La sorpresiva petición del Pitbull a los periodistas en su arribo a Boca Juniors: “Medel, por favor; si no mi papá me rompe las bolas”

Gary Medel regresó a Boca Juniors después de 13 años. FOTO. X@BocaJrsOficial.

El volante chileno fue presentado oficialmente en el club xeneize. Reconoció que lo “sedujo” la grandeza de club, en el retorno. “Vengo a ganarme un puesto”, confirmó, además de afirmar que “llego bien física y mentalmente (…) la agresividad nunca la he perdido”.



Gary Medel ya es, oficialmente, jugador de Boca Juniors. El chileno regresa a la Bombonera después de 13 años y fue presentado ante los medios en el club que, antes, lo albergó entre 2009 y 2011.

“Es un placer estar otra vez en Argentina. Quiero agradecer a Román estos años de amistad, cada vez que mi familia y amigos llegan a la Bombonera han sido tratados muy bien… Me siento muy feliz en este momento. Estoy convencido de lo que quiero hacer en Boca es dar lo mejor”, dijo orgullosamente el Pitbull.

Consultado sobre qué lo sedujo para volver, el chileno contestó que “el club me sedujo. Es un club gigante, quien no va a querer venir. Además, el fútbol argentino es muy competitivo, quiero demostrar que estoy para jugar en Boca Juniors”.

Asimismo, afirmó que “vine muy joven acá y no veía la magnitud de lo que era este equipo en el exterior. A través de los años me di cuenta de lo gigante que es. Ahora soy un hombre con más años, pero con la misma ilusión, tengo deseos de ganar y competir. Con ese Gary se van a encontrar”.

Un puesto en la cancha

La pregunta que surgió de manera espontánea fue en qué posición se siente más cómodo en esta etapa de su carrera. Si bien especificó las opciones, también confió que está dispuesto a todo.

“Estoy disponible para Boca, primero que todo vengo a competir, me acomodo en todas las posiciones. En Vasco jugué de central, pero también de volante. Estoy disponible para todo”, explicó el de Conchalí.

Además, agregó que “soy un jugador que comunica mucho dentro de la cancha. Quiero entregar siempre lo mejor, darme al máximo y poner tranquilidad en momentos difíciles, la agresividad nunca la he perdido, esa que he tenido siempre. Vengo a ganarme un puesto, dar lo mejor de mí para el club”.

Sin embargo, la respuesta que arrancó risas en la conferencia de prensa fue su reacción al explicar cómo se pronuncia su apellido, en un país que ha insistido con el énfasis en la primera “e”: “Medel, por favor. Si no mi papá me rompe las bolas”.

La alegría de Román

El más contento con la llegada del chileno es el presidente del club, Juan Román Riquelme. El exjugador presentó al futbolista con un discurso lleno de elogios.

Es un día muy lindo, cada vez que llega un jugador a Boca Juniors. Gary es una persona que quiero mucho, lo conozco hace muchos años”, dijo el exnúmero 10.

Y agregó que “tengo una relación más allá del fútbol y en Boca estamos felices de tenerlo en casa. Está un poco más grande que cuando lo conocí. Sabe lo mucho que lo quiero, lo respeto, ha hecho una carrera brillante. Espero que lo pase muy bien cada día”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.