Aterrizaje de Patricio Melero en el Ministerio del Trabajo amenaza con dificultar negociación de la reforma previsional con la oposición

Duros cuestionamientos hubo este miércoles por la designación del ahora exdiputado UDI en el cargo. Desde RN tampoco aplaudieron su designación. En los gremios fue mejor recibido. Por otro lado, la ahora exministra Zaldívar continuará ligada al proyecto que está en el Congreso, posiblemente asesorando al gobierno en la materia.


Fue en enero cuando se conoció que la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, puso sobre la mesa su intención de dejar el gabinete, pero esta idea de renunciar al cargo venía rondando desde fines del año pasado. Y finalmente se concretó este miércoles, cuando asumió como nuevo ministro del Trabajo el ahora exdiputado UDI Patricio Melero.

Previo a su confirmación como nuevo secretario de Estado, su hermano, Manuel Melero, anunció que adelantaba su dimisión a la presidencia de la Cámara Nacional de Comercio. Por otro lado, la UDI designó a Cristián Labbé hijo como diputado en su reemplazo.

Y pese a que el Presidente Sebastián Piñera destacó el rol dialogante de Melero, desde la oposición ven que esto complica la tramitación de la reforma previsional. Por ejemplo, la presidenta de la Comisión de Trabajo del Senado, Carolina Goic (DC) dijo que “el Presidente de la República por un lado llama a un acuerdo, pero por otro lado, en materia de pensiones, ha cambiado a cada rato al principal interlocutor”. La senadora agregó que “más aún, ahora lo que hace es poner al frente a un defensor de la industria, a un defensor del sistema de AFP. Con eso yo creo que el Presidente echa por la borda la posibilidad de sacar adelante la reforma de pensiones”.

Por su parte, el senador Juan Pablo Letelier (PS) sostuvo que la salida de Zaldívar y la llegada de Melero, “un duro de la UDI a esa cartera, sin duda pone un signo de interrogación sobre la viabilidad de una reforma de pensiones, aleja la posibilidad de llegar a un modelo mixto de pensiones (...) con este nombramiento, parece que el segundo piso y el Presidente Piñera han decidido dar vuelta la hoja, dejar incumplida su principal promesa de campaña que era arreglar el sistema de pensiones”.

En tanto, el senador Ricardo Lagos Weber aseguró que “el gobierno parece que definitivamente no quiere una reforma a las pensiones, parece que el gobierno ha ignorado lo que fue la principal demanda del 18 de octubre, y de esta forma lo que ha ocurrido es que vuelven los halcones a La Moneda a defender el modelo”. Mientras que la diputada Alejandra Sepúlveda (FRVS) afirmó que “va a ser compleja la relación con el exdiputado Melero (...) Hemos visto, lamentablemente, al diputado estar defendiendo en forma permanente los intereses del empresariado y más bien del gran empresariado chileno, pero además defendiendo el sistema de AFP, de capitalización individual y defendiendo a las AFP”.

En RN tampoco se lo tomaron con aplausos. Por ejemplo, el presidente de RN, Rafael Prohens, dijo que “obviamente que a RN le duele el no haber puesto un hombre de sus filas, teniendo nombres como el subsecretario Pedro Pizarro para esa cartera, sin embargo, entendemos que esta es una facultad del Presidente, y acatamos lo que él haya decidido, y vamos a seguir trabajando con disposición”.

El diputado RN, Andrés Celis, también criticó la designación del Mandatario: “No me convence que sea adecuado el nombramiento del exdiputado Melero, yo hubiese colocado una cara más amable, más conciliadora de los nuevos tiempos. Lo más criterioso hubiese sido designar al subsecretario de Previsión Social Pedro Pizarro. Un ministro que llega, más allá que haya sido miembro de la Comisión de Trabajo, es imposible que esté al tanto al detalle de todos los proyectos que se discuten como si lo está el subsecretario de Previsión Social”.

Frente a esto, y pese a la salida de Zaldívar, desde el gobierno aseguran que pensiones sigue siendo su primera prioridad y que no se puede interpretar que con este cambio el tema pierde relevancia. La misma Zaldívar lo dijo ayer tras su renuncia, y también el Presidente Piñera. El Mandatario aseguró que quedan cosas pendientes que asumirá el nuevo ministro, “como por ejemplo, la segunda etapa de la reforma previsional”, mencionó en primer lugar.

