tempo que las originales.

En Tik Tok el hashtag #SpedUp ha sido utilizado 16.1 billones de veces y en Spotify una playlist oficial de la plataforma sped up songs acomula más de 1 millon de “me gusta”.

Dos artistas que están viviendo el éxito hoy gracias a Tik Tok son SZA y Miguel. SZA, con su reciente álbum S.O.S y su sencillo Kill Bill y Miguel con su canción Sure Thing del 2011. SZA repitió la formula de lanzar la versión acelarada y se ha mantenido en su peak 2 en los Billboard Hot 100, mientras que Miguel, sin haber lanzado la versión sped up de su canción entró a los Billboard Hot 100, luego de más de 10 años de su lanzamiento. El sonido “Sure Thing Sped Up” acomula más de 2 millones de videos en Tik Tok.

Otros artistas que han visto un impacto en alguno de sus sencillos son: Lady Gaga con Bloody Mary, gracias a Wednesday y el baile de Jenna Ortega replicado en Tik Tok en versión acelerada, Thundercat con Them Changes y Madonna con el lanzamiento de Back That Up To The Beat en su versión demo y versión Sped up.

Son muchos los artistas que han visto este fenómeno en Tik Tok como una oportunidad. Desde artistas que están alcanzando el éxito como SZA y RAYE a artistas que parecían estar en el olvido como Miguel. Las versiones aceleradas de canciones han llegado a publicarse y lanzarse como tal, de manera oficial por los mismo artistas luego de que se empiezan a viralizar en la plataforma de videos. Pero, no debiese sorprender a nadie que próximamente seamos testigos de cómo los artistas lanzan sus canciones en modo “sped up” desde un inicio, con tal de conseguir el éxito.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.