Roberto Sensini: “No le veo mucho secreto a ser entrenador”

Relajado y sin problemas para hablar de su exitosa carrera como futbolista, el nuevo técnico ruletero se proyecta en la banca del elenco Oro y Cielo tras reemplazar a Javier Torrente. Hoy pone a prueba en San Carlos al titubeante líder, Universidad Católica.


Roberto Sensini (54) contesta a La Tercera y habla de lo encantado que está en Viña del Mar, ciudad a la que llegó hace un mes para asumir la banca de Everton tras la salida de Javier Torrente. El ex seleccionado argentino quiere imponer su idea de juego. Conocimiento en cancha tiene: jugó tres Mundiales (1990,1994 y 1998), defendió al Parma en su época de gloria y sacó campeón a la Lazio junto a Marcelo Salas. No dirigía desde 2015, en Atlético Rafaela.

¿Por qué Everton?

Porque Everton confió en mí. Hablé con el presidente, me contó la idea y me gustó. Hace tiempo que no dirigía y tenía ganas de volver.

¿Dudó por el riesgo de descender?

No, pero sí sabía que tenía que llegar a sumar puntos. Nos pareció un plantel muy bueno. Aún no resolvemos el descenso, faltan partidos.

¿Se había retirado de DT?

No. Estaba esperando algo que me gustara y Chile siempre me llamó la atención: es un campeonato organizado, competitivo. Quería volver a dirigir, uno no se olvida de esto.

¿No está desactualizado?

No, he viajado a Italia a completar cursos. Siempre he estado actualizado, hablando con técnicos. El fútbol va avanzando, pero uno nunca pierde la capacidad de gestión, de trasladar su experiencia o idea. No le veo mucho secreto al ser entrenador.

Torrente dijo que su mensaje ya no llegaba al plantel. ¿No pensó que venía a un camarín complicado?

Yo no podía pensar nada porque no los conocía. No encontré un camarín complicado. Es un grupo que está disponible y que en cada entrenamiento se entrega al máximo.

¿Cómo quiere que juegue Everton?

Quiero un equipo intenso. Pero no solo de correr sino que también lo sea con la pelota, en el juego.

¿Tiene los jugadores para eso?

Estamos tratando de acomodarnos con los jugadores que tenemos a disposición. Tenemos muchos volantes de buen pie y eso nos permite que el equipo tenga protagonismo.

Pachuca siempre está colocando jugadores en sus equipos. ¿No teme que le impongan futbolistas?

Nunca hablamos de eso. Hoy tengo en la cabeza terminar bien el torneo. Sí puedo decir que siempre me gustó participar en la organización del equipo, en los refuerzos.

¿Qué debe tener Everton del Sensini jugador?

Debe tener la personalidad para jugar, la movilidad y ser un equipo intenso. Hay que intentarlo.

¿Cómo sería su jugador perfecto?

Mi ídolo como jugador fue Passarella. Ese es mi tipo de jugador. Me representaba y me quería parecer a él. Mi jugador ideal debe tener la zurda de Maradona, la derecha de Zola, la agilidad de Asprilla y la pegada de Verón.

¿Dejó de lado su rol de futbolista?

Me gustaría jugar pero ya no se puede. Uno siempre piensa como jugador, pero ya estoy en otra edad.

¿Es cercano a los jugadores?

Me gusta tener diálogo, pero siempre manteniendo las distancias que nos permitan tomar decisiones.

¿Perdona indisciplinas?

Siempre digo que un jugador de fútbol debe saber que hay cosas para respetar, y si nosotros los respetamos a ellos, ellos nos deben respetar.

¿Los juveniles perdieron la pasión por el fútbol?

Hoy hay muchas cosas que no existían cuando yo era pibe. Para mí existía el fútbol y solo el fútbol. Hoy los chicos tienen más distracciones. Hay que ayudarlos más.

Usted como jugador aconsejaba a Buffon en Parma...

Sí. Él tenía 18 y le tocó debutar con el Milan. Yo tenía 10 años más que él y está bien que sea así. Hay que ayudarlos, protegerlos, sostenerlos.