Por su parte, Zaldívar comunicó que “es importante que quede muy claro que el país necesita una reforma previsional (...) El hecho de que yo esté dejando el cargo de ministra no quiere decir que se esté dando por terminada esta reforma ni mucho menos”.

Primeros ejes de Melero

Melero ejerció como diputado gremialista desde 1990, contando ocho periodos consecutivos. Este año iba a ser el último, debido a la imposibilidad de seguir en el cargo producto de la ley que limita la reelección. Cuando Melero asumió como ministro, el Presidente Piñera fue enfático al decir: “Recuerdo que cuando él asumió el 2011 la presidencia de la Cámara dijo: ‘Los chilenos esperan que entre nosotros se privilegien más los acuerdos que las diferencias, el entendimiento más que el enfrentamiento’. Sabias palabras que tendrá que aplicar ahora como ministro del Trabajo”.

También agregó: “Conozco su espíritu dialogante, republicano y constructivo, que no solo fue el sello de su gestión como presidente de la Cámara, sino que lo ha distinguido en su fecundo desempeño como diputado y servidor público”.

Tras su nombramiento, el nuevo ministro se refirió a los desafíos para su gestión, enfocados principalmente en lograr un acuerdo con la oposición en la reforma de pensiones.

“La exministra me deja encaminado para lograr los acuerdos que nos permitan entregar a los chilenos una reforma que mejore las pensiones”, expresó Melero. En esta línea, el secretario de Estado afirmó que “ya son demasiados años como para que sigamos en espera de poder darle un sentido al trabajo que sea ha realizado concretándolo en la aprobación de una reforma previsional”.

Melero también fue consultado por las críticas que ha recibido desde la oposición por su rol en el rechazo de políticas laborales como las 40 horas y posnatal de emergencia y en cómo logrará llegar a acuerdo para el avance de la reforma previsional. “Mi actuación en el Parlamento es una etapa superada y por consiguiente hoy tengo un rol distinto. Formar parte del gobierno significa buscar todos los caminos, todos los mecanismos y todas las fuerzas para que esa reforma al sistema de pensiones retome el camino que en algún minuto logramos en la Cámara de Diputados, con su aprobación, y donde me toco tener un rol muy activo”, señaló el ministro.

Zaldívar sigue en pensiones

De todas maneras, el gobierno va a intentar que Zaldívar siga vinculada de alguna manera al tema de pensiones, lo que podría ocurrir en una figura de asesora, comentan desde La Moneda. Así, por ejemplo, podría llegar como asesora de La Moneda, en el Ministerio del Trabajo, o en Hacienda, según su disponibilidad.

Incluso, tras su salida, Zaldívar afirmó: “Yo seguiré trabajando en la concreción de esta modificación al sistema que es tan necesaria para poder mejorar las pensiones”.

El Ministerio de Hacienda también se quedaría sin su experto previsional, ya que Hermann von Gersdorff llega a la Dipres como subdirector de Racionalización y Función Pública. Por ello, en caso de que Zaldívar no actúe como nueva asesora de la cartera, de todas maneras tendrán que buscar a alguien que ocupe ese espacio.

Los gremios

Desde los gremios no se lo tomaron mal. Alejandra Cox, presidenta de la Asociación de AFP, aseguró que “frente al cambio de gabinete ocurrido esta tarde, quisiéramos en primer lugar agradecer a la exministra Zaldívar por su permanente compromiso y entrega en un cargo que sin duda fue desafiante y en el cual siempre buscó priorizar un debate serio y responsable, incluso cuando el debate parlamentario avanzó en direcciones contrarias”.

En esa línea, Cox agregó: “Esperamos que el recién nombrado ministro Patricio Melero siga comprometido con buscar acuerdos transversales que permitan avanzar en un mejor sistema de seguridad social que considere la protección a la vejez de manera integral y que también tome en cuenta las actuales y futuras características del mercado laboral, lo que sin duda impacta directamente la construcción de mejores pensiones en el futuro”.

Por su parte, el líder de la CPC, Juan Sutil, aseguró que “Patricio Melero creemos será un muy buen ministro dada su mucha experiencia política como exdiputado y miembro de la comisión laboral. Tenemos confianza que podrá llevar adelante los desafíos del país junto a los trabajadores y empleadores. Confiamos también que su experiencia permita avanzar en la necesaria reforma a las pensiones”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.