Latam en Capítulo 11 repite la “alineación” para la renovación del directorio

Ignacio Cueto, presidente de Latam.

Los principales accionistas decidieron repostular a los actuales nueve miembros de la mesa, entre los cuales la única mujer es Sonia Villalobos.


En plena temporada de junta de accionistas –que incluye la renovación de los directorios en algunos casos-, Latam Airlines tiene un condimento especial: está en pleno proceso de reorganización en el Capítulo 11 en Estados Unidos con el objetivo de esquivar la quiebra.

Y la decisión de los accionistas principales fue mantener las mismas cartas en el gobierno corporativo para darle continuidad al proceso en el que están inmersos. Así, persistirán en sus puestos en la mesa Enrique e Ignacio Cueto y Henri Philippe Reichstul, presentados por Costa Verde. Sonia Villalobos y Enrique Ostalé, son los candidatos de Delta. Nicolás Eblen, por parte de Inversiones Andes, y Alexander Wilcox, de Qatar. Las AFP, en tanto, repitieron sus cartas: Eduardo Novoa y Patrick Horn.

Imagen Enrique Cueto 22

Según la Memoria 2020, la estadounidense Delta Air Lines es el mayor accionista con el 20% de la propiedad. Grupo Cueto le sigue con el 16,39% y en tercera posición se ubica Qatar Airways con el 10%. Grupo Amaro y Grupo Eblen aparecen con el 6,4% y 4,56%, respectivamente. Esta información ya no considera el 21,88% de la familia Amaro en Costa Verde Aeronáutica, luego de la transferencia de dichas acciones a una nueva empresa, TEP Aeronáutica, de propiedad de los brasileños.

De esta manera, el equilibrio de poderes se mantiene a la espera de la evolución de la reorganización financiera de la compañía, que se acogió al Capítulo 11 de la ley de quiebras en EE.UU. en mayo del año pasado debido al impacto que le generó en sus ingresos el freno de la movilidad de las personas a nivel mundial a raíz de la pandemia.

Algunos números que dan cuenta de la situación: el segundo trimestre de 2020 voló al 6% de la capacidad original y terminó en diciembre al 40%. Las pérdidas totalizaron algo más de US$4.500 millones.

En todo caso, el año lo cerraron con US$3.000 millones en liquidez, que se componen de US$1.700 millones en efectivo y US$1.300 millones en una línea de financiamiento DIP (deudor en posesión en el marco del Capítulo 11). La estructura de costos de la empresa se redujo en 38%.

Hacia delante

El plan es que pueda salir de esta situación durante este año, para lo cual el directorio y la administración ya están dibujando la trayectoria que debería seguir la mayor aerolínea de la región en un mundo post restricciones a la movilidad.

Según publicó Pulso hace unas semanas, entre los ejes del plan resaltan dos. Uno es avanzar hacia la carbono neutralidad, debido a que consideran que será uno de los temas fuertes hacia delante.

El otro foco es la atención al cliente, para lo cual se debe potenciar los distintos canales. Se implementarán tecnologías que permitan mejorar la atención de los usuarios y así agilizar los sistemas de soluciones.

Y así lo dejó saber Roberto Alvo, CEO de la aerolínea, en el mensaje a los accionistas publicado en la memoria. “Hoy, parte importante de nuestro foco está en preparar una nueva etapa de Latam a través de un plan de reorganización que presentaremos a la Corte de Nueva York. Más allá de esta crisis sin precedentes, no desatendimos el largo plazo y trabajamos en mejorar nuestro servicio”.

Roberto Alvo, CEO de Latam: “Este proceso nos permite seguir buscando ayuda de los gobiernos o de alguna otra institución financiera”

Como ejemplo, dijo, recientemente lanzaron una nueva experiencia digital para los clientes en Ecuador, Colombia, Chile y Brasil, con el fin de que se el pasajero quien “tenga el control de su itinerario en la mayor parte de su viaje”.

“Estamos sembrando las semillas de esa transformación, que nos convertirá en un grupo aún más conectado con las demandas de nuestros clientes, con las aspiraciones de la sociedad y con los desafíos socio-ambientales de la actualidad. Queremos ser un mejor grupo de líneas aéreas post-Capítulo 11”m concluyó.

Remuneraciones al directorio

Entre los diversos puntos que se abordarán en la junta de accionistas, está la remuneración del directorio.

La firma propuso asignar como remuneración para cada miembro del directorio un monto equivalente a 60 Unidades de Fomento ($1,76 millones) por concepto de dieta mensual por asistencia a sesiones, sin considerar el número de sesiones, correspondiéndole al presidente una remuneración igual al doble que la de cualquier otro director.

Asimismo, a cada director se le pagará 48 UF ($1,4 millones) por concepto de dieta mensual por asistencia a sesiones de sub-comités del directorio, sin considerar el número de sesiones.

“Esta proposición significa mantener la remuneración que se ha aprobado para el ejercicio anterior. Se ha estimado que esta proposición es razonable atendida la situación por la que atraviesa la Compañía”, explican a los accionistas.

Ignacio Cueto

Durante 2020, el presidente de la firma, Ignacio Cueto, recibió ingresos por US$37 mil, lo que representó una caída de 36% respecto de lo percibido el ejercicio anterior.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.