Colo Colo vuelve a dividirse por la partida de Iván Morales

Iván Morales

Morales celebra un gol por Colo Colo.

En una estrecha votación, el directorio de Blanco y Negro terminó aprobando el traspaso del delantero al Cruz Azul. Las exiguas ganancias que dejará la operación frente a la inminente necesidad de fichar un nuevo atacante genera controversia en la discusión.


Iván Morales está a un paso de convertirse en el nuevo delantero del Cruz Azul mexicano. Los aztecas pagarán 450 mil dólares para llevarse al goleador de Colo Colo en la última temporada, en una operación que reabrió las divisiones en Blanco y Negro, la concesionaria que administra al Cacique. El traspaso terminó aprobándose en una dividida votación, a altas horas de la noche de este sábado, junto en la antesala de la disputa de la Supercopa, ante Universidad Católica.

Los albos terminaron aferrándose a una de las últimas opciones de obtener algún rédito por el jugador formado en sus canteras, pues el contrato del ariete vencía a mediados de año. Aún así, hubo quienes plantearon que la cifra es exigua, primero, por la importancia que Morales tiene para el Cacique y luego, fundamentalmente, porque difícilmente alcanzará para salir al mercado a buscarle un sustituto. El delantero debutó en la temporada 2016-17. Desde esa fecha, ha disputado 97 encuentros y suma 29 goles. En la última, aportó 16 conquistas en 26 duelos. Sin embargo, sobre el final de la temporada su aporte se fue diluyendo. Igualmente, Martín Lasarte lo consideró para la Selección y, de hecho, lo incluyó en el listado que afrontará la doble fecha eliminatoria ante Argentina y Bolivia. En las próximas horas, el atacante se embarcará a Calama, para comenzar a preparar ambos duelos.

La operación que permitirá su llegada a los cementeros está en su fase final. En el entorno del futbolista aclaran que el traspaso aún no está formalizado, aunque las condiciones del contrato del delantero con la escuadra cementera también están bastante avanzadas. Este lunes ya debería estar todo resuelto para que el futbolista emigre al club de Ciudad de México.

Iván Morales
Iván Morales, en un partido de Colo Colo.

Pocas opciones

En Macul ya imaginan que, después de la disputa de la Supercopa, Gustavo Quinteros volverá a pedirles refuerzos. La plaza de centrodelantero es, precisamente, la que más se ha debilitado, pues en los últimos días también se aprobó la cesión de Javier Parraguez al Sport Recife, de la Serie B brasileña. En ese contexto, aunque los albos se reforzaron con el argentino Juan Martín Lucero, quien ya ha demostrado las condiciones como para justificar su fichaje, lo que inquieta es la falta de opciones. De momento, Luciano Arriagada y Christian Santos aparecen como las opciones. El último añade un problema adicional, pues ocupa una plaza para jugador extranjero.

Aún así, en una parte del directorio de la concesionaria son escépticos respecto de la posibilidad de volver a invertir en refuerzos, considerando que ya han gastado cerca de US$ 3 millones. En efecto, ahí entran a jugar las escasas utilidades que se han obtenido ante la partida de las dos opciones ofensivas que dejan el club frente al alto costo que implicaría fichar un atacante que garantice que se transformará en un buen complemento o, eventualmente, en una buena competencia para Lucero. La decisión que se adopte en esta materia será, otra vez, motivo de fricción en la empresa que administra al Cacique.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.