De Arturo Vidal a Marcelo Ríos: deportistas que escupieron hacia arriba

Lo del Rey ante el Bayern no fue la primera vez. Un repaso a las declaraciones que se volvieron en contra y que, en algunos casos, terminaron con justificaciones o en un rotundo arrepentimiento.


“Claramente, se tienen mucha confianza, pero mañana no juegan contra los equipos de la Bundesliga, sino que juegan contra el Barcelona, el mejor equipo del mundo, decía Arturo Vidal en la previa del partido ante el Bayern por los cuartos de la Champions. El resultado fue una humillación histórica: 8-2 a favor del equipo alemán. Las palabras condenaron al Rey. Sin embargo, el volante chileno no ha sido el único en esta condición. Varios de sus colegas deportistas, producto de la frustración, el exitismo de un triunfo o el populismo, terminan efectuando declaraciones con las que, posteriormente, quedan presos. Acá un repaso por casos emblemáticos.


2002: El menosprecio de Alonso Zúñiga a la U, su futuro equipo

Alonso Zúñiga se identificó en los inicios de su carrera con Colo Colo. Formó parte del mítico plantel del Cacique en 2002 que fue campeón en la quiebra. Ese mismo año, en la previa de un clásico ante la Universidad de Chile, dio unas inolvidables declaraciones: “A esa raza no voy. Jamás me pondría la camiseta de la U, me llega a dar alergia”. Lo que Zúñiga nunca se imaginó es que para el apertura 2006 ficharía como el flamante refuerzo de los Azules. En su llegada al cuadro universitario cambió el tono y tuvo que salir a aclarar sus dichos: “Estoy contento porque llego a uno de los cuadros más importantes de Chile y de Sudamérica. La gente de la U es muy llana, muy solidaria y correcta. Yo conversé con gente de Los de Abajo, les ofrecí mis disculpas y tengo puras palabras de agradecimiento en estos momentos”.

2002: Marcelo Ríos incendió México

Chile visitó a México en el marco de la Copa Davis, con el objetivo de mantenerse en la Zona I Americana. La serie, en el papel, parecía abordable para el equipo nacional encabezado por Marcelo Ríos y Nicolás Massú. Ambos ganaron sus partidos en el primer día de competencia. Ríos, al término de su compromiso en el que venció a Marcelo Amador por 7-5, 6-7(3), 6-3 y 6-2, calificó el encuentro como “un buen entrenamiento”. Sus palabras indignaron al país y a los tenistas mexicanos, quienes sacaron su mejor nivel y pusieron en aprietos al equipo chileno. Los aztecas se quedaron con el dobles en el segundo día y, en un impresionante partido de tres horas y 20 minutos, el singlista Alejandro Hernández derrotó sorpresivamente a Ríos e igualó la serie en la tercera jornada. Tras el triunfo sobre el Chino, los locales contestaron: “Es una persona asquerosa, un tipo que abre mucho la boca”. Afortunadamente para Chile, Massú ganó el último punto y salvó una serie que se complicó de forma inesperada.

2007: La Roja le tapó la boca al Loco Abreu

El Centenario siempre ha sido un reducto complicado para Chile. Muchas han sido las ocasiones en que Uruguay ha goleado a La Roja en ese lugar en las distintas competiciones en las que se han enfrentado. Por lo mismo, en 2007, en la previa de la tercera jornada de las clasificatorias sudamericanas, el delantero Washington Sebastián Abreu no dudo en decir que los chilenos no efectuarían el reconocimiento del campo “para evitar ese tema del miedo escénico en el estadio Centenario”. Para mala suerte de Abreu, la tarde del 18 de noviembre de ese año el equipo dirigido por Marcelo Bielsa hizo un gran encuentro y los Charrúas solo pudieron rescatar un empate 2-2 sobre el final del partido.

2008: Otra de Vidal

“Hay otros jugadores que están en un mejor nivel”, dijo Arturo Vidal en 2008 tras quedar afuera de la nómina de La Roja para los partidos ante Bolivia en La Paz y contra Venezuela en Puerto La Cruz. Marcelo Bielsa estaba reestructurando la Selección y citó a varios futbolistas jóvenes que pudo ver en el torneo Esperanzas de Toulon ese año. El Rey, precisamente, se había negado a participar en ese campeonato amistoso. Ante esto, el Loco no dudó y lo dejó sin convocatoria. A pesar de los cuestionamientos de Vidal, los nominados se encargaron de responder en la cancha: victoria 0-2 contra los bolivianos y 2-3 ante la Vino Tinto. El volante, en ese momento en el Bayer Leverkusen, acusó posteriormente que “le dieron otra dimensión a lo que dije”. Tuvo que pedir disculpas a sus compañeros en su regreso a Pinto Durán.

2011: La amenaza de Johnny Herrera

Johnny Herrera

La casi segura llegada de Paulo Garcés, nombre vinculado a la Universidad Católica hasta ese entonces, enfureció al portero y referente de la Universidad de Chile Johnny Herrera en 2011. Tanta fue la molestia que hasta planteó la posibilidad de salir del club: “Tenemos un grupo consolidado y no queremos dañarlo. Por el bien del equipo prefiero salir yo y no (Esteban) Conde, como se ha dicho. Traer a Garcés, un jugador que me gritaba los goles en la cara en 2005, no lo entiendo. Tengo que hablar con los dirigentes”. Finalmente, el ex portero de la UC sí arribó a la U al siguiente mercado de fichajes. Herrera no renunció a los azules y tuvo que compartir puesto con el parralino en los entrenamientos.


2014: Niko Kovac se ganó el odio y las burlas mexicanas

NIKO KOVAC

México y Croacia compartieron el Grupo A de la Copa del Mundo de Brasil 2014. Ambas selecciones se midieron en la última jornada de la primera fase para definir cuál de los dos sería el último clasificado de esa zona. El partido iba a ser una guerra y, como si fuera poco, las declaraciones en la previa del encuentro efectuadas por el entrenador del seleccionado croata Niko Kovac encendieron todo: “Si a alguien le van a temblar las rodillas será a ellos (México)”. El resultado del compromiso fue 3-1 a favor de los aztecas. Kovac se tuvo que tragar sus palabras y tomar el avión de regreso a su país.

2016: El rehén Sampaoli

JORGE SAMPAOLI OK

“Sinceramente pensé que Arturo Salah entendería y me dejaría en libertad. Él mismo ha vivido esta experiencia y ha tenido que dejar su proyecto. Por eso me extrañó su postura de tenerme como rehén, contra mi voluntad. En este ambiente ya no quiero trabajar ni vivir en el país”. Esas declaraciones efectuadas por Jorge Sampaoli condenaron su estadía en Chile. No importó su excelente rendimiento con La Roja ni la Copa América obtenida meses antes. Le llovieron las críticas de los hinchas que no le perdonaron sus palabras, en medio de un conflicto con la ANFP en el que buscaba su salida de la Selección.


El casildense, al notar el revuelo que causaron sus declaraciones y al ver cómo su imagen se iba al suelo, intentó justificarse: “La interpretación de lo del Rehén tiene que ver con el contrato. Yo creo que se ha generado una polémica muy injusta. Yo estoy agradecido del pueblo chileno por acompañarnos en todo el proceso”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.