Djokovic reconoce haber concedido una entrevista pese a estar contagiado de Covid-19

Djokovic emitió un comunicado en el que reconoció errores en su actuar. Foto: AFP.

El tenista serbio emitió un comunicado en el que reconoce errores "administrativos" y "humanos" a la hora de cumplir su cuarentena y en la presentación de documentos para ingresar a Australia.


La presencia de Novak Djokovic en el Abierto de Australia continúa siendo un misterio. Pese a que se le permitió la entrada y ha podido realizar algunos entrenamientos, las autoridades australianas se encuentran investigando eventuales contradicciones en su relato. De comprobarse esto, el número uno del ranking ATP podría sufrir la cancelación de su visa y ser deportado.

Los puntos principales están en que en la declaración jurada de ingreso el serbio afirmó no haber visitado ningún otro país en las dos semanas previas a su viaje a Melbourne, algo que sería contrario a sus publicaciones en las redes sociales.

Por lo mismo, Djokovic emitió un comunicado en el que reconoce algunos errores en su actuar y en la de su equipo de apoyo, a quien atribuye la realización de la declaración de viaje.

En su publicación Nole indica que “asistí a un partido de baloncesto en Belgrado el 14 de diciembre, después del cual se informó que varias personas dieron positivo con COVID 19. A pesar de no tener síntomas de COVID, me hice una prueba rápida de antígenos el 16 de diciembre, que resultó negativa, y en una abundancia de precaución, también se realizó una prueba PCR oficial y aprobada el mismo día”.

“Al día siguiente asistí a un evento de tenis en Belgrado para entregar premios a los niños y me hice una prueba rápida de antígenos antes de ir al evento, y resultó negativa”, continuó.

Estaba asintomático y me sentía bien, y no había recibido la notificación de un resultado positivo de la prueba de PCR hasta después del evento”, informó.

Pese a esto, el 18 de diciembre reconoció estar en Belgrado para una entrevista y posterior sesión fotográfica con el medio L’Equipe.

“Me sentí obligado a seguir adelante y realizar la entrevista de ‘L’Equipe’ porque no quería decepcionar al periodista, pero me aseguré de mantener la distancia social y usar una máscara, excepto cuando me estaban tomando la fotografía”, escribió.

“Si bien fui a casa después de la entrevista para aislarme durante el período requerido, pensándolo bien, esto fue un error de juicio y acepto que debería haber reprogramado este compromiso”, reconoció Djokovic.

Sobre su traslado a Australia, comentó que “en cuanto a mi declaración de viaje, mi equipo de apoyo la envió en mi nombre, como le dije a los funcionarios de inmigración a mi llegada, y mi agente se disculpa sinceramente por el error administrativo al marcar la casilla incorrecta sobre mi viaje anterior antes de venir a Australia. Esto fue un error humano y ciertamente no deliberado. Estamos viviendo tiempos difíciles en una pandemia global y, a veces, estos errores pueden ocurrir”, justificó.

“Hoy, mi equipo ha proporcionado información adicional al Gobierno de Australia para aclarar este asunto”, añadió.

“Siempre es un honor y un privilegio jugar en el Abierto de Australia. El Abierto de Australia es muy querido por los jugadores, los aficionados y la comunidad, no solo en Victoria y Australia, sino en todo el mundo, y solo quiero tener la oportunidad de competir contra los mejores jugadores del mundo y actuar ante uno de las mejores multitudes del mundo”, cerró Novak Djokovic.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.