Otro revés en Tribunales: El embargo de $150 millones que complica en Quilín

ANFP

La federación de fútbol de Chile perdió el juicio contra la empresa de seguridad que organizó el Mundial Sub 17 que se realizó en Chile, en 2015. Acusan no haber recibido los salarios que les prometió el Comité organizador local.




La Federación sufre un nuevo revés en Tribunales. Otro más, que se suma a su largo historial de derrotas en el último tiempo. Y con consecuencias: este 27 de junio se embargaron $150.700.00 a la cuenta corriente de la Federación, con sus dineros en el Banco Itaú Corpbanca. La notificación va dirigida a Justo Álvarez Gil, en representación de la federación de fútbol de Chile, y lo acusa de declararse en rebeldía por no presentarse a las audiencias que resolvieron el caso. Claudio Tessa, gerente general de la corporación, también es apuntado por no querer llegar a un acuerdo con la empresa demandante.

Lo cierto es que la disputa legal tiene como eje el Mundial Sub 17, que se realizó en Chile en 2015. En el 3° juzgado civil de Santiago, en 30 de octubre de 2018, la empresa Degama Seguridad y Servicios Limitada presentó una demanda contra la Federación de fútbol de Chile por la suma de $150.700.00. ¿El motivo?  "La Corporación para la Organización del Mundial de Fútbol Sub 17, y cuya existencia se prolongó sólo por unos meses, encargó, reconoció y no pago los servicios efectuados por mi representada a ésta organización, de dependencia directa y exclusiva de la Federación de FÚtbol de Chile, por concepto de servicios de seguridad entregados en el Mundial de Futbol FIFA Sub 17, en las ciudades de Concepción, Coquimbo, La Serena y Santiago, entre Octubre y noviembre de 2015, en estadios, hoteles, centros de entrenamiento y centro de acreditaciones", dice el escrito.

Tras la resolución, los abogados de Quilín solicitaron la orden de no innovar, es decir, que no se retiren las platas hasta que termine el juicio. La medida fue rechazada por los tribunales. En contacto con La Tercera, desde la ANFP entregaron su versión: "La defensa legal de la Federación de Fútbol de Chile indicó que se ha intentado un cobro en contra de esta Corporación, por una aparente deuda del Comité Organizador Local (COL) del Mundial Sub 17 de 2015, que fue administrado por una entidad autónoma e independiente, en la que efectivamente se ha generado un embargo. Actualmente esto se encuentra en la justicia ordinaria para determinar su existencia y procedencia. La FFCh ejercerá todas las acciones judiciales para la defensa de sus intereses", cierra el comunicado.

Comenta