Otra prórroga para Jadue

Sergio jadue

La sentencia del expresidente de la ANFP se aplazó por octava vez, para el 5 de mayo de 2020.




Nuevamente se aplaza la sentencia de Sergio Jadue en el caso de corrupción denominado FIFA Gate. Es la octava ocasión en la que se cambia la fecha del dictamen en contra del expresidente de la ANFP en Estados Unidos, donde está afincado luego de que se destapara las redes de corrupción en los dirigentes del fútbol mundial.

La fecha de la sentencia estaba programada para el 18 de noviembre, pero recibió otro aplazamiento. Esta vez fue para el 5 de mayo de 2020. La información fue publicada en la página oficial de la justicia estadounidense y revelada en twitter por el periodista Ken Bensinger, quien se ha especializado en el caso de corrupción del máximo organismo del fútbol mundial.

Jadue, quien está viviendo en Miami en calidad de testigo protegido de la FBI al colaborar con la investigación, no puede abandonar Estados Unidos. Las últimas informaciones respecto a su situación en Norteamérica dicen relación con el juicio que tuvo con su exmujer, María Inés Facuse.

El abogado del calerano en el país del norte, William M. Brodsky, envió una carta a la jueza encargada del caso, Pamela Chen, solicitando el aplazamiento.

"Estimada Juez Chen:

Nosotros representamos al señor Sergio Jadue. Le escribo para solicitar respetuosamente que la fecha de sentencia para mi cliente, originalmente fijada para el 18 de noviembre, sea aplazada para una fecha en mayo de 2020, de acuerdo con la conveniencia de la corte. Kristin Mace, Lic., uno de los fiscales asignados al caso, me ha comentado que el Gobierno consiente esta petición", señala el documento.

Esta petición se enmarca en la utilidad que tiene Jadue para la fiscalía, como informante de los persecutores del caso. El chileno se encuentra confeso por los casos de corrupción de la FIFA y la Conmebol y está esperando que se dictamine sentencia. En su calidad de testigo protegido, sin embargo, Jadue seguirá viviendo bajo custodia en Miami, con libertad para moverse dentro de la ciudad e, incluso, trabajar.

Comenta