¿Pensó que Buffon sería leyenda?

Se veía que era un arquerazo. En las prácticas no le podíamos hacer goles. Tenía una facilidad tremenda para atajar. Él era inconsciente de lo que hacía: estaba jugando una final y para él era algo normal.

En ese Parma comparte con Faustino Asprilla, uno que brilló en la U.

Un jugadorazo, de un agilidad tremenda. Creo que él podría haber dado mucho más por las condiciones que tenía. Tenemos muy buena relación y cada tanto hablamos.

En su paso por la U es recordado por disparar con una pistola de fogueo en una práctica...

¿Acá también la hizo? Jajaja.

También fue campeón en la Lazio con Marcelo Salas....

Un gran goleador, una gran persona. Nos tocó vivir una época muy linda en la Lazio.

¿Salas pudo haber llegado más lejos si no se hubiese lesionado en Juventus?

Sí, pero no podemos decir que no hizo nada. Tal vez la lesión le perjudicó en su carrera, pero era un jugadorazo. Es de esos delanteros que nunca se ponía nervioso.

A usted lo formó Bielsa en las inferiores en Newells...

Lo tuve en quinta división de Newells. Marcelo es una persona que ya se veía que era distinta al momento de entrenar, de pensar. A nosotros nos hacía llevar estacas de palo y las clavaba en el pasto para ejecutar movimientos. Nadie lo hacía. Después me encontré con él en la Selección. Es una persona que enseña mucho. Es muy creíble.

Pero en la Selección lo deja fuera del Mundial de 2002...

Pero venía de dos meses parado por una lesión en el Parma. Un mes antes del Mundial me lo dijo. Cuando eres jugador no entiendes la decisión, pero ahora tengo una muy buena relación.

Quizás le dolió más el penal que le sancionaron en la final del Mundial del 90, en la caída ante Alemania...

Eso también dolió. El partido fue parejo hasta el penal, que sigo diciendo que no fue. Si estuviese el Var, no cobraban el penal del 90.

En la Selección también compartió con Simeone, otro DT que hace escuela en España...

Cuando jugábamos el Cholo ya se creía técnico. Compartíamos mesa en la concentración y él ponía los cubiertos para parar equipos o preparar tácticas.

¿Cómo le afectó la muerte de Maradona?

Uno siempre esperaba que a Diego no le pasara nada. Tuvo muchas y las pasó todas. Él último periodo no estaba bien porque lo habían operado, tenía muchos problemas.

¿Cómo lo recuerda?

Lo recuerdo como el tipo que siempre ponía la cara por todos porque era Maradona. La última vez que lo vi fue cuando vino a la cancha de Newells, seis meses atrás. Ahí ya no se le veía bien.

¿Messi o Maradona?

Los dos: uno de enganche y otro más adelante. Hoy disfrutamos a Messi, pero ya lo hicimos con Diego por mucho tiempo. Espero que Leo pueda lograr algo con Argentina.

Lo aterrizo en Chile. ¿Se acabó la generación dorada?

La edad pasa para todos. Esa selección que empezó con Bielsa, pasó por Sampaoli y Pizzi era muy competitiva en todos los puestos.

¿No habrá recambio?

Es que después de Zamorano y Salas sí aparecieron otros delanteros. Chile es como Argentina, siempre saca jugadores. Pero ese equipo de Bielsa o Sampaoli no será fácil de repetir.

Ese Chile de 2015 y 2016 fue su pesadilla...

Nos ganaron dos finales. Siempre está esa rivalidad futbolística cuando se juega la Copa América. Chile, Uruguay, Brasil. Nos están ganando últimamente, pero es normal porque todo está mucho más parejo.

¿A Chile no se le teme como antes?

Es que el fútbol está más parejo. Está todo más difícil. Brasil saca diferencias y Argentina, al tener más recambio, tiene más chances. Imagine que teniendo a Maradona de DT tuvimos que ir a sufrir a Uruguay.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.