El capitán de la U habla sobre los incidentes en Rancagua : “La mayoría estaba ahí solamente para exigir que ganemos”

Fernando De Paul asegura que "no se ve bien todo lo que ocurrió", pero agrega que también "fue una mezcla de apoyo". Luego añade que en los partidos que les quedan tratarán de "salir adelante" por el renunciado técnico Esteban Valencia.


La semana pasada no fue buena para Universidad de Chile. El lunes contaban con técnico renunciado, una directiva ausente y un gerente deportivo recién asumido tratando de pagar el incendio. Finalmente, Luis Roggiero lo logró. Tras reunirse con todos los estamentos involucrado, Esteban Valencia continuó en el cargo y los jugadores prometieron que iban a demostrar su respaldo al ídolo azul, sacando buenos resultados en la cancha.

Pero las buenas intenciones chocaron contra la realidad y tras caer ante Curicó en Rancagua, un nuevo escándalo conmocionó a la institución laica: decenas de barristas invadieron la cancha de El Teniente, se enfrentaron con los jugadores y desencadenaron un espiral de violencia que terminó con amenazas de muerte para un jugador azul.

El descontento no es solo de ellos, sino de todos. Uno quiere que el equipo gane, nosotros también queremos ganar. Después., lo qué pasó no es lo ideal. Fue lamentable. Se corrió mucho riesgo”, describe el momento Fernando De Paul a Radio Azul Chile.

Uno de los barristas de la U que invadió el campo de juego en Rancagua
Uno de los barristas de la U que invadió el campo de juego en Rancagua (Foto: Agenciauno)

Le baja el perfil

Luego, el capitán del Romántico Viajero le baja el perfil a las agresiones. “Por lo que hablé con mis compañeros que estábamos ahí, la mayoría de la gente que entró fue para exigir que ganemos, que salgamos adelante, una mezcla de apoyo. Pero no se ve bien todo lo que ocurrió”, justifica.

En esa misma línea, el portero cuenta que en medio del caos, no le arrebataron la jineta de capitán como un gesto de desaprobación hacia su liderazgo en el equipo. Todo lo contrario. Según sus palabras, se la regaló a uno de los fanáticos que invadió el campo de juego. “Vino uno, me pidió la cinta de capitán y se la di, otro la polera y así, pero bueno, ojalá que no vuelvan a ocurrir estas cosas”, detalló

De Paul habla también de la salida de Valencia. “Es lamentable todo lo que está pasando, pero debíamos respaldar a Esteban en la cancha y no lo estábamos haciendo. Lo lamentamos por él, como persona, como profesional, pero seguramente seguirá ligado al club, porque también así lo quiere. Estuvo toda la vida acá. Hay que tratar de salir adelante por él”. ¿Cómo? “Enfrentar estos partidos como verdaderas finales que son”, concluyó.

La escuadra azul -con Cristián Romero en la banca- debe visitar a Ñublense este jueves, a las 20:30 horas, para intentar escapar de la zona de promoción. Curicó está a apenas tres puntos de los azules.

Sigue leyendo en El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.