Los votos de los que pende Mosa

José Miguel Sanhueza, Aníbal Mosa y Edmundo Valladares.

Edmundo Valladares y José Miguel Sanhueza son los representantes del CSyD, cuyo voto será clave el martes en el destino del actual timonel. Cuentan con un proyecto para encabezar la mesa.


El martes 2 de marzo, el directorio de Blanco y Negro realizará una sesión extraordinaria para analizar el desastre de la temporada anterior y que llevó a Colo Colo a jugar por primera vez en la historia un partido para mantener la categoría. En esa jornada, la postura del Club Social y Deportivo será clave para decidir si la mesa sufre un reordenamiento, en caso de que se vote la no continuidad de Aníbal Mosa al frente del directorio de la concesionaria.

Edmundo Valladares y José Miguel Sanhueza entregan su análisis a El Deportivo sobre el momento. “Vivimos una situación que no se puede repetir nunca más. Y ante eso, lo que cabe es hacer una fuerte y profunda autocrítica, en la cual hay que apuntar a refundar Colo Colo y revisar en serio un modelo de administración y un contrato de concesión que no dio. Porque si queremos resultados distintos, lógicamente hay que hacer cosas distintas. Pero, por sobre todo, pensamos que se trata de una mesa de Blanco y Negro que es insostenible en su actual composición”, dice el actual timonel del CSyD, cuyo registro asciende a 11 mil socios con sus cuotas al día.

Ante una eventual petición de renuncia a Mosa, Sanhueza, señala: “Creemos que debe haber una autocrítica honesta del conjunto de la mesa y de todos los que la componen y tienen que producirse cambios, pero procurando no dejar acéfalo a Blanco y Negro, que no contempla en sus estatutos mecanismos de reemplazo en caso de que se vaya toda la mesa. Es de crucial importancia que haya una autocrítica severa profunda y exhaustiva y que se encaminen cambios, tanto en nombres y en forma de trabajo que se plasmen en la Junta de Accionistas de abril o cuando corresponda”.

El sociólogo se molestó cuando Mosa enumeró una serie de decisiones unánimes. “Es un poco fácil hacer una enumeración y dar un manto de que aquí todo es unánime y no hay diferencias. Hay algunas de sentido común, pero en el tema del Seguro de Cesantía a mí no me parece un ejercicio muy honesto mostrar una pura foto final sin mostrar las discusiones que hubo en ella. Había directores que querían desde el minuto uno ir a la ley y los representantes del CSyD siempre fueron enfáticos en que había que dialogar y evitar esa posibilidad, y finalmente se termina decidiendo que hay que agotar las vías de diálogo y, como última medida, llegar a la ley. Pero decir eso y no dar cuenta de la discusión previa y las posturas es una forma de deslindar responsabilidad que no me parece”, retruca.

En cuanto a su autocrítica, sobre todo por votar en la línea con las propuestas de Mosa, Valladares se defiende: “Lógicamente que en determinadas materias hay que tomar posturas y hay cosas en que pudimos plantear mejor nuestra posición y hay otras cosas que no funcionaron de la mejor manera, pero sí creo importante destacar que más allá de lo que propusiera Aníbal Mosa o el bloque Vial hemos buscado votar lo mejor para Colo Colo, bajo nuestro modo de ver. Y dentro de la autocrítica creo que podemos haber marcado muchísimo más énfasis en materias como el envío de Matías Zaldivia a la mutualidad, donde igualmente salimos a decir que no nos parecía, el papelón organizativo del partido con Antofagasta o el ofrecimiento de los 300 mil dólares por no descender. Son ejemplos de posturas divergentes a lo que impulsó Mosa. También debimos marcar más énfasis cuando se dilató la contratación de un nuevo cuerpo técnico”.

Otra situación que marcó la semana, fue la crítica de Esteban Paredes a la corporación por estar alineados con Mosa, las que tuvieron una dura respuesta de Sanhueza. Ayer limaron asperezas. “Está todo en buen pie, fueron comentarios del momento. Las decisiones dirigenciales son duras, pero más allá de eso estamos agradecidos de él por su disposición con nosotros”, revela Valladares. Su compañero complementa: “Habíamos percibido un cierto deterioro en la comunicación, pero nos aclaró de forma rotunda que se debió a que estaba enfocado en el cierre del torneo, que no tuvo nada que ver con la votación del bono y que él fue muy enfático en rechazarlo”.

Asimismo, ambos directores no dudan en afirmar que están disponibles para encabezar la mesa. “El Club Social se ha ganado el derecho a proponer una alternativa de gobierno para el fútbol de Colo Colo”. “Nosotros estamos disponibles para encabezar la mesa, si es necesario. Creemos que es muy importante aunar y pensamos que la bisagra del CSyD puede ser muy importante para darle estabilidad, gobernabilidad a la conducción de Colo Colo”, apunta su timonel.

Igualmente, ambos se abren a la opción de salir. “Si es necesario, como parte de esa autocrítica, estamos disponibles para revisar la designación de los directores que tiene el club en Blanco y Negro”, expresa Valladares.

Sanhueza vislumbra “una discusión bien descarnada”. “Llegamos a una situación inédita para mal en la historia del club y eso hay que evaluarlo de la cabeza para abajo. Entonces, hay mucho que conversar, mucho que evaluar. Estamos disponibles para liderar esos cambios de una manera compatible con facilitar que cuando el plantel vuelva a los trabajos este miércoles se encuentre con una institución donde las aguas no estén turbulentas. Pero no anticiparía conclusiones de lo que pueda suceder el martes”, sentencia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.