La hoja de ruta de Edmundo Valladares en ByN: “No vamos a pasar la aplanadora en Colo Colo”

Edmundo Valladares posa junto a la insignia de Colo Colo. FOTO: Prensa CSD Colo Colo.

Edmundo Valladares posa junto a la insignia de Colo Colo. FOTO: Prensa CSD Colo Colo.

El nuevo presidente de Blanco y Negro, que hoy vivirá su primer Superclásico en el cargo, afronta la dicotomía de asumir el control de la concesionaria contra la que siempre luchó. Explica sus planes para el Cacique y para terminar con las divisiones directivas.


La vida de Edmundo Valladares (39 años) cambió de golpe. Desde que fue ungido como el nuevo presidente de Blanco y Negro, su teléfono no para de sonar. La tranquilidad para el periodista ya no existe. Y seguro escaseará mucho durante su gestión al mando de la concesionaria que administra Colo Colo. Hoy, de hecho, vivirá su primer Superclásico en el cargo.

Por eso, en plena entrevista con La Tercera, pide un espacio para una reflexión. “En este proyecto nadie sobra, todo lo contrario. Somos una institución que se debe a la gente, que es su gran patrimonio, con millones de hinchas en Chile y el mundo que se sienten identificados con nuestra insignia y el legado de David Arellano. No es casualidad que tengamos casi 12.000 socios al día que han permitido tener una gestión en constante crecimiento y profesionalizada. Esto se debe ver plasmado en cada decisión que tomemos por el bien de esta institución que tanto amamos y a la que debemos entregar lo mejor de nosotros”, expresa de manera espontánea.

¿Tiene asumido que será cuestionado por la contradicción de pasar del “Fuera Blanco y Negro” a ser el presidente de ByN?

No creo que sea una contradicción. Nuestra búsqueda siempre ha sido y sigue siendo la recuperación de Colo Colo para sus socias, socios e hinchas. En el camino, el Club Social y Deportivo Colo Colo se ha ido empoderando y tomando todos los espacios de participación y decisión posibles, incluyendo la mesa de Blanco y Negro, precisamente para generar avances en beneficio de la gente y continuar avanzando en el camino de la recuperación. La decisión de asumir hoy la presidencia de Blanco y Negro es un paso más en este camino.

¿El fin justifica los medios, en este caso?

Nuestro medio siempre ha sido y seguirá siendo el mismo: el trabajo constante, serio, colectivo y transparente con y hacia el pueblo colocolino. Hoy más que nunca necesitamos a toda la gente cerca y empoderada para que el trabajo de años dé los frutos que queremos en esta nueva etapa.

¿Murió la aspiración de terminar con Blanco y Negro?

Desde hace mucho tiempo que hemos entablado conversaciones con los accionistas mayoritarios que hoy tienen representación en la mesa, porque entendemos que tienen un interés en rentabilizar los recursos que invirtieron. Nos interesa poder trabajar en conjunto una salida más pertinente que la venta de acciones a otros controladores nacionales o extranjeros, una que por cierto les permita recuperar su inversión, pero que también enriquezca la infraestructura y patrimonio tangible del club, y permita anticipar el término de la concesión y concretar la recuperación de la administración del fútbol y los activos de Colo Colo para su gente.

El bloque Vial apoyó su candidatura, pero hace no mucho hizo gestiones para que el Club Social saliera de Blanco y Negro....

Lo dije el mismo día que asumí este rol. Con quienes hemos tenido grandes diferencias en el pasado, hoy apoyan un proyecto serio del club, lo que está respaldado con nuestra gestión dentro de nuestra orgánica que demuestra con trabajo y resultados el constante crecimiento y el saneamiento financiero. Hace siete años tomamos un club muy distinto al de hoy. Esto es fruto del trabajo colectivo de muchas personas que componen el Club Social y Deportivo Colo Colo. Desarrollamos un programa de gobierno que compartimos y sociabilizamos con la mesa que hoy compone el directorio de Blanco y Negro, y creemos que eso finalmente encontró apoyo y una oportunidad de hacer las cosas distintas. Nos necesitamos todos en torno al trabajo y el respeto.

