Para recordar: lujos que terminaron en desastres

Errores que costaron insultos, derrotas o hasta campeonatos. Jugadas del fútbol chileno y de la Selección que, evidentemente, podrían haber terminado en otra cosa.




Sin el presupuesto ni la envergadura de otras ligas, el fútbol chileno siempre brinda jugadas para el recuerdo, incluso cuando se trata de chascarros. Jugadores, unos más talentosos que otros, que tuvieron la mala idea de hacer algo un poco más complejo en un momento que no era el indicado. El resultado: un error inolvidable. Fallas que en algunos casos marcaron sus carreras.

1994: El Matador no perdonó a Daniel Morón

Fue el día en que, precisamente, nació El Matador como apodo a Marcelo Salas. Ese 10 de abril el goleador azul le anotó tres goles a Colo Colo en el Estadio Nacional, en la goleada 4-1 de los laicos. El segundo es una jugada de la que Daniel Morón, emblemático portero del Cacique, todavía debe estar arrepentido. El meta controla de pecho y se saca la marca del nacido en Temuco, pero en un acto de osadía intenta volver a engancharle al artillero, que ahí sí que no perdonó: le robó el balón y anotó un gol que todavía se recuerda.


2006: La última jugada de Candelo en la U

Final del apertura 2006. Tras dos intensos partidos, Colo Colo y la Universidad de Chile definían al campeón del torneo en una dramática tanda a penales. Los azules estaban 2-1 abajo en la definición y necesitaban convertir. Esa era la misión de Mayer Candelo, talentoso volante ofensivo colombiano que quiso definir con un lujo: picó la pelota ante un joven Claudio Bravo. El portero se paró desde el suelo y, en una reacción increíble, alcanza a manotear el balón y lo desvía. Los albos se quedaron con el titulo en la cara de su archirrival, mientras que Candelo terminó su breve paso por Chile.


2008: La peor tarde de Fernando Hurtado

Seguramente el, en ese entonces, portero de Cobreloa Fernando Hurtado jamás ha olvidado este partido. Una pesadilla. La Serena goleó en casa sin piedad por 6-2 a los de Calama, en el Clausura 2008. El último tanto de los papayeros es una sentencia para el portero naranja. Hurtado controla la pelota tras un pase de un compañero, y al ser presionado por dos delanteros intenta salir con una finta, con el arco justo en su espalda. Así, Juan Quiroga solo traba el balón para anotar el sexto tanto de los locales.


2012: Renny Vega sentenció su salida de Colo Colo

Puede ser solo una mala decisión en una pésima tarde, pero la verdad es que Renny Vega, portero venezolano de Colo Colo en 2012, tiene varias de estas jugadas a lo largo de su carrera. El Cacique igualaba 1-1 ante Wanderers en el Monumental, en un partido que ya se le había complicado a los de Macul por la expulsión de Pablo Contreras a los 49’. En ese instante, Vega tuvo la mala idea de, tras recibir un pase, intentar pasar la pelota por sobre el delantero visitante. El plan del portero no resultó, el atacante le robó el balón y el venezolano solo atinó a bajar al hombre del decano, que ya se iba rumbo al gol. Fue penal y expulsión. Las fotos en las que el goleador Carlos Muñoz aparece poniéndose la camiseta amarilla para tratar de contener el penal todavía dan vueltas en las redes sociales. Finalmente, los de la Quinta Región desperdiciaron la pena máxima y el compromiso finalizó 1-1, Muñoz se transformó en héroe y Renny Vega perdió esa noche el arco de Colo Colo. Unos meses después salió del club.


2012: Christian Vilches y una jugada difícil de explicar

Una de las tardes más negras en la historia de Colo Colo. La Universidad de Chile, en el Nacional, goleaba y superaba a los albos en todos los aspectos. El equipo de Sampaoli quería más, seguía buscando y presionando. Así fue como Charles Aránguiz fue sobre Christian Vilches, entonces defensor del Cacique. El central comienza a pasarse el balón por entre las piernas, hasta que se le escapa y regala un córner, en una jugada inexplicable. Los de Macul esa tarde cayeron por 5-0, un marcador que quedó en el recuerdo.


2013: La bicicleta de Junior Fernandes

Los partidos contra Perú en Lima, generalmente, son de los más duros que tiene Chile en todo el camino clasificatorio a los mundiales. En marzo de 2013, era el debut oficial de Jorge Sampaoli, justamente contra La Blanquirroja. Ante la igualdad sin goles que había en el compromiso, el DT casildense manda a la cancha a Junior Fernandes, quien fue su dirigido en la U. Pero nada resultó como se esperaba. El delantero no tocó mucho el balón, y cuando lo hizo realizó una bicicleta con la que Perú recuperó la pelota. Los locales aprovecharon el error, salieron con rapidez y convirtieron el 1-0 que, finalmente, fue el único tanto del encuentro.


2017: El error de Marcelo Díaz

La final perdida en la Copa Confederaciones 2017 es una herida que todavía no sana. Marcelo Díaz, responsable del único tanto del partido con el que Alemania venció a La Roja, es un volante que durante toda su carrera ha destacado por su regularidad. No se equivoca casi nunca, pero ese día sí lo hizo. Al recibir un pase para organizar una nueva salida de la Selección, el mediocampista quiso salir de manera elegante con una media vuelta para sacarse la marca de Lars Stindl, pero no se percató que también lo asediaba Timo Werner, quien le robó el balón y la historia ya es conocida. Un día negro para Carepato. La única final perdida por la generación dorada.


2019: Vargas y un partido para olvidar

Chile perdía 3-0 ante Perú. El sueño de defender el título ya, prácticamente, se había terminado. La Roja se quedaba en semis. Ahí fue cuando, gracias al VAR, el juez pita un penal para el elenco chileno. Eduardo Vargas se pone frente al balón. Un delantero que siempre responde por la Selección, pero que ese día tuvo la mala ocurrencia de picar la pelota en la ejecución, lo que fue adivinado por Pedro Gallese. Ese gol le habría significado a turbomán meterse con tres goles en la tabla de los máximos artilleros de la Copa. Una noche para el olvido en todo sentido.

Comenta