Dudamel delata a sus invitados ante la Seremi

Rafael Dudamel debió entregar los nombres de los asistentes a la reunión en su casa. FOTO: AGENCIAUNO.

El DT informó los ocho miembros del plantel que estuvieron en su hogar. Todos serán expedientados. Mientras que el club publicó un comunicado donde rechazó "enérgicamente" la situación acontecida.


Si le quedaba alguna cuota de tranquilidad, a Rafael Dudamel se le acabó. La reunión a la que convocó a parte del plantel en su domicilio a comienzos de semana, en plena cuarentena por el coronavirus, puso al estratega en el centro de los cuestionamientos.

Ayer, durante la tarde, la Seremi se hizo presente en su hogar. Le notificó al DT del sumario sanitario que se abrió en su contra para determinar eventuales infracciones a las medidas de prevención del Covid. “Hemos recibido antecedentes de esta reunión social en el hogar del director técnico, que no corresponde por ningún motivo”, expuso la seremi Paula Labra.

En la visita de la Seremi, el estratega de la U entregó los nombres de los miembros del plantel que participaron en la cita, entre los que se cuentan jugadores y funcionarios del cuerpo técnico. Las autoridades de gobierno tomaron nota y el próximo lunes o martes notificarán a los infractores del sumario en su contra. Según dice el DT, las reuniones fueron alternadas, nunca todos juntos.

Dudamel comienza a agotar todos sus créditos. Más aún cuando nadie de la institución sabía de la cita. El técnico llanero ofreció disculpas. Esperaban incluso que pusiera su cargo a disposición, lo que no ocurrió. En el segundo piso de La Cisterna se conversó la posibilidad de despedirlo por el grave error que los exponía aún más, luego del brote que se originó en el plantel en la previa a la Copa.

Sin embargo, se concluyó que una eventual salida anticipada solo se produciría ante eventuales malos resultados deportivos. Caer este domingo podría poner fin a su ciclo, advierten. Despedirlo implicaría pagarle cuatro meses de sueldo como indemnización: US$ 128 mil ($ 93.824.000).

Y la ANFP denunció a la U ante el Tribunal de Disciplina “por un posible incumplimiento a los protocolos sanitarios”. La multa, por no ser reincidente, irá de 50 a 100 UF.

El enojo azul

Un incidente que no cayó bien en Azul Azul que reaccionó inmediatamente con un comunicado de prensa, cuyo tenor puso énfasis en la gravedad de los hechos protagonizados por el entrenador.

El club reprueba y rechaza enérgicamente la reunión realizada por el cuerpo técnico con algunos jugadores del Primer Equipo en el domicilio de nuestro entrenador Rafael Dudamel, incumpliendo las restricciones sanitarias existentes debido a la pandemia del COVID-19. La molestia institucional se le hizo ver inmediatamente a nuestro director técnico, quien asumió su error –incluso públicamente- y está arrepentido”, se lee en el mensaje del equipo.

Asimismo, la U se disculpó públicamente con las autoridades y a la comunidad en general. Además, aseguró que “se adoptaron todas las medidas internas para que situaciones similares no repitan dado que el compromiso principal de nuestra Institución continúa siendo velar por la salud de los futbolistas, staff que los acompañan y nuestros funcionarios, además de proteger la continuidad de nuestra actividad en tiempos de pandemia.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.