Usted representa y ha trabajado en sectores de izquierda. ¿Garantiza que su gestión en ByN no se politizará?

La verdad, no me imagino de dónde sacaron dicha información, la cual ha salido en más de un medio. Parto por aclarar que no milito ni he militado en ningún partido político. Pero dicho esto, también hay que decir que muchos socios, dirigentes y exdirigentes son o han sido militantes y han sido tremendos aportes. Como también hay muchos independientes. A nadie nunca se le ha preguntado si milita o no a la hora de trabajar por el club. Es muy curioso también que la militancia política solo sea tema cuando los socios e hinchas asumimos responsabilidades dirigenciales, pero nunca se han cuestionado las militancias o vínculos partidistas de empresarios desde la UDI al PS que han desfilado en posiciones dirigenciales a lo largo de toda la historia de Colo Colo y otros clubes. Lo que nosotros garantizamos es un trabajo en pos de Colo Colo y su gente: hinchas y socios.

Hasta última hora Mosa intentó que el CSyD no llegue a la presidencia. ¿Y ese discurso de que devolvería el club a sus hinchas?

Llevamos varios años con Aníbal en la mesa de Blanco y Negro, y en la misma reunión de directorio agradecí toda su entrega a Colo Colo en todos estos años, pero también conversamos con respecto a que, a nuestro entender, el club necesitaba otros liderazgos hoy. Es comprensible también que tenga preocupación respecto a la inversión que ha realizado dentro de Colo Colo, pero precisamente por eso es que hoy más que nunca necesitamos que todos compartamos un solo propósito: que Colo Colo retome la senda triunfal. Por lo demás, quisiera agregar que incluso la propuesta de Aníbal incorporaba al club en el diseño, lo que agradecemos públicamente porque confirma que todos creen que el Club Social ha hecho bien las cosas en Colo Colo.

¿De verdad cree que ahora se termina la guerra de bloques en Colo Colo?

Eso espero. El llamado es a trabajar y proponer. Las buenas ideas, mientras sean poniendo a Colo Colo y su gente en el centro, serán siempre evaluadas y bienvenidas.

¿Cómo pretende alinear a dos sectores irreconciliables?

Creo que todos debemos poner nuestras habilidades al servicio de la institución. Para esto necesitamos un gobierno corporativo con capacidad de diálogo, donde las comisiones sean espacios empoderados de coordinación y encuentro entre directivos, gerencias, jefaturas y especialistas, y así todos estemos informados de lo que pasa en la institución. Y quizás las asperezas no se limarán de inmediato, requerirá trabajo e ir quemando etapas, pero tenemos confianza en que este cambio pueda producirse.

¿Recibió garantías de independencia para la gestión en su cargo? ¿Si no le cumplen, renunciará?

La mayoría del directorio de Blanco y Negro ha mostrado su adhesión e interés al programa que hemos presentado para asumir este desafío, y esperamos que más temprano que tarde podamos tener un total respaldo, pues entendemos que las metas deportivas, económicas e institucionales que se plantean son del interés de todos, incluidos los grandes accionistas. Tampoco es nuestra intención pasar la aplanadora en Colo Colo. Entendemos que un club tan grande necesita un gobierno colegiado y dialogante, que entienda al CSD Colo Colo, la Inmobiliaria Estadio Colo Colo y Blanco y Negro S.A. como parte de un todo, que debe crecer armónicamente.

¿Cómo pretende reinstalar a Colo Colo entre los protagonistas del campeonato nacional y a nivel internacional?

Colo Colo debe construir y sostener un proyecto deportivo que articule el fútbol profesional y formativo, masculino y femenino, con metas claras y medibles que apunten a que de aquí a cinco años recuperemos el protagonismo permanente a nivel nacional. Entendemos que este es un primer paso necesario para, desde ahí, proyectarnos hacia la arena internacional. Para esto también durante los próximos cinco años debemos fortalecer el protagonismo de nuestra cantera, robusteciendo los procesos de captación, selección, formación y proyección de jugadores. Nunca podremos competir con la billetera de clubes argentinos o brasileños: la única forma en que podremos reinsertarnos internacionalmente es con una base amplia de jugadores formados en casa.

