La alegría antes de la tragedia: el año nuevo de Mohr en la montaña

Extracto del video de año nuevo donde se ve a Mohr en el campamento del K2.

El video muestra a la expedición desaparecida durante las celebraciones de año nuevo en la base del K2. Hoy, con la confirmación de que la búsqueda del chileno y sus dos compañeros, se transforma en una misión de recuperación de los cuerpos, el registro toma un valor especial.




Con la confirmación de que la búsqueda de Juan Pablo Mohr y sus dos compañeros perdidos ya no tiene esperanzas de vida, la cual se transforma en una misión de recuperación de los cuerpos, se comienzan a cerrar semanas de suspenso alrededor del K2. La segunda montaña más grande del mundo tiene tres nuevas víctimas. Entre jornadas de escalada y noches tempestuosas la expedición pasó sus últimos meses de vida, compartiendo con amigos y sintiendo el viento que le pegaba en la cara cuando salía de su carpa. En medio de la tristeza, un video conmueve. Se ve a Snorri, Mohr y Sadpara cantando en el campamento base del macizo asesino. Antes de siquiera pensar que ahí perderían la vida.

Quien canta a capela es el músico norteamericano Mike Posner. Fanático de las montañas, también estaba en el K2 a fines de 2020. Ahí conoció al chileno y sus compañeros. En medio del campamento entona su canción más famosa, “I Took a Pill in Ibiza”. De forma amigable, invita a los montañistas a sumarse al coro. Ahí aparece Juan Pablo, de chaqueta azul, grabando el momento. También está Sadpara arrodillado de rojo, y Snorri, también de azul, se asoma por unos segundos en el registro.


El video fue grabado el 31 de diciembre del 2020. Los montañistas, desaparecidos sin vida, pasaron el año nuevo juntos, en el campamento base del K2, acompañados de otras expediciones. El registro de poco más de tres minutos es emotivo. En ningún momento se piensa que a las afueras estaban los vientos de más de 100 kilómetros y temperaturas extremas, que meses después les quitarían la vida. Pero ese ambiente, tan inhóspito, también fue el que enamoró al chileno y sus compañeros. Mohr se fue de este mundo en el lugar que amaba.

La noticia del gobierno Pakistani, de transformar la operación de rescate en una de recuperación, de dar por muertos a los desaparecidos, ha golpeado a familiares y cercanos. Ahora comienza un camino largo para poder dar con los cuerpos, incluso de meses. En un momento así, el registro toma un valor especial. Es el ultimo video que hay de los tres compartiendo, llenos de ilusión por alcanzar la cima imposible. Meses antes de la tragedia, sonriendo y disfrutando, porque pese a que la montaña era hostil, los alpinistas la disfrutaban. La altura siempre fue su lugar especial.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.