¿Se debe ir Dudamel? El gran dilema que heredarán los nuevos dueños de la U

El Director Tecnico de Universidad de Chile Rafael Dudamel, durante el partido valido por la quinta fecha del Torneo Nacional entre Colo Colo vs Universidad de Chile, disputado en el Estadio Monumental. Foto: AgenciaUno.

El Director Tecnico de Universidad de Chile Rafael Dudamel, durante el partido valido por la quinta fecha del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2021, entre Colo Colo vs Universidad de Chile, disputado en el Estadio Monumental. Foto: AgenciaUno.

De momento, los controladores entrantes no tienen previsto despedir en su arribo al entrenador durante el proceso de transición. El venezolano, cuestionado aún más tras la derrota frente a Colo Colo, suma otro fracaso a una lista de polémicas y decepciones desde que tomó la banca estudiantil.


Rafael Dudamel depende de los nuevos controladores. Los dirigentes entrantes, que asumirán formalmente a fines de mayo, resolverán su continuidad a cargo de un equipo laico que parece navegar sin rumbo. De momento, según pudo averiguar El Deportivo, el llanero no está fuera de La Cisterna, pese a las críticas y decepción que existe por el bajo nivel de los estudiantiles. Durante el tiempo que demore el proceso de transición la idea de salir a buscar un técnico no está dentro de las prioridades.

El estratega parece sumar día tras días episodios negros a sus antecedentes como técnico azul. Otro Superclásico cuyo resultado parece saberse desde antes. Otro objetivo no logrado por un técnico de Universidad de Chile. Y en el caso de Rafael Dudamel es peor, puesto que es la segunda oportunidad que tuvo para asaltar el Monumental y quebrar la historia. En enero empató sin goles en un partido olvidable ante el peor Colo Colo de todos los tiempos; y hoy pierde por la mínima cuando la U, como en tantas otras ocasiones, mereció más.

La victoria que podría haber grabado el nombre del venezolano en los libros del club laico ya no es posible. La derrota está consumada y los ojos de la prensa, los hinchas, los jugadores y la institución están sobre su calva cabeza. Un problema que se suma a tantos que Dudamel ha ido acumulando desde que arribó al CDA, tanto dentro como fuera de la cancha.

Las polémicas son numerosas y se suceden en gravedad. En su llegada no supo manejar de buena manera el camarín azul y sus decisiones —así como las de Azul Azul— precipitaron el retiro de Walter Montillo. No solo eso: destruyó la pareja futbolística que había formado con Joaquín Larrivey, máximo goleador del equipo en la temporada pasada.

Desde que firmó por el Chuncho el 6 de noviembre de 2020, solo él y sus ayudantes saben a lo que juega la Universidad de Chile. No existe una idea clara, un proceso concreto, un mecanismo concienzudo que salte a la vista de aquellos que ven los partidos de la U. En pocos partidos se les ha visto ser dominadores absolutos; en la mayoría las victorias nacen desde lo emocional y algún arrebato individual, como lo que sucedió ante Unión Española la temporada pasada.

La relación con Azul Azul tampoco ha sido la mejor. El exarquero de la Vinotinto no tuvo reparos en criticar durante una mediática conferencia de prensa la falta de refuerzos por parte de los dirigentes. “Nunca me había tocado vivir una situación similar. Hay una directoría deportiva que no solo está compuesta por una persona, sino que por dos, que se encargan de presentarles al directorio opciones en cada una de las posiciones, pero muy poco, ni con el respeto o espacio suficiente, se tomó en cuenta la voz del entrenador”, señaló en febrero, criticando la falta de refuerzos.

19 de Abril del 2021/RANCAGUA El Director Tecnico de Universidad de Chile Rafael Dudamel, durante el partido valido por la cuarta fecha del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2021, entre Universidad de Chile vs Union Espa–ola, disputado en el Estadio El Teniente. FOTO:JAVIER VALDES LARRONDO/AGENCIAUNO

El logro que significó clasificar a la fase previa de la Copa Libertadores se esfumó prontamente tras caer ante San Lorenzo en una eliminatoria de dos partidos. En Santiago, la U empató 1-1 teniendo un jugador más por varios minutos, mientras que en Argentina los universitarios cayeron por 0-2, dejando una pobre imagen.

Polémica fuera de la cancha

Por si fuera poco, a comienzos de abril Dudamel sostuvo una reunión privada en su departamento con varios jugadores azules, pese a que la situación sanitaria del país lo prohibía. La Seremi de Salud incluso inició una investigación para aclarar lo sucedido y la ANFP hizo lo mismo con la intención de pasar las multas correspondientes. “Muchas veces queremos compartir y complementar información sobre el juego y desde esa idea, si es cierto que entraron y salieron algunos jugadores de mi residencia. En donde yo les esperaba con mi cuerpo técnico, tres o cuatro de ellos, para poder compartir alguna información”, se disculpó Dudamel.

Lo cierto es que aquella situación colmó a los directivos de Azul Azul, que incluso discutieron sobre su despido. Esperaban que el venezolano pusiera su cargo a disposición, pero no ocurrió. Finalmente decidieron que sería removido del cargo solo por resultados deportivos.

Los cuales no han sido los mejores. Dudamel acumula 21 partidos jugados, apenas seis ganados, 11 empatados y cuatro perdidos, lo que da un 46,03% de rendimiento. En el Torneo Nacional apenas acumula cinco puntos de 12 posibles.

Paradójicamentte, fue ante Colo Colo donde la U mostró una buena versión, sobre todo durante el primer tiempo. El llanero planteó un equipo poblado en el mediocampo para neutralizar a Gil, lo cual resultó en los primeros 45 minutos. Esto no pudo ser replicado por sus dirigidos en el segundo tiempo, lo cual sería injusto achacárselo al técnico.

Tras la derrota ante Colo Colo, aseguró que no piensa en renunciar y que no tiene nada que reprocharle a sus jugadores: “Si mi puesto está en juego es un análisis de ustedes los periodistas, yo no me puedo hacer eco, solo del análisis del partido, lo que tengo que hacer cada día es mirar como a actúa el equipo y de lo otro no puedo responder. No tengo respuesta para tu pregunta”.

Así, la decisión queda en manos de Azul Azul. Ya habiendo asegurado que un eventual despido de Dudamel será solo por cuestiones deportivas, cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿Cuánto es suficiente para los regentes de la U? ¿Cuántas derrotas? ¿Cuántas polémicas? ¿Cuánto mal juego? La respuesta solo la conocen Sergio Vargas, Rodrigo Goldberg y Cristián Aubert.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.