El dinero que el positivo de Jarry deja colgando

Jarry

Si no es absuelto, Nico deberá devolver los premios de la Davis y la ATP Cup, perderá el Proddar y la Beca Tokio 2020.


El dopaje de Nicolás Jarry tiene numerosas implicancias. Por ahora, la suspensión provisional del tenista tras su positivo hace presagiar que, en el mejor de los casos, podría volver a jugar en el segundo semestre, lo que significaría su desaparición del ranking y, por ende, la imposibilidad de disputar los Juegos de Tokio.

Desde el punto de vista económico, si no es absuelto de dopaje, Nico tendrá que devolver los premios en dinero desde el momento en que se produjo el positivo. En este caso, a partir de la Copa Davis. Según afirma la Federación Internacional de Tenis a La Tercera, la sanción "depende del resultado de la audiencia realizada por un Tribunal Independiente", pero deja claro que según el Programa Antidopaje de Tenis 2019, "una violación de la regla antidopaje cometida por un jugador en relación con una prueba en competencia o que surja de ella lleva automáticamente a la descalificación de los resultados obtenidos por el jugador en esa competencia, con todas las consecuencias resultantes, incluida la pérdida de cualquier medalla, título, puntos de clasificación y premios en metálico obtenidos por el jugador en esa competencia".

Tras su paso por Madrid, a Nico le correspondieron US$ 210 mil del total a repartir. La ITF advierte que, de concretarse la sanción, también deberá devolver lo obtenido en la ATP Cup (US$ 45 mil) y en la qualy del ATP 250 de Adelaida (US$ 1.385), de acuerdo a los artículos 10.1 y 10.8.

No solo eso verá afectado Nico. La beca Proddar, por la que recibe mensualmente $1.163.950 brutos, se congelará mientras dure la investigación. El reglamento, en el artículo 47º inciso "d", establece como causal de suspensión "toda infracción de norma antidopaje, establecida en el Reglamento de Control de Dopaje, aprobado por el IND y en el Código Mundial Antidopaje de la AMA". Si es absuelto, todo el dinero que dejó de recibir durante el proceso será devuelto retroactivamente. Además, el artículo 48º, en su inciso "h", determina como causal de exclusión una "sentencia firme y ejecutoriada de dopaje positivo". Da igual el tiempo de castigo.

Pero aún no han congelado la beca porque, según el Mindep, ni la AMA ni la ITF han informado formalmente a la CNCD del positivo del tenista. "Aún no ha llegado la suspensión provisional del deportista a la Comisión, por lo que no hay nada que podamos opinar ni informar", asegura Luis Alberto Santa Cruz, director del COCh y representante de este en Antidopaje. Mientras esa notificación no llegue, no suspenderán la beca del deportista.

Jarry también perdería el apoyo que le corresponde por la beca a Tokio, impulsado por Solidaridad Olímpica. Anualmente le correspondían US$ 6.450 y este año debía recibir US$ 4.300, equivalentes a los ocho primeros meses del año.

En tanto, los auspiciadores de Jarry no le van a recortar sus aportaciones, por ahora. El tenista les comunicó su situación antes de que la ITF la publicara en sus canales oficiales su caso de dopaje.

Una de ellas, eso sí, ya definió qué hará. "En ningún caso le vamos a quitar el respaldo ni a darle la espalda. Le daremos full apoyo. Nicolás lleva mucho tiempo con nosotros y el respaldo no va a cambiar, aunque se confirme el dopaje", dice Óscar Cereño, brand manager de Wilson, que le entrega raquetas.

El resto de firmas espera el desarrollo del proceso para tomar determinaciones. "Por el momento, Nicolás sigue siendo embajador de Kia. En los casos de Coria y Bellucci se pudo demostrar que hubo contaminación cruzada. Por eso, no podemos anticipar una decisión hasta que el tribunal deportivo dé su sentencia", asegura el gerente de marketing, Horacio Meléndez.

A la espera

En Nike, que provee indumentaria deportiva a Jarry, optan por esperar una resolución. "Estamos conscientes de la suspensión provisional de Nicolás Jarry y no haremos comentarios hasta que se complete el proceso", responde a través de un portavoz. Lo mismo ocurre con la AFP Habitat, para la que el tenista realizó un spot acompañado por su abuelo, Jaime Fillol. "Lamentamos la situación que afecta a Nicolás, pero no nos vamos a referir al tema. Esperamos que todo se clarifique conforme a los pasos que hay que seguir en la investigación", responden.

El tenista, que ayer se reunió junto a su padre con las autoridades deportivas chilenas, viaja hoy personalmente a Utah con el frasco de multivitamínicos para tratar de demostrar su contaminación en un laboratorio oficial de la WADA.

Comenta