Wiemberg vs. Cuevas: el fichaje de un lateral izquierdo desata un conflicto entre Paulucci y Cruzados

La llegada de un lateral izquierdo tiene inquieto a Cristian Paulucci.

La llegada de un lateral izquierdo tiene inquieto a Cristian Paulucci. Foto: Agenciauno.

El defensa de Unión La Calera es la prioridad del técnico de Universidad Católica. Sin embargo, la mesa presidida por Juan Tagle estimó que el costo del cementero era muy alto para el exiguo presupuesto del club, a diferencia del Cimbi, quien tiene el pase en su poder y puede fichar como jugador libre. La situación tiene incómodo al DT, porque el ex Huachipato no es de su gusto y teme que los hinchas, ya descontentos con los refuerzos del equipo, lo apunten a él como responsable por ficharlo.



El ambiente no está tranquilo en Universidad Católica. A solo días de su debut en el Torneo Nacional ante Coquimbo Unido, la llegada de un lateral izquierdo ha provocado muchísima incomodidad en San Carlos de Apoquindo, partiendo por el cuerpo técnico. Por un lado, están los deseos de Cristian Paulucci, entrenador del tetracampeón. Y por otro, el pensamiento del directorio encabezado por Juan Tagle. Ambas partes chocan al respecto.

Mientras la prioridad del DT argentino es el fichaje de Erick Wiemberg, de 27 años, Cruzados prefiere la opción de Cristian Cuevas. ¿Por qué? Por una cuestión económica. Cuando el tetracampeón del fútbol chileno le consultó a Unión La Calera por el zurdo, el precio fue cercano a los US$ 500 mil. Demasiado para el acotado presupuesto de Cruzados, que solo hasta septiembre del año pasado registró pérdidas por más de 2 mil millones de pesos.

En cambio, la situación del Cimbi es diametralmente opuesta. El defensa de 26 años quedó libre tras su paso por Huachipato, lo que seduce a la concesionaria, cuya política es apostar en su gran mayoría por jugadores con el pase en su poder, para no tener que comprarlos ni desembolsar recursos que escasean, salvo en contadas excepciones.

De hecho, Jorge Correa, gerente general del conjunto acerero, revela que ellos como club no tienen nada que ver en la posible llegada del ex Chelsea a la precordillera, pues ya no pertenece a sus registros. “Cristian Cuevas fue el único jugador que terminaba contrato con nosotros. El resto del plantel tenía contrato vigente. Con respecto a lo que se comenta de su posible llegada a Católica, no estamos nosotros de por medio”, aseguró el ejecutivo a El Deportivo.

Pues bien, resulta que el Cimbi no es del gusto de Paulucci, según confidencian allegados al técnico. Es más, el Flaco está molesto, inquieto e incómodo, porque está consciente del descontento de los hinchas con el mercado de refuerzos de la UC en 2022, en el que llegaron Lucas Melano, Sebastián Galani y Nicolás Peranic. En el papel, solo suplentes.

El DT se siente apuntado injustamente por los hinchas, ya que lo responsabilizan de la posible llegada de Cuevas. Y cómo no, si él como adiestrador del primer equipo tiene como una de sus principales tareas la conformación del plantel, un ítem que tiene decepcionados a gran parte de los simpatizantes del cuadro de la franja.

Como siempre, las diferencias entre Pelado Termo y el directorio que encabeza Juan Tagle se han mantenido en la más absoluta reserva, como suele ocurrir con los conflictos que se general en San Carlos de Apoquindo. Pese a que forma parte del club hace años, el transandino, que reemplazó con gran éxito a Gustavo Poyet en 2021, le cuesta asimilar la política tan austera de Cruzados.

En medio está José María Buljubasich, gerente deportivo de la sociedad anónima y amigo íntimo de Paulucci. El Tati constituye un nexo entre los dueños del club y el plantel de honor. Esta semana, durante la presentación de Peranic, aseguró que llegarán uno o dos jugadores más, aunque no especificó las posiciones.

El técnico del tetracampeón espera que uno de esos fichajes sea el de Wiemberg, un futbolista que llena su gusto. ¿El otro? Un volante mixto de características ofensivas que ocupe el lugar de Luciano Aued, quien se recupera de un problema torácico.

Sin embargo, los problemas para Paulucci no se circunscriben solo a la exigua billetera cruzada. El Flaco verá seriamente afectada la solidez defensiva de su oncena titular, ya que Valber Huerta, el pilar de la zaga de la UC, partirá al Toluca mexicano. Un jugador difícil de reemplazar.

Curiosamente, la venta de Valber también puede beneficiar las pretensiones del técnico de armar un plantel más competitivo para 2022, ya que la transancción le reportará US$ 2 millones al cuadro estudiantil y porque tendrá que salir a buscar un reemplazante a la altura del melipillano.

No obstante, el DT teme que ese dinero no sea usado para reforzar al equipo, ya que, como explicó Buljubasich en diciembre, tras la fallida venta de Huerta al Palmeiras, ese dinero solo habría recibido para compensar las cuantiosas pérdidas que ha sufrido Cruzados debido a la pandemia de Covid-19.

La UC inicia su camino al pentacampeonato en medio de inquietud interna, con un cuerpo técnico disconforme porque Erick Wiemberg, el lateral izquiero solicitado, no llegará por una cuestión monetaria y porque la hinchada los apuntará a ellos como responsables del fichaje de un jugador que no les llena el gusto, pero que convence al directorio por su bajo costo económico, el que implica alrededor de US$ 100 mil.

Respuesta de Cruzados

A través de las redes sociales, Juan Tagle, el presidente de Cruzados, se refirió al conflicto que existe en Cruzados y el técnico cruzado por el fichaje del lateral izquierdo.

“La información de esta nota es falsa de principio a fin y desmiento tajantemente que exista algún conflicto con nuestro entrenador. El plantel se está armando en pleno acuerdo con el Cuerpo Técnico. Cada uno puede tener su propia opinión, pero no su propia informació”, señaló.

Por otro lado, una fuente del club aseguró que fue Paulucci quien descartó el nombre de Erick Wiemberg para solicitar el fichaje de Cristian Cuevas, en una reunión con Buljubasich.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.