2020: La hoja de ruta que Chile Vamos le pide al gobierno

Reunión del comité directivo de Chile Vamos

FOTO: HANS SCOTT / AGENCIAUNO

El Presidente Piñera liderará mañana dos reuniones con parlamentarios de Chile Vamos, previo al consejo de gabinete en el que se trazarán los lineamientos para este año. En la antesala de esos encuentros, dirigentes del bloque piden reforzar algunas iniciativas, reorientar el despliegue de los ministros y ajustar, en algunas áreas, la acción del Ejecutivo.


Dos reuniones encabezará mañana el Mandatario Sebastián Piñera en el palacio presidencial de Cerro Castillo, en Viña del Mar: una con diputados y otra con senadores del oficialismo. Los encuentros se realizarán en la antesala del consejo de gabinete de este fin de semana, cuyo principal objetivo es trazar una hoja de ruta para este 2020, en medio de la crisis social y en un año en el que Chile Vamos enfrentará su primer desafío electoral.

Hasta ahora, han sido varios los dirigentes del bloque que, en las semanas previas, han planteado sus reparos a la línea que está siguiendo el Ejecutivo, sobre todo en respuesta a la crisis y respecto al proceso constituyente, junto con manifestar los temas a los que se les debiera poner prioridad. En ese contexto, en la antesala de la reunión con Piñera y del consejo de gabinete, desde Chile Vamos piden una serie de acciones para reforzar algunas iniciativas, reorientar el despliegue que deben tener los ministros y también para ajustar, en algunas áreas, la acción del Ejecutivo.

"El itinerario está claro: lo que se está haciendo en materia de pensiones y con ingreso mínimo garantizado, la nueva ley de Fonasa, lo que se ha hecho en materia de seguridad, como la ley antisaqueos. Creo que eso apunta a una forma de enfrentar temas que son vitales para lo que viene, así que la idea es ver cómo podemos fortalecer esa línea, que es la que tenemos que seguir y que, además, tiene que ver con cómo uno tiene que ejercer el gobierno actualmente", dice el senador Juan Antonio Coloma (UDI).

El diputado Francisco Eguiguren (RN) afirma que "me gustaría ver a un Presidente que hiciera un balance súper ajustado a la realidad, con una autocrítica muy profunda". A su juicio, "la primera autocrítica es no haber tenido la fuerza para haber impuesto el orden público desde el primer momento". Así, recalca que "la primera medida es darles respaldo a Carabineros". Otro punto que plantea son las demandas sociales, área en la que dice esperar que "el gobierno se raje el bolsillo y que, de verdad, las respuestas vayan más allá de lo que la derecha normalmente ha propuesto en estos temas".

En ese sentido, el presidente de RN, Mario Desbordes, dice que "la crisis está lejos de terminar y comete un error quien crea que esto se acabó". Así, señala que "espero que los ministros se puedan desplegar por el territorio, en términos muy políticos, y al que no le guste la arista política, que deje su cargo a disposición". Además, señala que "hay que concentrarse en las medidas que tienen mayor impacto, que son las demandas más sentidas; la reforma previsional es la madre de todas la batallas y tiene que haber disposición del gobierno a dialogar y a ceder incluso un poco, aunque no podemos traspasar ciertos límites; además, el Ministerio de Salud tiene que hacer más esfuerzos en la modernización de Fonasa; y en orden público se requiere un refuerzo a la labor de Carabineros".

Ayer, además, la Segpres entregó a parlamentarios oficialistas una minuta de 9 páginas, titulada "Balance a 100 días de la crisis", en la que se resumen las iniciativas que se han impulsado –incluyéndose una tabla en la que se informa su estado de avance–y se señala que "las movilizaciones iniciadas el 18 de octubre significaron no sólo el levantamiento de demandas sociales, sino que también de violencia y una polarización que impedía cualquier tipo de entendimiento, limitando los avances para alcanzar un Chile más justo y menos desigual". Además se lee que, a través del proceso constituyente, "el gobierno del Presidente Piñera logró dar un cauce institucional y democrático, sustentada en el diálogo y los acuerdos, a una situación social y política compleja, fortaleciendo el valor de los acuerdos".

Respecto al proceso constituyente, el diputado Jaime Bellolio (UDI) agrega un elemento adicional a lo que plantean al interior del sector: la necesidad de establecer un trabajo coordinado en el bloque, un tema que ha dividido a Chile Vamos y que, a la vez, ha complicado a La Moneda, que ha buscado mantener prescindencia frente al proceso. "Espero que definamos como coalición cómo será nuestro trabajo en el contenido constitucional y ofrecer plena gobernabilidad en los dos años de gobierno que restan", comenta.

Desde Evópoli, el diputado Pablo Kast agrega que "lo que hemos conversado como bancada es hacerle una invitación al Presidente a que nos enfoquemos en lo importante" y en "hacer un esfuerzo especial, por parte del gobierno, de explicarle a la gente qué cosas realmente están en juego con el proceso constituyente y cuáles no, porque creo que hay mucha confusión". En esa línea, enfatiza que "gran parte del desprestigio y la poca valoración que tenemos los partidos tiene que ver con esta discordancia entre lo que la ciudadanía le preocupa y lo que los políticos discuten; hay que volver a conectar la agenda".

El senador Felipe Kast (Evópoli), en tanto, comenta que en el caso de su partido "hay al menos dos materias que son centrales", en las que menciona la agenda social y las materias vinculadas con infancia, además de la reforma al Estado. "Tan importante como la agenda social es poder reformar el Estado para que terminemos con esta fractura que existe en Chile, en donde algunos tienen posibilidades de acceder a bienes privados de servicios públicos y otros que se tienen que conformar con la mediocridad del Estado", dice.

En sintonía con los cuestionamientos de algunos parlamentarios del oficialismo, el diputado Miguel Mellado (RN) –quien no asistirá al encuentro con Piñera– dice que "siento que nos están cargando todo el peso de la crisis. Nosotros como Cámara hemos trabajado fuertemente para sacar adelante los proyectos sociales que nos han enviado y que les han puesto urgencias (...), pero el problema está adentro del propio gobierno".

Comenta