Erick Pulgar, en la mira tras borrarse de la gira por Asia: el informal partido y las vacaciones del volante que irritan en la Roja

Erick Pulgar, en el duelo entre futbolistas y cantantes del género urbano.

Erick Pulgar, en el duelo entre futbolistas y cantantes del género urbano.

El volante, cuyo pase pertenece a la Fiorentina, pero que aún debe decidir su futuro después de pasar sin notoriedad por el Galatasaray se restó del amistoso ante Corea del Sur y la Copa Kirin, la primera oportunidad para interiorizarse del sistema de trabajo de Eduardo Berizzo. Argumentó razones personales. Sin embargo, días después apareció disputando un duelo entre futbolistas y cantantes. La decisión genera profunda molestia en Juan Pinto Durán.



Erick Pulgar es uno de los llamados a transformarse en líder de la generación de recambio en la Selección. Por varias razones. A sus 28 años, aún le restan varios a buen nivel competitivo. Y ya suma una amplia experiencia en la Roja, en la que ha disputado 40 partidos y en la que participó en la obtención de un título histórico: la Copa América Centenario, en 2016. Si bien su personalidad introvertida le resta algunos puntos en ese sentido, su nutrido currículo parece compensar esa carencia: después de salir de Antofagasta, militó en la UC y dio el salto al fútbol europeo. El Bologna, la Fiorentina y el Galatasaray supieron de sus condiciones. Después de una magra temporada en el equipo turco, debe definir su futuro. Su pase aún pertenece al club viola.

Sin embargo, el antofagastino declinó del llamado a la Roja. Era uno de los 24 nominados en la lista original, que se confeccionó antes de la asunción de Eduardo Berizzo como el nuevo seleccionador chileno. Un día después de que se hiciera pública la convocatoria, la misma ANFP anunció su deserción, junto a Diego Valdés, volante del América, de México. “Razones personales ajenas a la Federación de Fútbol de Chile”, expuso la entidad que rige al fútbol chileno, a través de sus plataformas oficiales, sin especificar a qué se debía. Pulgar había privilegiado el descanso, sobre todo pensando en que deberá a volver a meditar respecto de un paso en su carrera. Se daba por descontado que se refugiaría en su tierra natal, buscando recargar energías para la próxima temporada.

La Roja siguió sufriendo bajas. Mauricio Isla fue otro de los que se marginó, aunque en su caso la explicación obedece a la necesidad de pelear por un puesto en el Flamengo y a su explícita inteción de favorecer la renovación en la Roja. “Llegó la hora de los jóvenes”, escribió en sus redes sociales. Gabriel Suazo, Clemente Montes, Brayan Cortés y Daniel González fueron excluidos por razones físicas y de salud. Eugenio Mena, Jeyson Rojas, Óscar Opazo, Fernando de Paul y Álex Ibacache entraron en sus puestos. El combinado nacional cerraba mayo con problemas y Berizzo comenzaría su ciclo sin contar con varios de los que considera como puntales de su incipiente gestión.

Erick Pulgar, en su paso por el Galatasaray.

Vacaciones y una ‘pichanga’ viral

La ausencia de Pulgar fue, en todo caso, la que más dolió. Primero, porque los motivos para declinar al llamado nunca fueron lo suficientemente claros. Y luego porque sus actuaciones posteriores tampoco explican convincentemente su ausencia en una fecha FIFA en la que, además, el nuevo entrenador de la Roja tenía previsto observar a sus nuevos dirigidos y, en rigor, conocerlos. Pese a ser uno de los elementos experimentados de la lista, el mediocampista no había alcanzado a coincidir con Berizzo en su anterior paso por la Selección, aunque el entrenador debe conservar algún recuerdo de su paso por Antofagasta, pues su explosión se produjo en la temporada 2013-14, época en la que el flamante seleccionador dirigía a O’Higgins, al que condujo al título en el Apertura 2013. De cualquier forma, parecía una oportunidad imperdible para que ambos se conocieran y para que el estratega le comunicara in situ sus principios y, fundamentalmente, lo que pretendía de él, tanto fuera como dentro del campo de juego.

De hecho, Gary Medel, el único de los baluartes de la Generación Dorada que fue considerado por Berizzo, quien no llamó a Claudio Bravo, Arturo Vidal, Charles Aránguiz ni Alexis Sánchez, fue claro al darle valor a la citación. “Ahora tenemos un nuevo staff y con muchos jugadores nuevos. La verdad es que hay que tratar de ganarse un puesto en la Selección. En la Selección jamás hay partidos amistosos, siempre son importantes”, estableció. “Tienen que venir aquí a ganarse un puesto, tratar de luchar por lo que viene a futuro. Esperemos dar lo mejor de cada uno, idealmente adaptarse a lo que pide el entrenador”, amplió.

Pulgar optó por otro camino. Hay una parte del descanso que ha mantenido en privado, pero otra que se hizo pública y que irritó considerablemente en Juan Pinto Durán: este fin de semana, el canal de Youtube Diego González TV reveló un partido amistoso en el que intervino el mediocampista. En la ‘pichanga’ se midieron futbolistas con cantantes del género urbano. Entre los jugadores que intervinieron en el encuentro estuvieron los colocolinos Joan Cruz y Jordhy Thompson, el delantero de Cobresal Juan Carlos Gaete, el portero de Antofagasta Ignacio González, el cruzado Cristóbal Finch, y el palestinista Byron Saavedra. Por el lado de los músicos actuaron Forest, Carlitos Jr, Simón la Letra, Metalingüística, los Power Peralta y Sandrino Vidal. El último es el hermano del volante que tramita su salida del Inter de Milán.

El partido se jugó el 1 de junio en Santiago Centro y no incluyó actividades adicionales de camaradería, salvo la afinidad de un encuentro entre amigos. Naturalmente, fue un desafío de baja exigencia, orientado más al registro de la anécdota que a la competencia.

Erick Pulgar, en el duelo entre futbolistas y cantantes del género urbano.
Erick Pulgar, en el duelo entre futbolistas y cantantes del género urbano.

Optimismo

En esa oportunidad, según un registro publicado por el conductor del mencionado canal en Tik-Tok, Pulgar incluso se animó a mostrar optimismo respecto de la opción chilena de clasificarse al Mundial de Qatar por la vía administrativa, en el marco de la disputa con Ecuador por la inclusión irregular de Byron Castillo. “Ojalá. Estamos ahí”, responde el nortino, cruzando los dedos como expresión de deseo frente a un eventual paso a la cita planetaria que se realizará en noviembre.

Ni esa disposición aplaca la molestia que existe en la Roja, donde consideran que Pulgar desechó una oportunidad considerable para consolidar su posición en el vestuario, pero, sobre todo, para avanzar en el conocimiento del nuevo modelo. El mediocampista queda, además, mal parado en una comparación: mientras muchos de sus compañeros sacrificaron las vacaciones para responder al llamado, Pulgar decidió optar por el descanso y la diversión.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.