¿Usted estaba a favor o en contra de la llegada de Amor? El argentino posiblemente tapará al juvenil Gutiérrez, algo que va en contra de la política que usted anuncia.

Las decisiones técnicas son responsabilidad de un trabajo coordinado de Daniel Morón y Gustavo Quinteros, quienes tienen la confianza de este directorio para las decisiones futbolísticas. Los dirigentes debemos empoderar estos roles y acompañarlos siempre, entregándoles las mejores condiciones para desarrollar su labor y conducirnos hacia los éxitos deportivos.

¿De qué manera pretende fortalecer la dirección deportiva de Daniel Morón?

Como decía antes, Colo Colo debe construir e implementar un proyecto deportivo de largo aliento. Para que esto sea posible, es clave hacer protagonistas a las personas fundamentales para su ejecución. Así lo demuestra la experiencia internacional comparada. En Blanco y Negro han pasado seis gerentes deportivos que en promedio han durado menos de dos años. Esto tiene que cambiar.

Colo Colo tiene un hoyo de US $5,6 millones y una deuda con el Fisco que sigue creciendo. ¿Se puede llegar a fin de mes rebajando el precio de las entradas a los socios, algo que siempre pregonó la corporación?

Un aspecto positivo de estos años ha sido estabilizar los precios de las entradas de los partidos clase B e incorporar descuentos en entradas y abonos para socios del club. Esto debe mantenerse y proyectarse gradualmente hacia los clásicos y partidos internacionales, pero con responsabilidad y de la mano con el avance en dos aspecto fundamentales. Por un lado, replantear los actuales abonos bajo una figura de Socio Preferencial que asegure el acceso a los partidos y la incorporación a la base social del CSD Colo Colo. Ahí hay un potencial enorme de crecimiento que hoy no se está aprovechando. Por otro lado, el desarrollo de una estrategia comercial que permita diversificar las fuentes de recursos de ByN, disminuyendo la excesiva dependencia de los ingresos por recaudación que ha existido en los últimos años, y que ha sido una de las razones por las cuales la pandemia nos ha golpeado tan fuerte.

¿Qué ideas trae para hacer caja?

El programa que presentamos contiene varias propuestas orientadas a optimizar la estructura de costos de Blanco y Negro, mejorar su administración financiera e incrementar sus ingresos. Sobre esto último es especialmente importante aprovechar mucho mejor el potencial comercial de nuestro Estadio Monumental, como también investigar y desarrollar nuevas líneas de negocios: turismo colocolino, presencia en nuevas industrias, creación de productos y servicios institucionales. Fortalecer la explotación comercial de las redes sociales, por nombrar algunas. Además, como decía antes, la creación del Socio Preferencial tiene un potencial enorme para asegurar una base permanente de ingresos: hoy Blanco y Negro está muy atrás en materia de abonados y eso es porque se ha optado por el camino equivocado de hacer competir a los abonos con la condición de socio del club, figura mucho más arraigada y legitimada en el colocolino.

A propósito del Monumental ¿está entre sus prioridades retomar su remodelación?

El estadio Monumental es uno de nuestros mayores orgullos, pero es evidente que necesita mejoras y actualizaciones que enriquezcan la experiencia estadio y el desarrollo de muchas otras actividades. Entendemos la gestión del Monumental como un ámbito de mejora continua, cuyo desarrollo sea parte permanente del trabajo institucional. Hay mejoras urgentes en las que es necesario avanzar, con responsabilidad, pero con decisión: infraestructura para ramas deportivas, instalaciones para el fútbol joven y femenino, mejoras en baños y accesos, estudiar opciones para bajar la cancha y mejorar la visibilidad, y potenciar mucho más el Museo Monumental.

¿Fue un error el paso de Mayne Nicholls?

No creemos que valga la pena seguir escarbando en el pasado reciente. Con Harold tuvimos un diálogo permanente, construyendo acuerdos y planteando también con claridad nuestras diferencias. Hoy nos toca mirar hacia adelante, devolver a Colo Colo a donde siempre debió estar.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.