Camilo Moya: “Se viene una U muy protagonista”

Seleccionado Sub 23 y titular en la U, el volante acumulaba elogios y buenas actuaciones antes de la pausa por el coronavirus. Hoy está listo para la vuelta al ruedo de la pelota.




Con 22 años, Camilo Moya, o Moyita para los más azules, se ha transformado en puntal para la U modelo Caputto. Sus préstamos en el Granada B y en San Luis parecen haberle dado el empujón necesario para encontrar una madurez futbolística que hoy lo tiene gozando un buen presente y esperanzado con el retorno de la actividad.

¿Había estado tanto tiempo sin jugar?

Nunca me había tocado estar tanto tiempo parado, y sobre todo esto de haber entrenado en casa vía Zoom. La primera semana me costó, me sentía pesado, pero es parte de no tener actividad física como antes. Pero ya después me pude acostumbrar a la normalidad.

¿Hay ansiedad?

Esta semana se me ha hecho eterna, solo quiero jugar. Veo los días y siento que sigue estando lejos el día del partido.

¿Con qué compara esa espera?

Es como cuando te pasa algo bueno y te citan para tal día y esperas a que llegue y se hace eterno. Todos hemos tenido alguna junta con algún amigo o con la mujer que te gusta, y pareciera que nunca llega ese día.

¿Se notará un bajón personal o colectivo?

A mí me costó arrancar, me sentía cansado, me dijeron que era parte de, eso sí. Pero pasando las semanas, ahora ya en lo grupal, mis compañeros y yo nos empezamos a notar muy bien en la parte física. Mis compañeros están volando. Eso te da confianza. Al cuerpo técnico también, de que se puedan venir cosas bonitas. Si empezamos con el pie derecho este reinicio de campeonato se nos pueden venir buenas cosas.

¿Del 1 al 10, cómo se siente físicamente?

Un 10. Físicamente me siento súper bien, me fui recuperando de a poco, ahora me siento muy bien. La pandemia sirvió para eso, lo fui mejorando y cuando volvimos me sentí mucho mejor.

¿Y la sensibilidad con el balón?

También costó un poco, pero me fue ayudando Hernán, David y los compañeros. Uno de los que me ayuda muchísimo en lo táctico es Tuto de Paul, que siempre me está hablando y ordenando de atrás y cada vez que terminamos un entrenamiento me dice las cosas que cree que se pueden corregir. Me ha servido mucho para volver a agarrar esa sensibilidad de todo. Tácticamente también me siento súper bien.

¿Con qué nivel de U nos vamos a encontrar?

Se viene una U muy protagonista. Lo que han demostrado mis compañeros en cada entrenamiento ilusiona mucho. Por lo que veo, física y tácticamente estamos súper bien.

¿Puede ilusionarse el hincha de la U?

Si empezamos con el pie derecho se nos pueden venir cosas muy lindas y esa confianza se te va elevando. Si ganas el primer partido después de mucho tiempo, te va dando confianza para el que viene, y así.

Aunque será como un inicio de año, siendo incluso difícil analizar a los rivales.

El cuerpo técnico ha llevado muy bien esa parte. Tenían súper preparado, desde que se supo que se iba a reanudar el campeonato, el análisis con videos de los otros equipos, como Palestino que toca ahora. Pero creo que lo más importante es enfocarse en lo nuestro.

¿Se piensa ya en Colo Colo?

Pensamos primero en el fin de semana, y después lo que va a ser el Superclásico.

A sus 22 años, ¿está donde quiere estar?

Sí, estoy muy contento. En la U estoy súper cómodo, el club se ha portado un 7 conmigo. Eso te va dando alegría y esas ganas de seguir demostrando el nivel que uno trae, e incluso mejorarlo. Me siento súper cómodo en la U, estoy feliz.

¿Qué valoración le da a Caputto en esa sensación de bienestar?

Cuando llegó fue súper importante para mí. Me fue dando la confianza, aunque tampoco dejo fuera a David Reyes. De ellos he tenido toda la confianza para poder hacer mi juego.

¿Le gusta eso de que lo comparen y digan que es el nuevo Marcelo Díaz?

Marcelo Díaz es mi ídolo y que me comparen con él, es felicidad. Lo tomo de súper buena manera. Si te están comparando con un jugador de esa calidad es porque estás haciendo bien las cosas. Lo tomo con responsabilidad. Da más motivación para hacer las cosas bien.

¿En él se refleja en el fútbol?

Veo mucho a Marcelo Díaz. Me gusta analizar cómo juega, es un espejo para mí. Y últimamente al que también veo mucho es a Thiago Alcántara.

Usted es formado en el club y lleva varios años ahí, ¿qué lugar ocupa en el camarín?

No soy de hablar mucho. Con los que me junto más soy un poco más de bromista. Pero hablo y tengo buena onda con todos, y eso te hace sentir mucho más feliz.

Galani, Cornejo, Aránguiz y usted. Mucha juventud en el mediocampo, ¿se entienden bien?

Somos jugadores jóvenes y todos tenemos el mismo objetivo, de llevar esta U a campeonar. Y ellos tienen muy claro lo que quieren en el club. Futbolísticamente no se puede decir nada malo de ellos y al final te hacen el trabajo mucho más fácil. Pablo, Galani o el Feña te hacen todo más fácil.

¿Cuánto sufrió el año pasado con la situación de la U?

Nunca se me pasó por la cabeza la idea de descender. Me sentía súper tranquilo, porque de alguna u otra forma estábamos haciendo bien las cosas, todos se entregaban al 100. Había un nivel interno muy competitivo. Entonces eso no te daba para estar preocupado de si te ibas al descenso o no. Nunca tuve esa idea, estaba súper tranquilo de que alguna u otra forma lo íbamos a sacar adelante.

¿Cuáles son sus sueños en el fútbol?

Salir campeón con la U. Y me gustaría dar el salto a Argentina y luego Europa, a España.

¿Y si llegan de México o Medio Oriente con un saco de plata, lo toma?

Creo que no tomaría ese saco. Más que la plata, quiero hacer una carrera como futbolista y hacerme conocido por lo que hago en la cancha. Si me dejo llevar por la plata, creo que podría dejar pasar demasiadas oportunidades. Quiero hacerme un nombre como futbolista y cumplir mis sueños.

¿Se siente parte del famoso recambio?

No sabría decir si soy o no parte de, pero sí que si sigo haciendo las cosas bien me va a llegar una oportunidad. Eso depende solamente de mí. Tampoco me nubla la idea si es que no me llaman, no me bajonearé o bajaré mi rendimiento. Si no me llaman, al revés, seguirá siendo una motivación para que sí me llamen.

Ahora pronto empezará un nuevo proceso eliminatorio, ¿ahí apunta?

Me encantaría. Uno trabaja para estar ahí.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.