El enojado ingreso de Alexis no alcanza para salvar al Inter frente al Bologna de Medel

FOTO: REUTERS.

El Niño Maravilla entró en el 75' en la caída de su escuadra por 1-2 ante el equipo del Pitbull, quien fue baja de último momento por un estado febril. Al tocopillano se le vio molesto por la suplencia y, pese a que tuvo tres chances de anotar, le costó entrar en juego.




Alexis Sánchez jugó 15 minutos en la derrota del Inter de Milán ante el Bologna, que tuvo como baja de último momento a Gary Medel. El delantero nacional tuvo un enojado ingreso en el 75′ en la caída de los nerazzurri por 1-2 frente a los rossoblu. Y es que, antes de entrar al campo, las cámaras lo mostraron un tanto molesto por la suplencia, pues, hace una jornada, fue figura en la goleada de su equipo al Brescia. El Pitbull, en tanto, quedó fuera de la convocatoria por un estado febril.

La escuadra que adiestra Antonio Conte tuvo un buen inicio y consiguió inaugurar los festejos en los 22′. Un centro desde la izquierda fue conectado de cabeza por Lautaro Martínez. Aunque su remate se estrelló en el vertical izquierdo del meta Łukasz Skorupski, el rebote le quedó servido a Romelu Lukaku, el autor de la apertura de la cuenta.

Al conjunto forastero le costó hacerse los espacios y superar a una sólida zaga local. Aún así, tuvo la posibilidad de igualarlo. La más clara fue un mano a mano de Riccardo Orsolini frente a Samir Handanovič, del cual el portero salió triunfador gracias a una notable parada con los pies.

La visita pasó de nuevamente rozar el empate a exhibir, por instantes, su peor cara. En el complemento, cuando los dueños de casa apostaron por una propuesta un tanto más conservadora, un disparo de distancia de Musa Barrow que dio en el palo por poco se convirtió en el 1-1. Luego, Soriano vio la tarjeta roja por reclamos. Y, minutos después, Antonio Candreva fue derribado en el área y, en efecto, penal. Martínez se paró frente al balón para ejecutar desde los 12 pasos, no obstante, se encontró con un dos veces sensacional Skorupski, quien paró el tiro del argentino y, posteriormente, el rebote que capturó Roberto Gagliardini.

El Bologna, pese a sufrir por varios minutos, no se rindió y logró revertir la situación. Demostró su garra y se las ingenió para generar peligro en el arco de Handanovič. Y, gracias a un remate de Musa Juawara en el 74′, consiguió el empate. El golpe fue triple, porque solo tres minutos después Alessandro Bastoni se fue a las duchas por doble amonestación. Todo se puso cuesta arriba para el Inter, más aún cuando, en el 80′, Barrow decretó el 1-2 tras un contragolpe.

Con Alexis ya en cancha, los nerazzurri cayeron en la desesperación y lucharon, sin éxito, contra el tiempo por alterar el resultado. Aunque el tocopillano demostró ganas e incluso tuvo tres chances de anotar, una de ellas evitada con una gran tapada de Skorupski en los 89′, se le vio desenchufado y no pudo cambiar la historia de un cuadro que pagó caro su poca efectividad.

El Inter se ubica en la tercera posición del Calcio, con 64 unidades. El Bologna, por su parte, marcha en el puesto nueve, con 41 puntos. El próximo desafío para la escuadra del Niño Maravilla será este jueves ante el Hellas Verona, mientras que el equipo de Medel hará de local este miércoles ante el Sassuolo.

Comenta